A Salto de Mata

27 jul. 2011 9:25

11 comentarios
5.934 lecturas

Negligentes psíquicos

Salen a la luz los trapos sucios del mal llamado ‘ecologismo’ bien, muy bien, subvencionado. En el último ‘timo de la estampita’ descubierto por la Unidad Central Operativa Medioambiental del Seprona, en el Centro de Cría en Cautividad del Águila Imperial, de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, han quedado al descubierto unos cuantos de los de la jeta que, con más hocico que un guarro de dieciocho arrobas, han estado desvalijando, ¡durante nueve años!, la naturaleza que con tanta algazara, y demagogia, dicen defender.

Se calcula que han expoliado unos nueve millones de euros, casi ¡mil quinientos millones!, de nuestras olvidadas ‘rubias’, que así se ve y aprecia mejor la magnitud de su ‘hazaña’. Eso sí, si según aquella popular y refranera ‘ley de Mahoma’, tan chorizo-mangante-trincaperas es el que da como el que toma, a los que han estado nueve años ‘sin enterarse’ de que les estaban metiendo el cazo en la faltriquera (nuestra faltriquera, la de nuestros dolorosos impuestos), habría que meterlos en el mismo costal (porque son de la misma harina) y darles, metafóricamente hablando, por supuesto, más palos que a una estera hasta sacarles de las costillas hasta el último centavo y que lo devuelvan a sus legítimos dueños. El día que entren a saco –y no duden de que lo harán porque los tiempos, y los gobiernos, están cambiando– en el santuario por excelencia de estas prácticas, no va a haber chimeneas en el Parque para quemar tantos papeles.

Mal asunto, y lo veníamos diciendo, si los que nos, ¿gobiernan o desgobiernan?, no se enteran, ¿o sí?, de a dónde va la ‘pasta’ de nuestros ivas, multas e ierrepeefes, entre muchos otros, que con tanta voracidad se apresuran a incautarnos. Y lo cierto y verdad es que, ¡algunos, ojo!, o son presuntos, siempre, cómplices, o no nos lo explicamos, porque si no, que nos aclaren por qué en otras latitudes, un poquito más al norte, han podido subvencionar a otros, los de Equanimal, o el Frente de Liberación Animal, que, aunque presuntos también, ya están a buen recaudo, en la cárcel, acusados, por un juez —que conste que no hemos sido los cazadores— de ecoterrorismo. Pues eso, que a éstos también les ha llegado el parné de nuestras nóminas. Increíble pero cierto.

Lo que cabrea hasta el hartazgo de todo esto, es que toda esta colección de almas de Judas, talibanes defensores de sus únicos y excluyentes principios —que recuerdan a otros tiempos de inquisidoras y flamígeras prácticas— en aras de aumentar sus cuentas corrientes, son los que con más saña se ensañan con esto lo nuestro, la caza.

Desde una página web que presume de ‘libre pensamiento’ —¡hay que joderse!— un individuo que, por la citada página en la que escribe, se precia de respetar el libre pensamiento de sus semejantes (o sea sé, los humildes mortales como nosotros) se descuelga con elucubraciones como ésta, defendiendo a ultranza a aquellos que la justicia ya ha enviado a donde deben estar: «Y aquellos que para sí mismos hayan vetado definitivamente el paso a la compasión, la empatía y la generosidad, que al menos no den pábulo a la mentira y a la intoxicación, porque rescatar a cinco gallinas o a dos corderitos del corredor de la muerte y trasladarlos a un santuario, no es un crimen sino un revulsivo y un acto de justicia» (www.ellibrepensador.com). En su último artículo ‘de opinión’, bajo el título Matando jabalíes y enterrando cazadores, viene a decir, más que menos, y ustedes pueden comprobarlo en la citada página, que además de matarifes y provocadores de malformaciones y mutilaciones, y de condenarnos éticamente, nos matamos unos a otros en los accidentes de caza, porque somos negligentes psíquicamente y nos conceden los permisos de armas poco menos que en las tómbolas de la feria. Y, desde su ‘púlpito’, exhorta y critica a la autoridad para que ponga coto a la permisividad «… y de que sean tan laxos los requisitos para poner un rifle en manos de quien lo quiere para matar». Me gustaría saber la opinión de este sujeto sobre el pobre chaval de 18 años que, con un carné de conducir de muy pocos días, circulaba a 220 por una recta y acabó con su vida y la de dos de sus amigos… ¿Eliminaría al resto de conductores de este país?

En manos así, de los unos y los otros, quieren que esté la naturaleza. ¡Hay que joderse! Y van dos…


Editorial de la revista Caza y Safaris del mes de agosto

 

11 comentarios
28 jul. 2011 18:36
+3
suamax
Ahora se declararán insolventes, negligentes... y tendremos que jodernos y no recuperaremos ni un duro, pero ademas llegarán otros por detras que ya estarán echando la solicitud para trincar la nueva partida para este menester... y seguiremos pagando y pagando... que asco, que "jartio", y que nadie controle y revise
28 jul. 2011 20:20
+3
Francisco Chan  
Sublime Antonio, claro y recio castellano que, a falta de román paladino, más claro agua.
Escribiendo tan bien y pensando "tan mejor" lo que escribes.Quizás no hagas muchos amigos. No importa. Si conseguirás unos cuantos admiradores, como yo, y muchos "envidiadores".¡Que se j...!
28 jul. 2011 20:44
+3
Valdelobos
Es de las pocas cosas que espero impacientes en las revistas, tus editoriales, no cambies y un saludo de un amigo.
29 jul. 2011 20:10
+3
Sweitzer
Sweitzer
Ha trascendido poco que una de las águilas imperiales que "criaron en cautividad" resultó ser una real...encima, chapuceros. Me considero ecologista, y no he cazado en mi vida. Estoy con vosotros. Cazadores honrados contra "ecologistas" chorizos. Suerte.
29 jul. 2011 21:35
-9
Menta
Menta «Mi querida extremadura..»
Comentario marcado como inadecuado por los usuarios Mostrar/ocultar comentario
30 jul. 2011 20:24
+2
Augustohunt
Menta, ¿que significa esa parrafada que has puesto, de donde ha salido?
30 jul. 2011 20:41
+5
Francisco Chan  
¿Puedes decir lo mismo?. No quiero generalizar, pero en las webs de mi tierra, supuestamente ecologistas,como ADEGA, no tienes oportunidad de debatir.
Realmente, el caso que te comento, no deja de ser una sucursal del nacionalismo de izquieras disfrazada de ecología. De eso hay mucho. Han tenido ladesverguenza, tus amigos ecolo, de defender a quienes han liberado en el medio natural miles de depredadores aloctonos destruyendo de forma irreversible el ecosistema.Un atentado cien veces más destructivo que el Prestige, y los ecolojetas los defienden.Panda de libadores de subvenciones.
Te guste o no, la caza es y será necesaria. Si en el futuro faltasen cazadores, peor para ti y para tantos que viven de chupar del pueblo con el rollo ecologista de salón. Porque el estado tendrá que pagar para MATAR el excedente de poblacion de las distintas especies. Entonces, quizas, no os quede mucho bote del que chupar. Mientras, querida Menta sería bueno que empezases a reflexionar sobre ese discurso fascistoide por el cual pretendeis moveros por terrenos de lo que considerais moral o inmoral. Eso ya lo hemos sufrido de Franco y su nacional catolicismo. Cambiais Dios y Patria por Bambi y la Gallina Caponata. Sois los mismos perros con distintos collares.
Desde esa mentalidad de yogurines de ciudad, os creeis con derecho a decirle a los que hemos gestionado el campo desde siempre como tenemos que vivir.
Vuestro problema es que nunca habeis pisado una boñiga. No comprendeis que la vida es un ciclo de podredumbre y muerte para que florezca nueva vida.No comprendeis que en la naturaleza lo importante es la especie y su salud y no el individuo puntual. Sois flores de invernadero nacidos en la ciudad, criados con nitratos y pretendeis imponernos a nosotros, recios sarmientos, vuestro discurso caduco y franquistoide, jajaja...
30 jul. 2011 21:26
+3
Fuente Andrino  
Ni se puede decir mejor, ni más claro. Pero con la verdad nos quedaremos. Los políticos pasan de nosotros y apuestan por los "PRESUNTOS".
Un fuerte abrazo, ANTONIO.
Miguel Ángel Romero Ruíz.
30 jul. 2011 23:41
+1
A. Mata  
Paco, la tal ‘Menta’ no es otro que el ínclito ciudadano, ‘librepensador’, Julio Ortega Fraile, paisano tuyo (delegado de LIBERA en Pontevedra, ¿tendrá algo que ver con las sueltas de visones?)y autor de las ‘opiniones’ a las que hago referencia en el editorial. Es tan ‘original’ en sus respuestas (y tan ansias que se come hasta las letras) que ha utilizado para responder en el comentario parte de un ‘artículo’ titulado ‘Cazando ecoterroristas’ (http://www.ellibrepensador.com/2011/06/29/cazando-ecoterroristas/), publicado a finales del pasado mes de junio, y en el que ponía a caldo a una de nuestras páginas, Agrestecaza, y a nuestros medios en general, además de las lindezas que puedes leer.

La opinión de este ‘señor’ sobre ciertos temas −como el diestro José Tomás, que jamás hubiera imaginado una mente ‘tan liberal’ vertiendo tanto odio:(http://www.ellibrepensador.com/2011/07/24/jose-tomas-la-reaparicion-de-un-matarife/), la justicia, las instituciones, y, por descontado, lo nuestro− es que todo aquel que no piense como él y su forma de salvar a la humanidad, su humanidad, es un fascista (http://www.ellibrepensador.com/2011/07/28/fascismos-que-nunca-se-fueron/). Merece la pena echarle un ojo a semejante ‘dechado de libertad'.

Tengo que reconocer que la primera intención al ver ‘su comentario’ ha sido la de eliminarlo, −porque soy un fascista y la página es mía, y porque hace tiempo que tomé la decisión de eliminar, de cualquiera de las páginas en las que escribo, cualquier comentario que me tache de asesino por practicar una actividad, legal (no como las de otros), legislada y reglada, fiscalizada y tan necesaria para el desarrollo de la naturaleza y la humanidad, y que, además, está directamente relacionada con mi familia, mi entorno rural, mis amigos, mi trabajo y (¡entérese, ‘señor’!)¡me hace feliz!−, pero he preferido dejarlo, por última vez, para que veáis de la pasta de la que está hecho.

‘Señor’ Ortega Fraile (para cuando vuelva, que volverá), puedo comprender su odio y su inquina porque la justicia (la nuestra, la de las instituciones que TODOS nos hemos dado para convivir) haya puesto a buen recaudo a los, presuntos, delincuentes que usted defiende y con los que colabora −que, por cierto, como digo en mi editorial, también son ‘beneficiarios’ de subvenciones a costa de nuestros impuestos−, y porque esas mismas instituciones hayan declarado, ayer mismo, a la Fiesta Nacional como cultura, pero de la misma forma que yo no voy a verter veneno en las páginas en las que usted expresa sus opiniones, le ruego se abstenga usted de venir a las mías. Como soy un fascista, sus comentarios, y los de sus prosélitos, serán eliminados inmediatamente. Me parecen muy bien sus opiniones, su forma de actuar y su forma de pensar (aunque no las comparta ni un ápice), por esta razón le ruego encarecidamente, por favor, que haga usted lo mismo con las mías y las de mis amigos y compañeros.
Este ‘diálogo’ entre usted y yo se cierra per saecula saeculorum. Eso sí, le informo de que cualquier imagen mía −o cualquiera de los ‘métodos’ que usted utiliza (¡acuérdese de ‘Veinte minutos’!)− que aparezca por sus páginas, será puesto en las manos convenientes. Amén.

Suamax, Paco (querido amigo), Valdelobos (me encantaría conocerte), Sweitzer, Agustohunt (¿eres quien me imagino?), Fuente Andrino (mi querido Miguel Ángel), mil gracias, de corazón, por vuestro apoyo. Sé que no es fácil, pero a ver si entre todos conseguimos de una vez… limpiar el barbecho de grama. Un fuerte abrazo.
11 abr. 2012 19:59
Blas
Blas  
3
16 abr. 2012 16:17
Cazasigilo
Estimado Antonio Mata, celebro más cada vez que Club de Caza cuente con no solo grandes cazadores y amantes de nuestra Naturaleza con personas como Ud. que además les honra su honestidad y nivel intelectual, lo que hace con su elocuente descriptiva el sentimiento compartido de tantas personas como compañeros cazadores. Les necesitamos, si bién tendremos que corresponder no solo con nuestro agradecimiento y consideración, además de estar dispuestos en apoyar cualquier actitud que se estime conveniente llevar a loa práctica. Reitero mi agradecimiento.
Por otra parte, quiero indicarle al Sr. Chan, que comparto tanto con él muchas cosas, pero considero muy improcedente la comparación del sujeto ecolojeta con D. Francisco Franco, con todos los respetos Sr. Chan.
Antonio Mata Antonio Mata es redactor de la revista Caza y Safaris.

Conversaciones Activas

RSS