Diario de Caza

No sé qué pensar...

He vuelto a Guara…

11 ago. 2009 - 4.394 lecturas - 11 comentarios

El mes pasado, harto de dormir mal por el calor, pertreché la autocaravana y acompañado de mujer e hija, me largué al norte.

Decidimos subir a Ordesa y, tanto les había hablado de lo bonito que es Guara, que allá fuimos a parar. Naturalmente que comimos en Pozán de Vero y, por supuesto, llevé a la familia a que vieran los profundos cañones cercanos al collado de San Caprasio.

He de contaros que me sorprendió verlos tan distintos a cuando, en Noviembre, solemos asomarnos a ellos. Ahora, en vez del murmullo del agua, subían hasta nosotros voces de un montón de gente que hacía barranquismo o que simplemente se bañaba en las pozas de agua que quedaban allá abajo. Parecían hormigas. Y entre ellos y nosotros el vuelo de los buitres entrando y saliendo a los nidos… una preciosidad.

En Lecina, visita obligada al árbol milenario y como el vehículo no cabía por la calle, no pude subir a Betorz por mis medios. Llamé a Ramón Broto y tuvo la deferencia de bajar a por nosotros e invitarnos a comer. Me callaré el menú porque me vais a tomar odio.

Pero a lo que voy.

En la sobremesa surgió, entre tantos, el tema de los cambios de comportamiento que se van apreciando en algunos animales.

Charlamos de los buitres que, por falta de cadáveres de animales, llevan ya tiempo atacando a corderos recién nacidos y, según he oído, se atreven ya con algún que otro ternero…

Pero lo que me dejó boquiabierto es lo que me contó Broto, que lleva tantas horas de monte que no es para dudar de su palabra.

Afirma que él ha visto a las liebres, que allí llaman raboseras, perseguir a los perdigones de una pollada a plena luz del día. Me contó con pelos y señales que la última vez fue andando por la carretera. Sorprendió a una liebre corriendo detrás de las perdicillas mientras la madre las defendía como podía.

Sé que esto reabre el debate que se suscitó en los foros hace algún tiempo sobre si las liebres comían carne o no. Me quedé medio convencido cuando se me argumentó que su estómago no es capaz de digerir ese tipo de alimento. No obstante, mi padre y otra mucha gente, siempre mantuvo que sí lo hacían. Y contaban macabras historias de la guerra.

Ahora tengo serias dudas otra vez…

 

11 comentarios

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada C4:

  A B C D
1 urraca elefante rebeco codorniz
2 becada lobo ciervo perdiz
3 corzo conejo zorzal oso
4 torcaz liebre paloma zorro

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

11 ago. 2009 19:45
makis
makis   «¡Disfruta granuja y procrea, que en ti depositamos todas nuestras esperanzas!»
Amigo Che, yo no te puedo asegurar que las liebres coman carne pues no me he parado a mirar el contenido de sus estómagos.

Pero si te puedo decir que de noche las he visto comiqueando cadáveres de animales en las carreteras, sobre todo en verano.

Además te puedo relatar la anécdota de una noche de verano me dirigía aun pueblo vecino y en una bajada bastante recta de 1 Km +ó-, un camión mediano que iba delante mía se le cruzan dos galgos en la carretera, esquiva uno pero el otro pasa a mejor vida quedando situado justamente en la mediana de una estrecha carretera comarcal, he de decir que en aquel tiempo no excesívamente transitada como hoy.

El galgo era de gran envergadura y quedo estirazado boca arriba pisando la linea divisoria de la carretera tal largo como era, de tal manera que se podía pasar a derecha o izquierda sin tener que pisar el cadáver, que debido a su envergadura todo el que pasaba trataba por todo los medios de evitar.

Tengo que decir que el galgo a consecuencia del porrazo presentaba la cavidad torácica con un gran agujero por el que salían sus tripas, que reposaban lánguidamente junto a el.

Pues bien una vez de regreso a las 3 de la madrugada, al enfilar con las luces largas la cuesta, esta vez hacia arriba, me veo el bulto del perro a lo lejos, que para describir mejor estaba en la mediana, a lo largo, con las patas traseras mirando hacia mi, con lo que el tórax sobresalia hacia arriba, pero además vi una liebre comiqueando sobre sus tripas que se aparto raudo antes de yo llegar.

Pero justamente cuando estaba casi encima, del interior del agujero del tórax del perro salio otra liebre que estaba en su interior, con tan mala fortuna que murió atropellada por mi, me detuve y tras examinarla, solo te puedo decir que la liebre tenia todo el pelaje cubierto de sangre( que no era suya), y la cabeza y el cuello me recordó a los documentales de los buitres cuando los introducen en los cadáveres y los sacan totalmente rojos, naturalmente la tire con asco en ese mismo instante, por lo que no puedo dar fé del contenido del estomago.

Después he pensado varias veces en el asunto, y albergo otra hipótesis que es que debido a ser verano, con las temperaturas de la campiña Sevillana (calor del cagarse), puede que las liebres no acudan tanto a comer carne, pero si a beberse la sangre del cadáver, pues al agua tienen difícil acceso en verano y a largas distancias, y actúen como varias tribus africanas, que sangran sus animales para beber su sangre si no encuentran agua.

Perdona si he sido un poco macabro en la descripcion del escenario, pero de otra forma hubiera costado mas situarse y comprenderlo.

Solo te puedo decir que de esto hace mas de 25 años, y desde entonces no he vuelto a comer liebre, jamas de los jamases.

Saludos.

Makis.
11 ago. 2009 20:22
Manuel2009
Querido Che,

Es un placer leerte de nuevo -incluso en prosa- y aprender, de paso. Supongo que no es tan extraño que las liebres o los conejos puedan mordisquear carroña, porque tampoco andan muy lejos de la familia de los roedores..., pero no creo que ataquen y coman seres vivos, ni siquiera los perdigones de la pollada a que aludes, sino que otros motivos de índole territorial o incluso por proteger su propia camada de lebratos pueden haberla llevado a esa actitud aparentemente "predadora".

En cuanto al amigo Makis, le sugiero que ignore los hábitos alimenticios de animales tan próximos como los cochinos o las gallinas de corral, bastante más escatológicos que los de las liebres, o me temo que se hará vegetariano...

Un fuerte abrazo.

Manuel (ex-Sarasketa)
13 ago. 2009 13:04
el cojito
el cojito «mi historial de publicaciones»
..seguro, me explico aparte de aficionado al reclamo, hubo un tiempo que hice bastantes aguardos de cochinos, y de todos es sabido que un animal muerto en el campo, sea una vaca un cabllo ect. es visitado por los cochinos para comer de el, pues bien yo las he visto de compartir festin, ahora verlas a ellas de cazar para comer, eso no lo se.

Saludos de un jaulero.
14 ago. 2009 03:41
collverd
collverd
yo no las he visto nunca pero en mi pueblo, si que se ha comentado siempre que cuando paren las ovejas o cabras se comen la placenta,pero cazar para comer lo dudo mucho,un saludo che
14 ago. 2009 13:51
petrolo
petrolo
Buenas a todos, y como no al señor Che, yo no creo que mi abuelo a mi me fuera a mentir, me comentaba que sobre todo en verano que era cuando más ovejas se morián, estas se abandonaban en el campo, no como ahora que está prohibido por lo menos en mi zona (en teoría), la gente que iba a las esperas del jabalí o acechar los conejos con la luna observaban muchas veces a las liebres comer de los cadáveres putrefactos de las ovejas.
Yo siempre me he preguntado si en teoría los conejos y las liebres comen lo mismo por que la carne no tiene el mismo color ni olor, un pollo de granja y uno de corral no tienen el mismo color de carne ni sabor, y es porque no comen lo mismo.
Ahora también pienso que el hambre es muy mala y que lo que no mata engorda, por eso si me invitan a un plato de arroz con liebre o liebre con jarapos o gurullos, como dicen por aquí, no lo rechazo porque esta de muerte.
Un saludo a todos y que los gobernantes y algunos llamados verdes no os amargen la vida.
15 ago. 2009 10:19
Ramón
Liebres practicando la necrofagia como nosotros que curioso. Yo alguna vez he atropellado liebres y me las he comido, no me gusta desaprovechar los restos del cadáver de un animal.
17 ago. 2009 18:00
perdixperdix
Viene de muy antiguo el que sila liebre come o no cad.averes. Yo no lo puedo negar, pero ai que he visto comer a las liebres los brotes, todavia blancos, de la jugosa hierba que nace bajo la carroña de un animal muerto.
17 ago. 2009 20:30
Francisco65
Si comen carne o no, no lo sé exactamente si he comentado el tema con algún amigo que bien sabe de esto, y lo que me dijo es que lo que buscan cuando se deja un cadaver de un asno, mulo, vaca o oveja por poner algún ejemplo lo que buscan en lo que contienen las " tripas" de estos animales en su interior que no es otra cosa que materia vegatal, lo que si comen y es conocido y lo puedo asegurar son los escremetos de los burros, caballos, mulos generalmente cuando están secos, porque es hierba o grano.
18 ago. 2009 01:25
Falco peregrinus
Falco peregrinus
Suele acontecer, que en determinadas cuestiones,como la que nos plantea el amigo Ché,sea el asombro de propios y extraños,pero yo a las pruebas me remito.Sería allá por el año 1987,cuando este vuestro humilde servidor,se sorprendió por las huellas de dientes, que habían dejado las liebres,en un cadáver de una oveja que a la postre yacía en un paraje de Los Montes de León.En principio supuse que se trataría del festín que se habían dado los ratones,pero mi suegro me sacó de la confusión, ya que él si que las ha visto en numerosas ocasiones,dándose el festín con los despojos de varias ovejas.Así que no se asombre nadie porque es absolutamente cierto.¿Debido a qué comportamiento?, no lo sé,ahí tendra la respuesta el experto en comportamiento animal, a lo mejor es mas sencillo de lo que parece.
En otro orden de cosas, amigo Ché, te agradezco sobremanera tu intervención, ya que se te estaba extrañando por estos lares, y no nos impacientes con tus ausencias de meses, ya que es un verdadero placer leerte.Un abrazo para todos.
21 ago. 2009 23:08
trojos_de_paja
Es la primera vez que me decido a escribir en un blog de esta web,este tema simerece la pena de verdad.

En primer lugar decir que me enorgullece el oir que hay gente que despúes de atropellar una liebre se molesta aún en bajarse del vehiculo y recogerla, seguramente para degustarla en una buena cena con los amigos de caceria o con la familia.Yo lo llevo haciendo desde mi adolescencia,da igual liebres, conejos o perdices, la carne es carne como tal y si es de caza aún mejor..

Nunca he llegado a ver nitidamente a una liebre comiendo carroña y menos aún un pollo de perdiz, pero puedo asegurar que seguramente y no es tran extraño realicen este tipo de práctica.
Tengamos en cuenta que cualquier consumo de placentas, contenidos de estómagos,carne y visceras en un gran aporte de proteinas, tan necesarias en epócas de reproducción así como para animales de energía explosiva (liebre,conejo).

Por lo tanto el que alguna liebre ocasional consuma este tipo de alimento no sería tran extraño, aunque repito que mis ojos aún no lo han visto.

Tambien racordemos que en mi tierra (CyL) el envenenamiento de liebres y lebreles a cuasa de comer ratones envenados y muertos es un hecho real, y no a muerto una ni dos liebres sino miles.Paremos a pensar.

Mi mas sincero saludo al señor CHE.
25 ago. 2009 18:32
lbarata
Bueno, Che, un abrazo fuerte!

Mr Makis
Solo para decir que me admiro con lo de que la gente pase en la carretera, y no es una autopista, y no pare el coche, no se baje y no quite del medio del camino un perro atropellado, muerto, no solo por la gente que ahí pasa o por el ascoso de estar allí pero si por la dignidad que cualquier animal nos merece.
Un saludo a todos,
Luis
Juan José Guevara Juan José Guevara es reconocido forero de Club de Caza y escribe con el nick de Che.

Conversaciones Activas

RSS