Desde mi Tronera

Es una crueldad matar córvidos ahora

Miren ustedes, sin ambigüedades de ningún tipo, haya muchos o pocos córvidos en su coto, considero un crimen su descaste ahora. Y lo considero así, simple y llanamente porque están criando. PUNTO.

19 mar. 2013 - 6.629 lecturas - 12 comentarios

Es más, los problemas de la caza menor no se solucionan solamente descastando urracas y demás córvidos. Ni mucho menos. Antes de incidir en un ecosistema hay que auditarlo técnicamente, pues a lo mejor los córvidos están jugando un papel de nivelación que no se aprecia a ojo de buen fotocopiador de planes cinegéticos. Un grave problema cuya punta del iceberg está asomando ahora. Ay… si se auditaran esas asociaciones de cotos, empresas varias relacionadas con la caza, la conservación medioambiental y similares. Ya han empezado a aflorar desmanes, unos con publicidad y otros, sin ella. Tarde o temprano se destaparán muchos escándalos cuando se empiecen a meter con las plantillas que callan mientras cobren. Pues hay muchas adjudicaciones digitales (a dedo) y demasiadas constituciones políticas prestas a admitir a quienes no tienen cojones para aprobar una oposición.

Quienes fuimos niños de pueblo y nacimos con los genes de la caza más estimulados que los demás, hemos roto muchos pantalones subiendo a los árboles en pos de unos nidos de urraca que de aquella no se asomaban a la ciudad ni a los pueblos. Y, como todo hay que decirlo, nos hemos pegado buenas costaladas al trepar a árboles tales como los chopos, cuyas ramas cascaban fácilmente. Los olmos eran más seguros, pero ahora ya no existen, pues la grafiosis se los ha llevado y no se hace nada por recuperarlos. Si acaso, plantar alguna especie alóctona en su lugar para terminar de joder el invento.

Terminada la temporada de caza, nuestros fenicios y grandes gestores orgánicos de los cotos quieren prolongar la desveda matando urracas y córvidos en general dándose cuenta de su abundancia precisamente ahora, en estas fechas, en las cuales están ya nidificando las urracas. Sepan que ya estarían enguerando de no haber tenido una climatología adversa que se lo ha impedido. Oigan, que las urracas han estado en el coto desde principios de temporada. ¿No las habían visto? No nos vengan ahora con semejante martingala. Y encima hay quien lo publica sin darse cuenta de que algunos nos leemos hasta las esquelas funerarias. Estoy seguro de que no mienten, pero por empatía con las aves que nos iniciaron en la caza, no debemos abatirlas cuando están criando, ya que dejarían que su prole muriera de inanición. Jamás un cazador prolonga la muerte de un animal. Es más, sin recurrir a razonamientos filosóficos muy manidos, les diré que si el cazador pudiera dar vida al animal una vez cazado, lo haría. No tengan ustedes ninguna duda al respecto.


EN ESPAÑA, TODAVÍA NO EXISTE UNA HOMOLOACIÓN DE MÉTODOS PARA EL CONTROL DE PREDADORES

Sí. Ya sé de los cursos llevados a cabo por la Real Federación Española de Caza y hasta de lo legislado y por legislar del ministerio de la cosa. ¡¡¡Pájaros y flores!!!

Se venden jaulas hexagonales u octogonales donde se mete una urraca de reclamo en el centro, no les miento, pues reconozco el invento como eficaz y selectivo, pero no es de recibo cuando la urraca está criando. Armatoste que también utilizan en las ciudades los matabichos para capturar palomitas domésticas y torcaces, pero ahora han descubierto que con el cañón de lanzar la red a las previamente cebadas, se acaba antes y cuesta menos. Mi reproche es el mismo que el de a quienes utilizan esas jaulas en épocas de cría de cualquier ave.

Los desmanes de los descastes son una consecuencia directa de que en España no hay estipulados unos periodos y métodos unificados para el control de predadores. Y no los hay ni para las ciudades ni para el campo. En las ciudades los abaten los matabichos profesionales junto a las ratas y los piojos. Y en el campo, se ha puesto por costumbre acercarse sigilosamente a los nidos de córvidos y dispararles cuando la madre está engüerando la nidada. Disparan un par de tiros al nido y allí perece la madre junto a sus huevos o crías de días. ¡¡¡Qué machos!!!

En el norte peninsular las urracas se han refugiado en las ciudades y han desequilibrado una pirámide trófica de la que no hace caso nadie. Sepan que hay una más rica biodiversidad en las ciudades que en el campo. Y la hay como consecuencia de que las ciudades están menos contaminadas que el campo. Que ya es decir.

Lo que de verdad me fastidia es que en los parques naturales y demás figuras oficiales llamen a los guardas o paguen a ciertos tiradores para nivelar las poblaciones. Pero luego, para matar urracas y estorninos nos llamen a los cazadores y encima nos sintamos orgullosos por ello.


UNA POSIBLE SOLUCIÓN

Siempre y cuando se cacen o descasten los predadores en periodos ajenos a la cría, nadie diría nada y mucho menos yo. Es más, en ciudades como Vitoria – Gasteiz, es urgente nivelar las poblaciones de urracas en su debido tiempo, pues las tengo debajo de mi casa y para disgusto de mis fringílidos, me visitan con frecuencia en una de mis terrazas. Durante este año, con tantos periodos de frío y nieve alternados con bonanzas meteorológicas, las he estudiado concienzudamente y he visto que su comportamiento no dista ni un ápice del de las perdices. Me molesta la gran cantidad de ellas porque se zampan todos los nidos de fringílidos de una zona ajardinada que de no ser por ellas, no hay vergel similar en los campos de España. Pero el ayuntamiento tiene otros intereses y no repara en minucias tales. Lo de ellos es el urbanismo y las tasas.

Cuando se levantan las vedas, nadie va detrás de los córvidos en el campo, pues además de no dejarse acercar, no se consideran especies venatorias de especial relevancia. Otra cosa sería si, entre vedas, se dejara abatirlos con rifles del calibre .22 cuyo aliciente para el cazador es de sobra conocido. Pues ahora ya está reconocido por el ICAE como apto para cazar. Además, para situaciones excepcionales como la que nos ocupa, se podría permitir disparar desde el coche.

Caso de atrapar urracas con jaulas trampa, les vendrían muy bien a los cetreros.

Antes de salir a cazar córvidos, hay que estar muy documentados de las especies a cazar, pues todas no son igual. Tenemos, por ejemplo, al cuervo (Corvus corax) que hay que proteger como consecuencia de los pocos que hay. Y los zorros, por ejemplo, hubiesen venido muy bien en Castilla y León cuando lo de los topillos. Es conveniente que todo coto tenga su madre de zorros, pues llegado un caso de abundancia de conejos (siempre por repoblación indebida) juegan un papel determinante teniendo en cuenta que su ovulación diferida les permite nivelar la población en función de lo que tengan para comer. Hoy en día hay herramientas gratis tales como Google Street View para ayudar a estudiar el hábitat de las especies.

El gravísimo problema de España es que se ha abusado de la privatización en la caza y los viejos adjudicatarios que tenemos, son más pícaros que científicos, mientras, los buenos de verdad tienen que emigrar empujados —muchas veces— por esta pandilla canalla de vagos y caterva politizada en la que no abundan los buenos. Están disfrazados y mimetizados al acecho de la subvención y cuando la barruntan, se disfrazan como mortadelos de ecologistas o de empresarios serios al servicio de la biodiversidad española. Y hasta escriben libros y hacen estudios cuyos datos base han sido obtenidos precarizando sueldos o engañando a la pobre gente diciéndoles que estaban cogiendo a Dios por las patas. ¡¡¡Sinvergüenzas!!! Y ojo al Cristo, que si los cazadores matan los bichos, es caza y muerte. Pero si lo hacen ellos mismos o a través de sus empresucas inscritas en el Patio de Monipodio, son nivelaciones poblacionales. Así nos va con los venenos criminales de la agricultura. Venenos que ni ven, ni denuncian. Venenos que menguan la agricultura. Y lo de los parques eólicos, ni les cuento. Pero no, el problema son los córvidos en general y las pobres urracas en particular.


RESUMEN FINAL

Todo cazador que se precie como tal, jamás deberá incidir sobre especies en periodo de cría. JAMÁS. Bien entendido que, por ejemplo, las palomas cuando vuelven a las zonas de veraneo, todavía no han comenzado ni el apareo, cuanto si más la cría. Es por lo que quienes estamos a favor de la CONTRAPASA nos sentimos ultrajados al ver la doble tabla de medir. Sé que es difícil poner un listón en un asunto en el que el jabalí en el norte está criando durante todo el año y a las ratas se las mata con o sin crías. Pero hay un denominador común ético, del que no podemos sustraernos quienes conocemos y convivimos con las especies.

 

12 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

19 mar. 2013 15:41
+2
ajnr
bien cierto es que nadie se preocupa ni lo mas minimo de las urracas ni de los demas predadores durante el periodo de caza, no se pierde ni un solo dia en hacer algunos ganchitos en las zarzas a los zorros y urracas o quedarse cerca de los dormideros de estas para intentar abatir algunas, es muy complicado, la gente prefiere lo facil, buscar las madrigueras del zorro cuando tenga crias dentro, que es cuando vemos el daño que hacen y por eso nos movemos, las urracas en el nido, deplorable escopetazo al nido, con lo divertidas y dificiles que son cazandolas al rececho.
lo de los parques y jardines dentro de las ciudades ya no tiene nombre, torcaces hasta en la ventana de casa, urracas, mirlos, zorzales etc etc etc.....
19 mar. 2013 19:36
+3
elagapito
Enseguida nos creemos ser jueces y verdugos justos y pobre de la criatura que le toque estar en el punto de mira de estos autollamados "cazadores" porque la inmensa mayoría de masacres habidas y por haber han sido y seguirán siendo injustificadas y sin sentido, tan solo basta con que uno de estos escopeteros acuse a cierta alimaña de tales daños para que volquemos nuestra ira sobre ella a sabiendas de que la alimaña más dañina es el hombre.
19 mar. 2013 19:58
Gacha
Estoy de acuerdo me parece una crueldad.
Sera por dias en el año.
19 mar. 2013 23:58
chemamuri
Sí, mi buen amigo Miguel Ángel, es cruel. Pero en ocasiones las bondades de la crueldad superan con creces la crueldad de las bondades. Esta es una línea muy fina y si en algo somos únicos los hombres, es en crear desequilibrios donde el equilibrio entre las especies es algo de vida o muerte.
Un abrazo
20 mar. 2013 10:44
+3
browningbraco
Estoy completamente contigo de acuerdo, en el coto de la sociedad de cazadores de mi pueblo tanto en media veda como en la temporada general establecemos días para el control de zorros y urracas y siempre vamos los mismos, es decir, muy pocos, y así es imposible controlar las poblaciones de depredadores...
Me encantan tus artículos son el sentir de la gente que vivimos en el campo y conocemos lo que hay, perros y gatos cimarrones también son un problema tan importante o mas que zorros y urracas y su control, por lo menos en Castilla y León es sujeto a una autorización administrativa, que para cuando llega puede ser que los nidos de perdiz ya estén arrasados...
20 mar. 2013 21:15
+3
MELES MELES
Me apunto totalmente a la opción rececho con cal.22, que gozada sería y no solo con urracas, también gatos asilvestrados e incluso zorros!!!, lo del tiro al nido era pa darselo en donde debería tener los huevos el fulano en cuestión, aunque haciendo cosas así dudo mucho de sus huevos...
Planteo una duda que a mí siempre me atormentó pese a tener en casa a un pajaritero ocasional,(mí padre), no será la caza con reclamo de perdiz una intromisión en la epoca de cria de la perdiz?
A mí nunca me gustó, lo siento puristas, me parecía y me sigue pareciendo cobarde, y quitar una sola perdiz con reclamo, con la de lances y caminatas que puede dar la proxima temporada, me parece un sacrilegio..., lo siento.
21 mar. 2013 19:15
Fuente Andrino  
AJNR, si pudiera adjuntarte una imagen de más de una docena de urracas calentándose en las chimeneas del barrio donde vivo en Vitoria, te la enseñaría.
Es cierto, mucha mojigatería en el campo, y en las ciudades no hay un plan de gestión. Hay partidas presupuestarias para matar ratas, palomas a tutiplé sin regular poblaciones.
Constantemente estoy viendo a las urracas y aun cuando alguna vez han dado algún susto a mis fringílidos al meterse en mis terrazas a explorarlas en busca de comida, las tengo una cierta simpatía. Es más, cuando hiela o nieva, las suelo echar de comer. Ya sé, ya sé que esto se contradice con mi condición de cazador, pero es lo que me pide el cuerpo hacer. También las disparo cuando hay que hacerlo. Pero ahora las veo como se pelean para emparejarse, como el macho la enseña plataformas a la hembra para que escoja el nido, como trabajan en hacerlo y se les coge cariño, esa es la verdad, aun cuando sé que sobran más de la mitad. Pero no es el momento de matarlas cuando están poniendo o criando.
He matado muchos zorros con un Tekel metiéndole en los montones de paja que tanta prisa se dan en recoger antes de levantar la veda de la codorniz. Muchos. Pero también te diré que desde la bodega de un tío mío he visto una lechigada de zorros juguetear en la boca de la hura y … ¡¡¡son tan bonitos!!!.
En fin, este nuestro mundo venatorio es tan contradictorio que no nos entenderán jamás los ajenos a nosotros. Pero, como dices, a los zorros hay que nivelarlos –en su caso- a su debido tiempo. ¿Qué es eso de al final de la temporada solicitar hacer burradas sin un plan técnico que lo sustente?.
Muchas gracias por tu aportación
21 mar. 2013 19:22
+1
Fuente Andrino  
Elagapito, cuanto me gustaría que calasen hondo tus palabras. Nosotros, los cazadores, no debiéramos de disparar jamás sobre ninguna especie que no estuviera avalada previamente por un estudio técnico que nos dijera que la especie a abatir supera la capacidad del medio. Es más, ese número de especies se debería de cuantificar y no sobrepasarlo jamás. Si en Tierra de Campos (Castilla y León) hubiera habido más depredadores, el tema de los topillos no hubiese llegado donde llegó. Y el hecho de que no haya perdices, no se arregla matando a todos los depredadores. A lo mejor hay que incidir más sobre gatos y cigüeñas que sobre grajos y zorros. Y eso no lo puede decidir el adjudicatario del coto.

Muchas gracias por tu valiosa aportación
21 mar. 2013 19:25
Fuente Andrino  
GACHA, en un año como éste, donde en toda tierra de garbanzos la caza menor ha brillado por su ausencia, yo creo que tiempo hemos tenido de proceder en consecuencia.

MUCHAS GRACIAS POR TU AYUDA
21 mar. 2013 19:44
Fuente Andrino  
Querido amigo CHEMAMURI, te felicito por el profundo contenido de tu prosa. Es cierto lo que dices y lo has dicho tan bien que lo he releído un montón de veces. Sí. A veces hay que cortar por lo sano de la manera en la que los americanos llaman daños colaterales. Es cierto. Pero soy de la opinión de que cada cosa hay que hacerla en su momento y de forma muy equilibrada. Jamás aprobaré la estulticia de quienes sin ton ni son se llevan por delante todo aquello que depreda a las especies venatorias cuando a lo mejor, ese depredador es la base de sustento de lo que nosotros creemos que nos mengua la caza. Los planes técnicos y de aprovechamiento cinegético deberían haber sido otra cosa en España. Pero no, una administración sin amor por la biodiversidad, no se ha preocupado jamás de ese equilibrio tan difícil, pero tan necesario. Ya sé que la nivelación de la que hablas hay que hacerla a nivel de ecosistema y me pone malo como desprecian la cartografía y productos tales como todos los relacionados con un Sistema de Información Geográfico que podría tener infinidad de capas que nos las facilitaría el Estado para afinar –insisto- en ese equilibrio al que –necesariamente- nos teníamos que ir acercando mediante sucesivos intentos de aproximación con un seguimiento constante. Pero en vez de preocuparse de esto nuestras autoridades venatorias están en luchas intestinas por la permanencia en sus poltronas y mientras estemos así, a la administración le va de maravilla.

UN ABRAZO MUY FUERTE Y MUCHAS GRACIAS
21 mar. 2013 20:10
Fuente Andrino  
Browningbraco, eso que ocurre en tu pueblo, por desgracia, ocurre en todos. Es más, en algunos se paga a “matabichos profesionales” para que lo hagan sin orden ni concierto y con lo que supone dejar entrar en el coto a gente de esa.

Muchas gracias por tus elogios, pero quienes nacimos en el campo y lo vivimos con intensidad, sobre poco más o menos opinamos igual.

Lo de los gatos ya lo denuncié a su debido tiempo en esta misma web, y … algunos se echaron las manos a la cabeza. Ahora, después de que los EE.UU han declarado al gato doméstico como el mayor depredador, algunos me dan la razón sin citarme y encima me copian. Te diré que ni un solo plan de aprovechamiento cinegético tiene en cuenta a los gatos con y sin dueño. Los pueblos pequeños en invierno se quedan solos y los gatos se tienen que buscar la vida por el campo.

Lo de los perros cimarrones en el monte … mete miedo. Los que abandonan y no se mueren, pasan a ser unos depredadores que casi superan a los lobos. Lo del microchip y los censos caninos no se ha llevado bien en España jamás. Te falta una oveja y hay que prefabricarla. Les pegas un tiro a los perros y no pasa nada, pues todo el mundo sabe quitarles el microchip con la punta de la navaja.

Yo soy castellano aun cuando tuve que emigrar por las cosas del comer a Euskadi. Nací en Fuente Andrino (Palencia), tengo casa en Saldaña (Palencia) y cazo en la zona. Sé de sobra lo que es peregrinar por los despachos.

UN SALUDO Y MUCHAS GRACIAS
21 mar. 2013 20:38
Fuente Andrino  
Meles meles, no podemos estar más de acuerdo en lo de la caza con el .22. Sería un aliciente para proceder de acuerdo con los estudios que elaboren otros técnicos diferentes a los que se han viciado con una manera de proceder en la que el cazador siempre fue el malo de la película.

Yo, como leerás en esta misma web o en FEDERCAZA, soy cuquillero. Y lo soy de toda la vida. Has de saber que en Castilla y León siempre estuvo prohibida esta modalidad y siempre se cazó a la chita callando. De niño las cazaba con cepos o lazos. Es más, como amante incondicional de las cazas autóctonas que soy, lo sigo siendo hoy en día pero como mandan las diferentes autonomías. Por eso tengo la autoridad suficiente como para afirmarte categóricamente que esta modalidad es una inmiscusión en el celo de la perdiz. Leerás otras barbaridades, pero recuerda siempre a tu señor padre y a este modesto cronista con mucho más pasado que futuro.

En mí, cazar con reclamo es una contradicción que no te sabría explicar y de la que no me puedo arrepentir, pues en la soledad de mi puesto es cuando más cerca estoy de mis ancestros muertos. Esto y los galgos se hereda en los genes.

Escrito lo anterior, debo de decirte que hará más de 20 años que sólo utilizo perdices de granja y que son las únicas con las que cazo. O sea, que mi caza de reclamo actual es como la música militar a la música. Considero que no está el campo como para extraerle las perdices que los jauleros tenemos. Y, considero, que nosotros los cazadores somos quienes nos debemos de poner topes y cupos, por eso lucharé con uñas y dientes para que no se prohíba una modalidad ancestral.

Mi contradicción es grande, pues detesto a las perdices de granja siempre y cuando se vendan como solución a la carencia actual. Son perdices para cotos intensivos y poco más.

Mira, en los últimos campeonatos siempre quedo de los últimos porque llevo mis perdices que tengo en Vitoria – Gasteiz y no les viene el celo a la vez que a las de Andalucía, pongo por caso. No me sobra el dinero, pero tampoco me falta, pues como castellano viejo soy frugal en mis gastos. Por lo que podía comprar una buena perdiz de reclamo en el Sur y quedar por encima de los demás. Pero no me parece ético. Hubo un tiempo en los que competía con una perdiz que tenía un 75% de Chukar y no quedaba mal. Claro, nunca pasé del tercer puesto, pues la condenada era fuerte y marrullera como lo son todas las de su raza. Muchos no saben que en Irán, Afganistán y Pakistán, en otros lugares, se utiliza esta perdiz para pelea como se hace con los gallos en Cuba o en México. Salía por alto insultando al campo y si recibía respuesta tomaba alambre y se ponía hecha una furia. Pero se me murió la pobre. Si la metía la mano en la jaula y no la daba berza o algo que la gustara, me ponía a picotazos y a aletazos perdido. Resultado, que al final la cogí cariño. Pero esas perdices no tienen que ver nada con lo nuestro.


No debes de sentir lo que dices. Eso nunca. Decía don Francisco de Quevedo y Villegas:

No he de callar por más que con el dedo,
ya tocando la boca o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.

¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

MUCHAS GRACIAS POR TU COLABORACIÓN Y POR DEJARME SALIDA A EXPLICAR UNA CONTRADICCIÓN QUE EN SU DÍA HARÉ DE FORMA MÁS EXTENSA EN ESTA MISMA WEB.
Miguel ngel Romero Miguel Ángel Romero Ruiz es colaborador habitual de publicaciones cinegéticas.

RSS