Un cazador abate un jabalí con una cicatriz de más de 20 centímetros en el costado