A Vuela Pluma

07 jun. 2006 14:14

No hay comentarios
1.413 lecturas

Las codornices del tío Desiderio

El tío Desiderio solía llegar a la casa con un buen manojo de codornices. Eso me lo cuenta la abuela Josefa, a sus 88 años de insultante memoria.

El tío Desiderio era, en realidad, su cuñado: el marido de su hermana mayor, la tía Rosario, que nació en el año uno. Pero ella lo llama "tío" por esa curiosa (y supongo que universal) costumbre de las abuelas de nombrar según los nietos. Y debía de ser por los años treinta cuando el tío Desiderio, que era un gran cazador, llegaba a la casa cargado de codornices. La abuela se acuerda bien.

El tío Desiderio cazaba en los mismos campos que me ando y me desando desde hace más de veinte años, primero de morralero y después con la escopeta al hombro. Y en todo este tiempo, nunca, jamás, he visto arrancarse una codorniz. Salvaje, por supuesto.
Algunos van contando por el bar que en no sé qué sembrado, el año pasado cobraron no sé cuántas codornices. Pero no sé yo qué pensar, porque nunca las veo…

¿Dónde se fueron aquellas codornices de los tiempos del tío Desiderio? Me pregunto cómo ha podido cambiar tanto el campo en tan poco tiempo. Y me preocupa pensar que quizá, sin darnos cuenta, estemos haciendo lo mismo, poco a poco, sin corregir nuestros errores.

O nos tomamos en serio la conservación de las especies de caza o mucho me temo que, dentro de 70 años, se recordarán con añoranza aquellas viejas perdices del tío Sebastián.

AntiSpam: Para enviar el comentario, por favor,
escribe la palabra de la coordenada D1:

  A B C D
1 elefante codorniz becada corzo
2 paloma ciervo zorzal zorro
3 urraca lobo perdiz liebre
4 conejo torcaz rebeco oso

¿Por qué debo hacer esto?

Al tener que introducir la palabra que aparece en la coordenada nos estás ayudando a evitar los post automatizados realizados por spambots —robots publicitarios que llenan los foros de mensajes no deseados—.

El funcionamiento es muy sencillo: sólo tienes que escribir en el cuadro de texto la palabra que aparece en el cruce de la columna y la fila especificadas. Para más facilidad puedes seleccionar la palabra con el puntero del ratón y arrastrarla hasta el cuadro de texto.

Los usuarios registrados de Club de Caza no necesitan dar este paso.

 

Sebastin Torres
Sebastián Torres: Periodista y cazador empedernido. Sevilla.

«El enemigo del cazador no es el ecologista, sino el furtivo».

«No hay mejor ecologista que un verdadero cazador».

Conversaciones Activas

blogdecaza@hotmail.com

RSS