El Luchadero

Una más

No salimos de una y así como quien lava entramos en otra. Al parecer no ha gustado que saliésemos airosos con el nuevo Reglamento de Armas porque el proyecto de modificación del reglamento de artículos pirotécnicos y de cartuchería se las trae.

01 ago. 2011 - 1.907 lecturas - No hay comentarios

Pretenden la barbaridad de obligar a los cazadores a que presenten la guía de pertenencia del arma para comprar cartuchos y a que los armeros registren en dos libros todos los detalles de la transacción. Hecho que no se da en ningún país alguno del mundo.

Otra cosa es la munición metálica. Al parecer existe en el Ministerio del Interior algún personaje que esta pensando todo el día como meter mano a los cazadores por injusta que sea la causa. ¡Señores! Que los ladrones y chorizos no tienen guía de pertenencia ni necesitan cartuchos para delinquir. Busquen donde saben y dejen en paz a los cazadores que hay menos cartuchos que “raposos” de vía estrecha y doble moral que tienen incluso la desvergüenza de erigirse salvadores patrios.

No existe país de nuestro ámbito cultural o político que esté sometido a un control tan absurdo, en el que se unen la falta de peligrosidad de la munición no metálica, con la carencia de incidentes históricos de problemas de seguridad pública en la venta de este artículo.

La imposición de una medida de este tipo supondrá para la industria cartuchera un auténtico mazazo a nivel estatal y un drama para Euskadi que con sus tres fábricas produce el 90% de la cartuchería del estado como segundo fabricante del mundo. Pero qué importa que se cierren fábricas y vaya gente al paro mientras a nuestras cabezas pensantes no les toquen su peculio.

Es triste que en este país los límites de los despropósitos políticos estén todavía sin referenciarse. Al menos por nuestra parte vamos a intentar volverles a meter en la vereda a los de siempre y para ello nada mejor que todos aquellos que deseen presentar alegaciones consulten la página web de la ONC.