Internacional

África

Brutal ataque de un león al dueño de una reserva de Sudáfrica

Las imágenes se hicieron virales en pocas horas. Se reproducían en dispositivos de todo el mundo gracias a que News24 las emitió en su canal de Youtube. En ellas se aprecia claramente cómo Mike Hodge, propietario del Santuario Animal Marakele, entra en el terreno vallado donde se encuentra Shamba, un impresionante ejemplar de 10 años.

03/05/2018 | CdC

 


Otro de los empleados de la reserva ha explicado que «Mike y uno de sus empleados estaban un poco preocupados por el olor en un compuesto que se hallaba en el cercado de los leones y los estaba molestando. Por eso entró por la puerta, para investigar aquello. No es un novato con los leones y sabe cómo interactuar con ellos, pero es evidente que algo salió mal».


Mira aquí el vídeo, pero ten en cuenta que las imágenes son muy duras:



Efectivamente, algo salió muy mal, porque el león no duda en abalanzarse sobre el hombre, que había intentado huir del recinto. En la misma puerta del mismo, el león le alcanza y le muerde en la parte superior de su cuerpo, arrastrándole como si de un muñeco de trapo se tratara.


Los gritos de estupor de los que presenciaron la tragedia son sobrecogedores. El león parece soltar a su víctima, pero Mike mueve sus piernas de manera inconsciente, y esto vuelve a provocar al gran animal, que vuelve a morderle. En estos instantes se escuchan dos disparos que pretendían disuadir al animal de su ataque, y parece que, entre la confusión del momento, consiguen su objetivo.



Testigos de la escena han confirmado que el león fue abatido para poder sacar de allí a Mike, que fue trasladado al hospital local para ser estabilizado y, tras esto, fue llevado en helicóptero al Hospital de Johannesburgo. Los primeros exámenes detectaron una fractura en la mandíbula y las heridas ocasionadas por los poderosos mordiscos del gran predador africano, pero el pronóstico es favorable y Hodge se encuentra fuera de peligro. Así lo ha manifestado su esposa Chrissy, quien ha lamentado la doble tragedia que ha supuesto esto para ellos, ya que Shamba fue criado con biberones por su marido y llevaba con ellos 10 años.


Este matrimonio llegó a Sudáfrica en 1999 y cuatro años después comenzaron un proyecto de safari a las afueras de Thabazimbi, cerca del Parque Nacional de Marakele, en la provincia sudafricana de Limpopo. En 2010 crearon en esta misma zona el Marakele Animal Sanctuary, como podemos leer en su página web.



Shamba era la principal atracción del Santuario. Curiosamente, su sitio web destaca lo siguiente: «Venga y dé un paseo por el lado salvaje en nuestro vehículo especialmente construido para esto, el LION MOBILE. Puedo prometerle que ‘Shamba’ saltará y lo mirará a los ojos, también se sentará en la parte superior del camión mientras conducimos por el campamento, una súper oportunidad de fotografía para todos».

« Ver más noticias

 

Noticia bajo licencia Creative Commons Licencia de Creative Commons