No Perdamos el Norte

24 sep. 2010 11:11

12 comentarios
4.705 lecturas

Se nos jodió el romanticismo

Es hoy que, acudiendo a mi mensual cita con Federcaza, lo hago con desgana. Me analizo, y disecciono tanto mis últimas columnas como las de otros más versados columnistas, y caigo en la apatía.

Francisco Chan Francisco Chan

Mes tras mes, llegamos a nuestros lectores dando una imagen, habitualmente de lucha y reivindicación por la caza, por sus derechos y contra sus enemigos.

Pienso que tendemos, algunas veces, a sacralizarla. Solemos caer en este exceso. Tampoco esto debería ser así porque, como actividad humana que es, es imperfecta y, dependiendo del ser humano en cuyas manos caiga incluso puede llegar a ser sucia. También puede llegar a ser sucio y falso el amor, la compasión, o el perdón. Un alma oscura puede expresar estos sentimientos, otra cosa es que sea capaz de interiorizarlos.

Todo lo que se ama apasionadamente despierta en el ser humano sentimientos encontrados. La caza no iba a ser menos. Siempre he dicho que la caza pone a descubierto lo mejor y lo peor de cada individuo. Esto es incuestionable.

Tienen nuestras batidas y monterías fama de servir para hacer negocios, ello no está lejos de la realidad. A mí me están enseñando estas citas monteras, un día tras otro, con quien nunca debo de hacerlos. ¡Que es más importante que lo contrario!

Hace algún tiempo sufrimos una profunda decepción con un compañero, y raro es el año en que algún otro colega no se queda por el camino. Cuándo pienso en ello lo veo como normal, ya que no todos viven el gusto por la caza escasa y salvaje como los que pensamos que, más importante que el tiro fácil y cerconero, es la cercanía de los compañeros, su amistad limpia y sincera, en igualdad con la limpieza que es de esperar en el lance, lejos del furtivismo.

Pienso, sinceramente, que esta es la caza que la mayor parte de los amantes de la sierra ejercemos. Pero no todos.

Es por el derecho a la caza por lo que suelen luchar muchos columnistas, y en lo poco que pueda aportar, yo entre ellos. Cuánto más no se sacrifican otros que, desde las federaciones y asociaciones procaza, palman pasta y un tiempo precioso robado a sus familias, se lo aseguro. En estas asociaciones, son contados con los dedos de una mano los que llevan interés pecuniario en la encomienda. Esos son los menos, los más son los otros. Pero no todos los cazadores merecen estos desvelos, aunque sea gracias a ellos, que a día de hoy todos podamos cazar.

Tanto pelear por la caza de derecho hace que nos olvidemos de que entre nuestras filas hay más de los que nos gustaría ejerciendo la despreciable y desmedida afición por ‘esos dos ojitos que brillan por la noche’.

Otras veces aparecen en nuestras cuadrillas personas cuyo mayor interés es utilizar la caza para medrar socialmente, éstos suelen cansarse pronto de las pandillas de auténticos monteros deportivos y, solos o en compañía de otros, desembarcan, más pronto que tarde, en la compra de gloria facilona en un cercón, más acorde con su pretendida alcurnia.

Es un trabajo interesante esforzarse en la criba del grano y la paja que, aunque juntos están en la era, no es bueno que pasen mezclados al silo de nuestro día a día.

Hemos de pensar muy a menudo, sobre todo yo que soy de los que más pecan de esto, que nos pasamos la vida dando la cara por nuestra pasión y no percibimos, con la diligencia debida, cuanta mala paja y espiga tenemos mezclada con el grano.

El ejercicio cinegético, como pasión telúrica, incontenible e instintiva que es, enlaza muchas veces con otras pulsiones humanas similares, como puede ser el deseo sexual, por poner un ejemplo. Unos lo practican desde una relación amplia y enriquecedora, y otros practican el aquí te pillo, aquí te mato. Es humano, cada uno con su libertad y entre adultos libres hacen de su capa un sayo, y así debe ser.

Pero si en este campo no estaríamos dispuestos a ser encubridores de una práctica ilegal… ¿Por qué callamos y hacemos el tonto con quienes sabemos que dentro de nuestros grupos son unos puñeteros furtivos?

¿Cuántas veces hemos regresado a nuestras casas teniendo conciencia de que aquellos dos que quedaban haciendo tiempo en el bar, querían realmente darse un paseo nocturno ‘foco en ristre’?… Es por todo ello que, entre sucedidos de situaciones cercanas, datos que me llegan de cazaderos que pateo y noticias de prensa donde dicen que se van de rositas señores que han trincado presuntamente con pasamontañas y silenciador. No puedo afirmar otra cosa que no sea que… «se me ha jodido el romanticismo cinegético». De tanto usarlo, seguramente.

Publicado en Federcaza de septiembre de 2010

 

12 comentarios
24 sep. 2010 13:44
JVF
JVF
Amen Sr Chan amen......lo malo es que estamos mas expuestos a que se nos trinque por gilipolleces a los que que vemos la luz del día legalmente que a los que prefieren la oscuridad de la noche a para ver la naturaleza a traves de sus focos......¿ se ha parado a pensar en lo curioso del tema? ¿ Cuando se patrulla más y se controla ? o mejor por una simple cuestión de probabildad a quien controlan más..............
Es tan sencillo como ¿ cuantas patrullas se hacen de día? y por la noche???????.....Por ejemplo la Xunta.....
El tema da para mucho pero....en fin....
28 sep. 2010 00:37
friera
Sr. Chan , por raros motivos de la red es la segunda vez que tengo que escrivir esto , pero lo hago con sumo gusto. Soy un asiduo lector de sus articulos y por regla general coincido con sus opiniones sobre la actividad cinigètica y sus circunstancias , aunque le dirè que se centra Vd. demasiado en Galicia , y le animo a que se salga de su cominidad.
Pero en este caso , tengo que discrepar.
Las pasiones telùricas que Vd. cita no solo se limitan al("Amor y la Caza") y a las ("Putas y los Furtivos").
Yo , que como Vd. somos capaces de Sacralizar la caza , no me resigno a que cuatro o cuarenta , o cuatrocientos indeseables influyan con sus actos en mi forma de sentir y entender la Caza.
Si conozco sus actividades furtivas las denuncio , con todas las consecuencias ; y me quedo tan tranquilo.
Entre tanto , los puticlubs estàn hay , y el que quiere ir va.Tenemos que vivir con ellos.
Yo para ir a Cazar tengo que estar enamorado.No se si me entiende ; soy un romàntico y no puedo permitir nadie de los que vd. cita , con sus actividades poco recomendables influyan en mi forma de sentir y entender la Caza . Enamorado lo estoy desde hace 38 años.
Espero que a Vd. tampoco. Un saludo cordial.
29 sep. 2010 14:47
Francisco Chan  
Les agradezco sus opiniones, a ambos. En el caso del Sr. Friera, me hace sentirme alagado y agradecido por el seguimiento que hace de mis opiniones. Me alegro también de sus discrepancias, ello mantiene siempre el debate vivo. Para eso sirve esto, para que todos aprendamos y disfrutemos del debate. Lo otro sería dar una clase magistral y ni tengo capacidad, ni apetencia por tales actividades.
Le entiendo Friera, usted está enamorado de la caza, otros muchos lo estamos, creo a todos los que nos pasa esto no es probable que nos entren esas ansias de carnicero que parecen dominar a un pequeño pero ruidoso grupo de los "nuestros".

No me asusto de nada, ya he visto demasiadas cosas. Cuando he hablado de furtivos en este post, lo he hecho a partir de convicciones. Cuando he tenido pruebas, o indicios útiles para obtenerlas el Seprona, se las he participado a la autoridad.
Pero muchas veces no tenemos más que una convicción íntima y eso no es una prueba. Suficiente será esa desconfianza, para hacerle el vacío a quién avergüenza nuestro afán, pero para nada más.
Si me centro demasiado en mi comunidad, no me extraña. Es la realidad en que vivo. Desgraciadamente las cosas están así. Cada autonomía es un reino de taifas y es triste que soluciones que son globales a todo el norte, cada una las trata a remedo de Juan Palomo.
De todas formas suelo aportar datos de mis salidas a Asturias, CyL, Cataluña, Extremadura etc. La cuestión es que muchos de los opinadores y sus opiniones son también gallegos y el debate se localiza demasiado. Los temas a tratar suelen ser inherentes al tercio norte, pero es cierto que se está particularizando en el hecho galaico. Algunas veces incluso los participantes han usado el gallego como idioma en el debate. Aunque soy bilingüe, eso no me gusta. Deberían de usar otro de los idiomas españoles que además nos es común a todos, el Castellano.
Creo que es más importante lo que se dice que en que idioma se dice, siempre que se haga con respeto. Piense, compañero, que el el penúltimo post, incluso han usado el francés para transmitir datos y opiniones más que sensatas e interesantes.

Gracias por todo, a ambos.
30 sep. 2010 11:42
A. Mata  
Lo clavas. Pero los pesimistas, como yo, y creo que cada vez más como tú, lo tenemos todo perdido. O nos toca la 'primi' y hacemos un medio donde se pueda decir todo, absolutamente todo, o somos esclavos de lo que somos... Pero, por la parte que me toca, ole tus... 'güevos', que iba a decir cojones. Tengo ganas, muchas, de hablar contigo, pero de momento no tengo ni un minuto, aunque a ver si empieza esto y podemos respirar. Un fuerte abrazo y como decimos los manchegos 'p'arriba y p'alante', siempre.
04 oct. 2010 23:43
friera
Hasta que os toque la "primi" , que no la "Trini" y podais decir lo que querais ; por favor ; !!Escribid lo que pensais¡¡ ; con eso , los que estamos a esta parte podemos pensar en lo que decis y decir lo que pensamos. (pido excusas por escribir con "V", pero no tengo corrector.... Animo .
06 oct. 2010 14:22
Kachi
Kachi  
Me he tenido que leer tres veces el articulo porque no entendía por donde ibas querido Paco.

Haces un pregunta :

“…Pero si en este campo no estaríamos dispuestos a ser encubridores de una práctica ilegal… ¿Por qué callamos y hacemos el tonto con quienes sabemos que dentro de nuestros grupos son unos puñeteros furtivos?...”

Y yo te doy una respuesta: Pues por lo mismo que no denunciamos al tío que cobra una pensión de invalidez y salta a la comba en el gimnasio todas las tardes, o a ese que cobrando el subsidio de desempleo te coloca las baldosas del baño, o a los bárbaros que destrozan una papelera a golpes y nos cruzamos cuando ellos vuelven tajadas y nosotros dejamos la cama caliente para cazar o….para hacer el salvaje según otros, no denunciamos sencillamente porque somos Españoles y la caza, que es de todos, se asemeja al patrimonio estatal que como también es de todos aquí parece que se traduce como que no tiene dueño.

La caza es de todos y todos deberíamos cuidarla, porque a veces hace más daño una autovía que proyecta un tío que no ha pegado un tiro en toda su vida que un desaprensivo “farero”.

Te voy a contar una anécdota que sucedió en un viaje, de caza para más señas, allende los Pirineos :

Resulta que al cazador alemán que nos tenía alojados un temporal le había destrozado parte del tejado de su casa, mi amigo le pregunto sí el seguro se lo cubría y el hombre contestó que no, que de esos daños se hacía cargo el estado, al preguntar como verificaba el estado los daños ocasionados el alemán nos indicó que el cubría una solicitud en la que figuraba el coste de la reparación y que automáticamente el estado abonaba el importe, -Caramba- dijo mi amigo –Entonces pon el doble y cambia todo el tejado hombre-, el hombre le observo como asustado y dijo que eso era imposible, que como iba a hacer eso con el dinero de todos, obviamente le indicamos lo que sucedería en España, no dudo ni un segundo en decir que sí el viese que su vecino hacía eso de inmediato lo denunciaba ante el órgano competente.

Pues eso mismo….con todo, motivo por el cual a los alemanes les permiten llevar un Drilling con un tiro del siete abajo y un cartucho de perdigones arriba, porque cazan sencillamente lo que les está permitido cazar.

Ahora bien, si me preguntas dónde prefiero cazar y con el aval de que he catado algún que otro destino, muy pocos pero escogidos y a sabiendas de que todo lo que cazaba era (si no me la han colado) salvaje, te diré que donde mejor me encuentro es cazando en casa, al lado de los de siempre y que con el tiempo uno acaba comprobando como el valor de las cosas no se mide en centímetros o en gramos e incluso ni la decencia del alemán me haría cambiar a los de toda la vida, con los que me encuentro tan a gusto que me parece afortunado cazar en un lugar pequeñito del norte de España a pesar de que la urracas tengan manchas, pero es que si no tuviesen manchas ¿Serían urracas?

A veces la satisfacción es ver como maduran los noveles y se hacen cazadores de verdad, no por el miedo al castigo sino por ese afán de hacer las cosas mejor y eso, al menos a mí, me ha hecho volver a ser romántico.

Un saludo.
06 oct. 2010 20:36
Francisco Chan  
Kachi, solo un gallego es capaz a descifrar a otro.
Son sentimientos muy íntimos de injusticia, traición, engaños. En la caza también afloran, quizás es donde más facilmente afloran y cuando lo hacen duelen, porque uno espera estos tropiezos en la selva del dia a dia, no en el momento en que te entregas a la caza y a las vivencias francas con tus compañeros. Es durante la caza cuando desarmamos la coraza previsora que llevamos a diario en nuestra vida laboral.
Cuando esa confianza se ve mancillada alrededor del sacrosanto monteo, surgen estos gritos desesperados, que te hacen llamar realmente furtivo y desleal a quien ayer solo imaginabas como cazador y amigo.

Tengo un problema....Me identifico demasiado con el alemán de tu ejemplo.

Nota: A. Mata te he mandado varios correos, si lo has cambiado, ponte en contacto con el Webmaster y te dará el mio.

Gracias y buena caza
07 oct. 2010 09:51
JVF
JVF
Estimado Sr Chan,

Yo también soy de los que piensa un poco como los alemanes pero el tiempo le enseña a uno que en esto de la caza lo mejor es no tomarse las cosas demasiado a pecho, entre otras cosas por que uno no arregla nada es un problema cultural y de momento...... le veo mal remedio, coincido con Kachy en que donde uno se siente más a gusto es en casa independientemente de que haya cosas que a veces nos hagan hervir la sangre....... yo soy de los que cree que el primero y al único que no se puede decepcionar es a uno mismo independientemente de lo que haya a nuestro alredor. Eso es lo que diferencia a los hombres de las babosas que van por el suelo arrastrandose y dejando sus mocos.....lo bueno es que a veces alguno se ahoga en sus propias babas....
08 oct. 2010 14:20
Kachi
Kachi  
Quizá el haber sido ofendido tantas veces acaba haciendo que uno pase de todo, pero no vendría mal destapar alguna careta, en eso te doy toda la razón amigo Paco.

Lo peor es que te tomen por tontolculo, eso ya jode un poquito más, cuestión de matizar con el interfecto que sus fechorías son vox populi, a mí nunca me han dolido prendas en decirle a un tío a la cara, allí donde se encuentre y lo encuentre, mi opinión al respecto.

El que la hace siempre tendrá encima la espada de Damocles, en este caso suelen ser pero los que van de piadosos y castos por el mundo y luego cuando te das la vuelta son exactamente igual que casi todos, pero bueno uno de esos conoce un porrón, no te imaginas cuantos grandes cazadores llevan miserablemente muertos ocultos en el fondo de sus zurrones, lo triste es que uno se queda absorto y boquiabierto cuando en alguna revista, en algún foro de internet, en alguna asociación de relevante apellido, alguno de esos zombies no solo se atreve a dictar sentencia sino que además se vuelve juez y parte.

Quizá el peligro de esta cofradía amigo Paco es que como ya dijo Nuestro señor en cierta ocasión, el que esté libre de pecado que arroje el primer guijarro, y ojito porque en una sociedad donde el que más razón tiene es el que más alto grita, los alaridos del respetable pueden hacer que al santo sencillamente no se le escuche.

Ay si las escopetas conociesen la lengua del manco.

Un Abrazo
12 oct. 2010 00:39
verdadero
Señalar de boquilla es gratutito, no cuesta nada y, sin embargo, puede hacer mucho daño a corto plazo, (el "rumorea y miente que algo siempre queda" funcionó desde la antigua Roma) pero el tiempo acaba poniendo en su sitio a los que mienten, calumnian o hablan de oídas; sin embargo, el daño ya está hecho, y es mayor sobre la persona calumniada que sobre los calumniadores, ya que ellos se limitan a desdecirse de lo que habían afirmado en un principio con o sin conocimiento de causa, mientras que sobre los calumniados siembre queda un halo o sombra de duda, basada en comentarios de bar.

Los furtivos reincidentes acaban cayendo, como en el cuento de la lechera. Para muestra y botón, ayer mismo, uno con arma desenfundada en el coche.

Saludos.
14 oct. 2010 14:38
Romántico
Ya el hecho que le felicite y secunde A.Mata lo dice todo. Trabajo que me ha ahorrado. Tal para cuál. Es más que suficiente nefasto aval, y clarificador del todo del talante y contenido.
Por cierto, Mata, Matita, Matojo, a ver si te escapas de tu cinismo por un rato y abres a los comentarios y críticas de los demás tus panfletos, en vez de cacarear que vas a tener que comprar un periódico para poder escribir lo que pienses...
15 oct. 2010 19:08
Francisco Chan  
Amigo Romántico, lo suyo es de pena.
Siempre hay uno para dar la nota, y ese es usted.
No me extraña que Mata deje los comentarios abieros solo a REGISTRADOS, usted es un ejemplo de lo que tan gratamente se pierde.
Le aconsejo que busque ayuda, necesita relajarse. Puente Viesgo le cae cerca, es un buen lugar.Y recuerde que el cocido montañés es buenísimo, pero cuidado con sus digestiones...
Francisco Chan El blog de la Asoc. de Clubes de Caza Maior de Galicia

Conversaciones Activas

RSS