Reportajes

Visor Blaser 4-20x58iC

Diseñado para cazar en el crepúsculo

Por su potencia, construcción resistente e impermeable, calidad óptica y gran lente frontal el Blaser 4-20x58iC es una inmejorable opción para cazar a rececho a grandes distancias, incluso con malas condiciones de luz y meteorológicas. Estas son sus características.

Juan Francisco París

Fotos: Autor

04/11/2021

Star Star Star Star Star (16)

«Las tres versiones están equipadas con retículas 4Ai en primer plano especiales»

«Las retículas en primer plano que utilizan los Blaser se pueden usar para estimar fácilmente las distancias»

«El mando de la unidad de iluminación y el de control de paralaje funcionan de forma diferente»

«El control de deriva es clásico pero el de altura, que está situado en posición convencional, es totalmente original»

«Producto totalmente recomendable»

En 2017 Blaser presentó la gama de óptica Blaser Infinity, formada por tres originales visores con aumentos que se comercializaron en España, distribuidos por Excopesa, al año siguiente: 1-7x28iC; 2,8-20x56iC y 4-20x58iC. Los tres se siguen produciendo actualmente, si bien en su nomenclatura ya no se utiliza el término Infinity. Desconozco el motivo, pero lo cierto es que tanto el fabricante como el distribuidor dejaron de usarlo a partir de 2019, razón por la que yo también, siempre que pueda, evitaré utilizarlo en lo que resta de artículo.

En 2017 Blaser era —y sigue siendo— una empresa famosa a nivel mundial. Se había especializado en la creación de armas de diseño modular y de cañones intercambiables que tuvieron y siguen teniendo muchísimo éxito comercial, caso de los rifles de cerrojo R93 y R8 y el del monotiro K95, por ejemplo, porque son muy ergonómicos, precisos y, aunque utilizaban nuevos mecanismos de disparo y cierres originales tenían un aspecto clásico y elegante. Y lo mismo sucede con sus visores: poseen mandos de ajuste, de paralaje, retículas y unidades de iluminación diferentes a los que utilizan los demás, pero al mismo tiempo y pese al color marrón de los mandos, su línea nos recuerda al de los visores de toda la vida.


El mando de deriva es convencional, pero está instalado en el costado izquierdo. Como el de altura, corrige a razón de 1 cm a 100 metros por click.

Tolerancia cero

El título de la nota de prensa que emitió Excopesa en su día con motivo de la comercialización de la gama Blaser Infinity en España —a partir de la primavera de 2018— estaba muy bien puesto: La caza como nunca vista, pues Blaser había creado una gama de visores con nuevas prestaciones y más ergonómicos, ideados para que el cazador pudiera manejarlos más fácilmente y concentrarse mejor en el disparo.

Los tres modelos tienen en común que poseen carril de montaje (Zeiss), cuerpo de aleación de aluminio y sus mandos corrigen a razón de 1 cm a 100 metros. Además, son compatibles con el sistema de control de iluminación de la retícula Blaser iC, por lo que, si utilizamos un rifle Blaser con este sistema, se conecta o desconecta automáticamente la iluminación de la retícula al montar el mecanismo de percusión del rifle porque el visor posee un sensor que detecta el movimiento del “seguro” del Blaser.


El mando de altura está desbloqueado. A la derecha se aprecia el de control del de paralaje y, superpuesto con éste, el de la unidad de iluminación.

Igualmente, las tres versiones están equipadas con retículas 4Ai en primer plano especiales que, según Blaser, ofrecen todas las ventajas de las retículas clásicas en primer y segundo plano, pero ninguno de sus inconvenientes ya que están diseñadas de modo que la parte central de la retícula —solo la parte central—, aumenta muy poco de tamaño incluso cuando se divisa en 20x y, por tanto, permiten apuntar con la misma precisión que con una retícula montada en segundo plano, que siempre se divisa con el mismo tamaño con toda la gama de aumentos.

Como consecuencia, como cualquier retícula en primer plano, las que utilizan los Blaser se pueden usar para estimar fácilmente las distancias y de noche o con poca luz se ven bien porque el centro no aumenta para poder apuntar con precisión, pero el resto de los brazos sí. Y, lo más importante, aseguran la tolerancia cero y, por tanto, que el punto de impacto no varíe al modificar los aumentos, mientras que con una retícula en segundo plano sí se puede presentar este problema. «La filosofía del diseño de los visores es la tolerancia cero. Solo con visores con retícula en el primer plano focal, el punto de impacto no se puede modificar al cambiar de aumento… debido a que la retícula se superpone a la imagen de destino antes de que entren en juego las partes móviles del sistema de zoom», argumenta Blaser como razón principal por la que ha elegido para sus miras este tipo de retícula especial en primer plano.


El ocular posee selector de aumentos con apoyo para el dedo. Como los demás mandos del visor, está recubierto de goma antideslizante de color marrón que le proporciona a la mira un aspecto inconfundible.

Más ergonómicos

Para que sus miras se puedan manejar con más comodidad con la mano derecha, el mando de la unidad de iluminación y el de control de paralaje —este último solo lo llevan los dos modelos más potentes— funcionan de forma diferente y están montados en posición central en el costado derecho de la mira, es decir, en la misma posición donde los demás visores llevan el mando de ajuste en deriva.

Ambos mandos tienen forma de rueda. El del control de paralaje está situado más cerca del cuerpo del visor y superpuesto a éste, se ubica el de la unidad de iluminación, que se conecta al desplazarlo hacia fuera y, al girarlo, regula la intensidad del punto de luz que aparece en el centro de la retícula para que el usuario pueda verlo nítido de noche o de día. Tiene memoria y se desconecta o conecta automáticamente si el rifle no está en posición de tiro o permanece en reposo.

El de control de paralaje está bloqueado en la posición 100 m, marcada con I, que es la distancia a la que casi todos los visores están libres de este error. Cuando se desplaza el mando hacia fuera se libera el bloqueo y puede girarse para dejar libre de paralaje al visor entre 50 m e infinito. Además, lleva dos posiciones marcadas con II y III para las distancias de 200 y 300 metros.


Según Blaser el objetivo de 58 mm que usa el visor probado proporciona un 7 por ciento de luz extra, lo que unido a la alta calidad de sus lentes permite que reproduzca imágenes más contrastadas y nítidas con poca luz.

El de deriva es clásico, pero está montado en el costado izquierdo del visor. Sin embargo, el de altura, que está situado en posición convencional, es totalmente original. Blaser lo denomina QDC —Quick Distance Control— y es muy completo: se puede bloquear para impedir que se desajuste una vez hecha la puesta a tiro y también desbloquear fácilmente tirando hacia arriba del mando, por ejemplo, si se necesita hacer un disparo a mayor distancia, pero hasta que no se selecciona la puesta a cero de nuevo no se puede volver a bloquear para evitar que el cazador se olvide y continúe cazando con el visor desregulado.Cabe añadir que el selector de los aumentos es convencional y tiene apoyo para el dedo, pero como los demás mandos, esta recubierto de goma vulcanizada de color marrón antideslizante que proporciona a los visores Blaser un aspecto inconfundible. Y también que, como no podría ser de otro modo al tratarse de miras de alta gama, están equipados con lentes de cristal de alta calidad con recubrimiento multicapa CCC (Color Corrective Coating) que proporcionan imágenes de alto contraste y color neutro en cualquier momento del día, así como una transmisión total de la luz superior al 90 por ciento. Son impermeables y tanto la lente del ocular como la del objetivo están protegidas contra la suciedad y el agua con revestimiento SLP (Smart Lens Protection).


Uno de los visores se probó en un Blaser K95 Ultimate calibre 7 mm Rem Mag con cartuchos Norma Orix Bonded de 170 grains.

Saber más

Otros visores Blaser

La gama de visores Blaser se completa con otros dos modelos con aumentos —también comercializa miras de punto rojo, que no tratamos—, ambos con cuerpo para montar con carril Zeiss y compatibles con el sistema iC. Los mandos de ajuste corrigen 1 cm a 100 m.

Blaser 1-7x28iC

Tiene relación zoom 7x, un gran campo de visión de 40,8 m en 1x y está equipado con una unidad de iluminación especial, denominada IVD —punto variable inteligente— que ilumina el centro de la retícula 4Ai con puntos de luz de dos tamaños: grueso cuando se usa el visor con 1-4x, para que el cazador lo vea mejor, y fino cuando se utiliza con más aumentos para que pueda apuntar con precisión si tiene que disparar lejos. Su mejor aplicación es la caza en movimiento, pero su zoom también permite que se pueda usar para recechar durante el día.

Aumentos: 1-7x.

Objetivo: 58 mm.

Diámetro efectivo del objetivo: 10-28 mm.

Pupila de salida: 10-4 mm.

Campo de visión: 40,8 m-6 m a los 100 m.

Distancia del ojo al ocular: fija de 90 mm.

Retícula iluminada: 4Ai en primer plano con sistema IVD.

Longitud total: 319 mm.

Peso: 625 gramos.

P.V.P.: 2.586 euros.

Blaser 2,8-20x50iC

Tiene un factor zoom de prácticamente 7 y debido a sus aumentos, diámetro del objetivo, calidad de sus lentes y campo de visión es el modelo más todoterreno de Blaser: puede utilizarse para cazar a cualquier distancia, desde el amanecer al anochecer, en rececho, esperas e incluso para cazar especies en movimiento en 2,8x siempre que no sea a corta distancia, pues el campo de visión es 13,2 m a los 100 m.

Aumentos: 2,8-20x.

Diámetro del objetivo: 50 mm.

Pupila de salida: 10 mm-2,5 mm.

Campo de visión: 13,2 m-1,9 m a los 100 m.

Distancia del ojo al ocular: fija de 90 mm.

Retícula iluminada: 4Ai en primer plano.

Longitud total: 343 mm.

Peso: 770 gramos.

P.V.P.: 3.286 euros.

Especialista en el crepúsculo

El visor Blaser 4-20x58 iC, protagonista de este artículo, tiene todas las características que hemos descrito y que, salvo excepciones, comparte con las demás miras con aumentos de la gama —el 1-7x28 iC usa una unidad de iluminación especial denominada I.V. D. y carece de mando de paralaje; ver características en el apartado Otros visores Blaser— Sin embargo, lógicamente se diferencia de los demás visores por su potente zoom 4-20x —relación de zoom: 5x; la de los demás es 7x—, dimensiones, peso y por el diámetro de su objetivo y medidas ópticas que lo hacen especialmente apropiado para cazar con malas condiciones de luz y, en general, en situaciones adversas porque es impermeable y sus lentes exteriores repelen el agua y la suciedad.  Blaser lo denomina “el especialista en el crepúsculo” y afirma que su objetivo de 58 mm le proporciona un rendimiento superior en más de un 7 por ciento al que consiguen las miras con objetivos de 56 mm, por lo que reproduce imágenes más detalladas y contrastadas en condiciones de poca luz. Como por otro lado se trata de un visor muy potente, además de para recechar a grandes distancias, incluso con poca luz, se puede usar como telescopio para evaluar el trofeo e incluso para cazar de noche en una espera porque su campo de visión, aunque es reducido —9,2-1,9 m a los 100 m— lo permite si se utiliza con pocos aumentos.


En el Blaser Professional Success se probó la potente y luminosa mira con cartuchos Norma .30-06 Orix Bonded de 200 grains.

Saber más

Especificaciones

Blaser 4-20x58iC

Aumentos: 4-20x.

Diámetro del objetivo: 58 mm.

Pupila de salida: 12,3-2,9 mm.

Campo de visión: 9,2-1,9 m a los 100 m.

Distancia del ojo al ocular: fija de 90 mm.

Retícula iluminada: 4Ai en primer plano.

Longitud total: 365 mm.

Peso: 885 gramos.

Otras características: Cuerpo de aleación de alta calidad con revestimiento anodizado duro muy resistente al uso con cualquier clima, provisto de carril Z. Mandos recubiertos de goma vulcanizada de color marrón. Ocular de enfoque rápido con rango de ajuste de dioptrías entre +2,5/-3 y selector de aumentos estriado provisto de apoyo para el dedo. Factor crepuscular: 13,6-45,8. Lentes de cristal de alta calidad con recubrimiento multicapa CCC (Color Corrective Coating) que proporcionan imágenes de alto contraste y color neutro en cualquier momento del día y una transmisión de la luz superior al 90 por ciento. El ocular y el objetivo están protegidos adicionalmente contra la suciedad y el agua con revestimiento SLP (Smart Lens Protection). Unidad de iluminación para usos nocturnos y diurnos compatible con el sistema Blaser iC (se conecta automáticamente al amartillar el arma). Tiene memoria y función automática de apagado si el rifle no está en posición de tiro o permanece en reposo. Es una rueda situada en el costado derecho que se desbloquea al desplazarla hacia fuera y al girarla permite regular la intensidad del punto central de la retícula de forma muy precisa. Mandos de ajuste reposicionables a cero. Un clic equivale a 1 cm a 100 metros. El de deriva está situado en el costado izquierdo y el de altura en posición convencional y, una vez hecha la puesta a tiro, se puede bloquear para impedir que se desajuste, así como desbloquear si se necesita hacer un disparo a mayor distancia, tirando hacia arriba del mando y girándolo (sistema QDC Quick Distance Control).

Mando de paralaje tipo rueda muy intuitivo. Para evitar que se desajuste involuntariamente, está bloqueado en la posición de 100 metros, pero desplazándolo hacia la unidad de iluminación se puede ajustar entre 50 metros e infinito y tiene posiciones intermedias para 100, 200 y 300 metros, marcadas con I, II y III, respectivamente. Construcción impermeable y resistente.

P.V.P: 3.286 euros.

Más información: www.excopesa.es

Pruebas

Hace poco más de un mes tuve la oportunidad de probar el visor 4-20x58iC montado en dos rifles: un monotiro K95 Ultimate y un Blaser R8 Professioal Success de unas personas que se iban a cazar fuera de España con cartuchos Norma 7 mm. Rem. Mag. y .30-06 cargados con proyectiles muy “duros”, para animales pesados, que tampoco había probado hasta la fecha: Orix Bonded de 170 y 200 grains, respectivamente.


La puesta a tiro se realizó, utilizando ambos rifles Blaser, a 100 metros con apoyo hasta conseguir que el K95 Ultimate y el R8 Profesionall Success impactaran centrado 6 y 5 cm alto, respectivamente.

La prueba consistió en montar los visores utilizando monturas Blaser para carril y ponerlos a tiro a 200 y 150 metros, utilizando la galería de 100 metros del Club Deportivo Centro Madrid, mi campo de tiro.

Como se trataba de visores nuevos y además de carril, la puesta a tiro no tuvo ninguna dificultad porque el carril asegura que el visor quede prácticamente alineado con el cañón y como la torreta de deriva está en cero, el proyectil impacta poco desviado hacia la derecha o hacia la izquierda, por lo que lo único que tienes que hacer es corregir la altura usando un colimador y luego terminar de centrarlo en el campo de tiro teniendo en cuenta que impacte alto los centímetros que indican las tabla balística, en este caso de ambos cartuchos. En concreto, para poner a tiro a 200 metros la bala Orix Bonded de 170 grains del 7 mm Rem Magnum hay que conseguir que impacte 6 cm alto y, a 150 metros que tire alto 5 cm la del .30-06 de 200 grains.


Se utilizó el mismo método para poner a tiro los dos 4-20x58iC en los rifles K95 y R8: tras colimarlos, disparar al parche del centro hasta conseguir que los impactos se agruparan en el de arriba. La foto corresponde a la puesta a tiro a 150 m con cartuchos Norma .30-06 Orix Bonded de 200 grains. Los parches están separados 5 cm; el impacto en el 9 bajo, cerca del parche del centro, fue el primer tiro con la mira colimada.

Y esto último tampoco fue difícil de conseguir porque en cada una de las dianas utilicé como referencia de puntería dos parches blancos de 20 mm que situé uno en el centro y el otro por encima a la distancia necesaria. Y los precisos mandos del Blaser, sus lentes de alta calidad y retícula la 4Ai que permite apuntar con precisión disparando con 20x aunque esté en primer plano, hicieron el resto del trabajo.

La unidad de iluminación y el control de paralaje instalados en el costado derecho me parecieron cómodos y fáciles de utilizar. El hecho de que el mando de paralaje tenga bloqueo a 100 metros considero que es una gran idea —¡cuántas veces habré disparado sin darme cuenta con el selector en otra posición!—, pero que la retícula 4Ai en primer plano no tape el blanco, ni siquiera utilizando 20x, me parece una maravilla. Producto totalmente recomendable.

 

Predator Pro Extended Set

Predator Pro Extended Set

Juan Francisco París

Alpen Apex Thermal 54 mm 40 mk

Alpen Apex Thermal 54 mm 40 mk

Juan Francisco París

Prismáticos SFL 40

Prismáticos SFL 40

Juan Francisco París