Reportajes

GECO Star

Una nueva y eficaz bala sin plomo

La prestigiosa firma alemana ha incorporado a su catálogo de municiones de caza su primer proyectil de cobre, el GECO Star. Se trata de una bala muy expansiva con la que se pueden abatir incluso las piezas de caza mayor pequeñas y medianas, en las que normalmente las balas de este material no expanden lo suficiente y no dan buenos resultados.

Juan Francisco París

29/06/2021

Star Star Star Star Star (4)

«Se trata de una bala muy expansiva con la que se pueden abatir incluso las piezas de caza mayor pequeñas y medianas»

«Cada día no solo se utilizan más los proyectiles de cobre, sino que cada vez se fabrican balas de este tipo que son también más efectivas»

«El proyectil Star está hecho íntegramente de cobre»

«Es un proyectil que expande bien y cede energía suficiente incluso en animales pequeños y medianos»

«Las municiones GECO se caracterizan porque son muy precisas y una de las razones por la que lo son es porque están bien cargadas»


La munición se presenta en el interior de las cajas en dos portabalas de 10 cartuchos divisibles en otros dos de cinco.

Las balas de cobre presentan sobre las convencionales la doble ventaja de que cuando impactan no contaminan la carne con esquirlas de plomo y, también, que causan menos destrozos.

El primer efecto de la munición de cobre es especialmente del agrado de los ecologistas porque, en su opinión, el cobre evita que se envenenen las especies carroñeras que se comen los restos que quedan en el campo.

Y el segundo es del agrado de los cazadores —pocos en España a diferencia de los de otros países europeos— que consumen carne de caza y por supuesto también de las empresas que la comercializan.

Sea por una razón o por otra, el caso es que cada día no solo se utilizan más los proyectiles de cobre, sino que cada vez se fabrican balas de este tipo que son también más efectivas, lo que realmente tiene mucho mérito.


El proyectil Star es una bala de cobre muy expansiva. Tiene punta hueca diseñada para que se abra en pétalos y base reforzada para asegurar la penetración que termina en cola de bote.

Efectivamente, cuando se comenzaron a utilizar este tipo de proyectiles, hechos a partir de un bloque macizo de cobre, se comprobó que eran mucho más duros que los convencionales, en el sentido de que eran menos expansivos, por lo que cedían menos energía y, salvo que impactaran en un animal grande y a gran velocidad, eran por esta razón balística mucho menos efectivos que los que poseen núcleo de plomo.

Y, como es lógico pensar, la expansión y eficacia de este tipo de balas era aún más pobre si el animal era pequeño, como por ejemplo un corzo, porque su cuerpo ofrece menos resistencia a la penetración y, como consecuencia, las balas se limitaban a atravesarlos limpiamente, sin ceder prácticamente energía. De hecho, la caza de animales pequeños y, en general la de pequeños o grandes a larga distancia —o lo que es igual: cuando la velocidad de impacto es baja— han sido hasta épocas recientes algo así como los talones de Aquiles de la munición de cobre.

Pero, con el paso del tiempo, la práctica, mucho ingenio y mérito los fabricantes más prestigiosos las han ido mejorando poco a poco hasta conseguir balas de cobre que, sin llegar aún a ser tan eficaces como las que poseen núcleo de plomo, cada vez se parecen más.


La foto permite apreciar el generoso diámetro que tiene la punta hueca del nuevo GECO Star.

Municiones GECO

Es el caso de la veterana marca GECO —iniciales de Gustav Genschow & Co—, cuyo origen se remonta a 1912. En 1963 GECO se fusionó con la también empresa alemana Dynamit Nobel AG y, ésta a su vez, en 2002 pasó a formar parte del holding RUAG, que desde entonces opera en Fürth (Alemania) con el nombre de RUAG Ammotec y que engloba a los principales fabricantes de municiones europeos (RWS y Norma, además de GECO, entre otros).

Desde sus orígenes, la principal actividad de GECO ha sido la fabricación de cartuchos para armas cortas, que aún mantiene con gran éxito comercial. Sin embargo, tras su fusión con RUAG comenzó también a fabricar cartuchos de rifle que, como los de arma corta, importa y distribuye en España Excopesa.


Expansión del nuevo GECO Star. Nótese que la punta se abre totalmente, pero la cola del proyectil queda intacta. Según GECO, expande correctamente incluso en animales de tamaño medio y pequeño.

En concreto, produce tres tipos de cartuchos de rifle cargados con diferentes proyectiles con núcleo de plomo que se denominan:

– GECO Teilmantel: con un proyectil semblindado clásico.

– GECO Plus: con proyectil de punta hueca y camisa soldada al núcleo de plomo, diseñado para conseguir que la bala no expanda demasiado ni se desorganice cuando impacta a corta y media distancia.

– GECO Express: carga un proyectil tipo tip de alto coeficiente balístico con punta aguda de polímero color rojo que entra en cuña dentro del núcleo de plomo para favorecer la expansión.

Además de estos tres modelos con núcleo de plomo, desde hace unos años GECO comercializa una cartuchería ecológica, aunque no es de cobre: la GECO Zero con dos núcleos de estaño y punta hueca, para que el frontal, que está pre-fragmentado se desintegre instantáneamente al impactar y libere una gran parte de su energía mientras el núcleo trasero sigue penetrando.


Cartucho GECO Express, cargado con una bala con núcleo de plomo tipo “tip”, comparado con un Star de cobre. Nótese que en la caja del Star se indica en inglés que es una bala libre de plomo y que ambos proyectiles pesan igual: 165 grains.

GECO Star

Y a finales del año pasado, GECO presentó la nueva cartuchería STAR, que ya distribuye Excopesa en los calibres .30-06, .300 WM; y .308 Win., todos con proyectil de 165 grains.

Su diseño está inspirado en la tecnología Action Extreme que utiliza GECO en determinados cartuchos de arma corta. A diferencia del GECO Zero, el proyectil Star está hecho íntegramente de cobre y lo ha dotado con una profunda punta hueca en la que ha practicado cuatro cortes o ranuras para que ésta se abra en pétalos durante el impacto y, al mismo tiempo, ha reforzado la parte trasera para que se detenga la expansión, incluso si el impacto se produce a corta distancia, con el fin de conseguir que la bala pueda seguir penetrando.

Además, el proyectil posee en su cuerpo bandas de forzamiento para evitar el encobrado excesivo —anegación de las estrías de residuos de cobre— y su base termina en cola de bote para mejorar su trayectoria.


De izquierda a derecha cartuchos GECO cargados con proyectiles Teilmantel, Plus, Express y Star. Salvo el Star, los tres primeros tienen núcleo de plomo.

El resultado, un proyectil que expande bien y cede energía suficiente incluso en animales pequeños y medianos, como un corzo, una cabra montés, una cierva, etc.

Además, aunque su balística exterior no se puede comparar en trayectoria con una munición aerodinámica cargada con una bala con núcleo de plomo, no tiene mucha caída —ver recuadro Buena balística exterior—.

Saber más

Buena balística exterior

Pese a que se trata de un proyectil de cobre de punta hueca, el GECO Star no vuela mal ni tampoco pierde mucha velocidad debido a su diseño terminado en cola de bote.

A continuación, se compara la velocidad, energía y caída del GECO Star .30-06 de 165 grains con los mismos datos del .30-06 GECO Teilmantel, cargado con bala con núcleo de plomo de 170 grains (*).

Los datos de velocidad y energía se proporcionan a cero (inicial), 100, 200 y 300 metros. Y los de caída en centímetros a 200, 250 y 300 con el rifle puesto a tiro a 100 m.

GECO Star .30-06. 165 grains

– Velocidad (m/s): V 0 m: 824; V 100 m: 750; V 200 m: 680; V 300 m: 614.

– Energía (julios): E 0: 3.633; E 100: 3.009; E 200: 2.474; E 300: 2.017.

– Caída (cm): —12,5 a 200 m; —26,5 a 250 m y —46,4 a 300 m.

GECO Teilmantel .30-06. 170 grains

– Velocidad (m/s): V 0 m: 850; V 100 m: 752; V 200 m: 661; V 300 m: 618.

– Energía (julios): E 0: 3.974; E 100: 3.110; E 200: 2.403; E 300: 2.101.

– Caída (cm): —12,5 a 200 m; —26,8 a 250 m y —47,6 a 300 m.

(*) La comparativa demuestra que en velocidad y energía no hay grandes diferencias y que la caída del nuevo GECO Star es también muy similar al Teilmantel e incluso ligeramente menor a partir de 200 m.

No son ninguno de los dos proyectiles muy aerodinámicos, comparados con otros de diseño moderno, como el GECO Express, pero para tratarse de una bala de cobre de punta hueca, la trayectoria del Star es más que aceptable.


La nueva munición se probó en un Blaser R8 Professional Success con la inestimable ‘colaboración’ de otra novedad: un potente y luminoso visor Minox 3-15x56.

Pruebas

La he probado en calibre .30-06 en seco y en el campo de tiro utilizando un rifle Blaser R8 Professional Success con un nuevo visor Minox 3-15x56, que además de con la munición Star probé con cartuchos GECO Express y que, como la Star, venía embalada en cajas de nuevo diseño, totalmente diferente a las que conocía —ver recuadro GECO cambia su look—.

Saber más

GECO cambia de look

Además de su proyectil Star, otra novedad de GECO es que ha cambiado de logotipo y ha renovado totalmente la presentación de sus cajas, que prácticamente solo se parecen a las antiguas porque contienen 20 cartuchos, aunque éstos tampoco se alojan del mismo modo: se presentan en dos portabalas ecológicos para diez unidades, divisibles cada uno en módulos de cinco —como los que utiliza Norma—.


GECO ha cambiado su logotipo y el diseño de las cajas de cartuchos. La foto permite apreciar la diferencia que existe entre el diseño de las nuevas cajas de munición y las antiguas, a la derecha de la imagen.

Las nuevas cajas son de color rojo claro y blanco, en vez de ser rojo oscuro y negro y proporcionan una información más detallada sobre las características del proyectil.

Las diferencias más importantes son las siguientes:

La solapa desplegable que poseían los envases antiguos en la parte de atrás y en la que se proporcionaban datos básicos sobre el tipo de proyectil, entre otros, ha desaparecido de las nuevas, así como el lema GECO-all you need —GECO-todo lo que necesita— y, por supuesto, también es nuevo el logotipo, más moderno y dinámico, según la marca alemana.


Como novedad más importante, las nuevas cajas incluyen un gráfico con información sobre la precisión, trayectoria, poder de parada, penetración y grado de destrozos que causa el proyectil que contiene en carne. Arriba caja de GECO Express; debajo GECO STAR.

Además, las cajas actuales, independientemente del modelo de cartucho que contengan, van ilustradas por la parte delantera con el tipo de cartucho y con el dibujo de unos cazadores que se desplazan en dos quad por el campo, en vez de estar adornadas con una especie diferente según el tipo de munición que contenía —un jabalí en el caso de la GECO Plus, un corzo en la caja de cartuchos cargadas con Teilmantel, etc—.

Igualmente, ya no se accede a los cartuchos por arriba, lo que era incómodo y a veces provocaba que estos se salieran de las cajas, sino por el costado izquierdo.

En el lateral superior, las cajas nuevas llevan un gráfico de barras que resume las cinco características balísticas más importantes del proyectil: precisión, trayectoria, poder de parada, penetración y grado de destrozos que ocasiona en la carne.

Y por el costado derecho llevan impreso el modelo de cartucho, el calibre y el peso de la bala en gramos y grains y, por detrás, una tabla balística hasta 300 metros y un esquema con las características básicas del proyectil.


Tras desmontar tres cartuchos, la báscula demostró que contienen proyectiles y cargas de pólvora muy regulares en peso.

Las municiones GECO que he probado —todas menos la Zero—, se caracterizan porque son muy precisas y una de las razones por la que lo son es porque están bien cargadas. Y la GECO Star no es una excepción: antes de dispararla en el campo de tiro desmonté tres y pesé con una balanza RCBS sus cargas de pólvora —de tipo tubular y comprimida— y proyectiles con el siguiente resultado:

– Pólvora: 53,4; 53,3 y 53,3 grains.

– Balas: 165,5; 165,6 y 165,5 grains.

Es decir, en regularidad, mejor imposible.


Agrupación conseguida a 100 metros con 8 tiros –dos cargadores– de la nueva Star. No está mal teniendo en cuenta que es una bala de cobre de punta hueca.

Ya en el campo de tiro y con la moral alta, pues sabía que por falta de regularidad no iba a ser, tuve que poner primero a tiro el visor y luego conseguí el blanco que se publica: 8 tiros —dos cargadores del R8—; seis en menos de 1 MOA —o sea, sub–MOA— y dos más ligeramente desviaos hacia la izquierda, sin duda errores de puntería, pero aún así dentro del 10.

En definitiva, GECO Star es el nombre de una nueva bala ecológica, la primera de cobre diseñada por GECO, bien cargada y precisa, con la que disfruté doblemente al utilizar en su prueba un nuevo visor que tampoco conocía y sobre el que, para no alargar más estas notas, próximamente le dedicaremos un artículo.

 

Kit Vanguard VEO HD2

Kit Vanguard VEO HD2

Juan Francisco París

Minox All Rounder 3-15x56

Minox All Rounder 3-15x56

Juan Francisco París