Reportajes

El 9,3x62 Mauser

El demoledor cartucho para montería

El 9,3x62 Mauser es uno de esos cartuchos que no están muy difundidos, más por cuestiones comerciales y culturales que por sus características balísticas. Aunque aquellos que lo conocen y usan, solo hablan maravillas de él, sobre todo si son aficionados a las monterías y batidas. Un cartucho capaz de abatir toda la fauna europea y norteamericana gracias a su tremendo poder de parada.

Borchers

06/05/2021

Star Star Star Star Star (1)

«Diseñado en 1905 por el armero Otto Bock, el 9,3 × 62 fue uno de los primeros cartuchos de rifle con pólvora sin humo de calibre medio»

«Inicialmente el cartucho presentaba un diámetro de bala de 9,3 mm cargado en una vaina sin borde de 62 mm de largo»

«La carga de fábrica estándar del Mauser de 9,3x62 mm es una bala de 286 grains a 2350 fps»

«Comparado con un .30-06 Springfield, su retroceso está entorno a solo un 30% más»

«Su alcance máximo efectivo se considera que está en los 300 metros»

Aunque su nacimiento fue como calibre africano, no es recomendable para su uso en aquel continente en lo que se conoce como caza peligrosa. De hecho, salvo en Zimbabwe y algunas provincias de Sudáfrica, en el resto de los países africanos el calibre mínimo por legislación para caza peligrosa es el .375 H&H. Dicho lo cual, no quiere decir que, con la punta adecuada, no se puedan abatir grandes búfalos y paquidermos con este cartucho.

Breve Historia

Antes de los modernos rifles de cerrojo y la pólvora sin humo, los cazadores utilizaban pesados rifles monotiro o de doble cañón de pólvora negra, dotados de un inmenso retroceso. Dada la limitación de velocidad que imprime este tipo de propelente, empleaban tremendos proyectiles de plomo de hasta 1” y con un peso de hasta 1.750 grains.

9,3x62 Mauser Colonos Alemanes
Colonos alemanes a principios del siglo XX en África.

Diseñado en 1905 por el armero Otto Bock, el 9,3 × 62 fue uno de los primeros cartuchos de rifle con pólvora sin humo de calibre medio y diseñado para su uso en el rifle de cerrojo Mauser 98. Dos importantes hitos y avances en la tecnología de las armas de fuego de principios del siglo XX. Este cartucho encontró un rápido acomodo en el mundo de la caza y fue increíblemente popular entre los colonos alemanes en África a principios del siglo XX, fundamentalmente por dos razones.

La primera fue su efectividad en dos de los de los cinco grandes, el búfalo del cabo y el elefante. Al mismo tiempo, el cartucho tenía un retroceso muy manejable y también era una buena opción para la caza del resto de presas de la sabana africana. La segunda razón de este éxito inicial hay que buscarlo en su precio, ya que los rifles y cartuchos coetáneos eran todos de origen inglés, con una muy buena calidad, pero con unos precios fuera del alcance de un colono promedio.

La Segunda Guerra Mundial supuso un punto de inflexión para este cartucho de origen alemán, la destrucción de las fábricas de aquel país causó un importante desabastecimiento de municiones y rifles durante mucho tiempo. Esto provocó que otros cartuchos alternativos ocupasen el nicho de mercado del 9,3x62, especialmente en el continente negro. En Europa, se mantuvo más estable como cartucho de caza hasta el día de hoy. Los rifles europeos de las principales marcas mantienen hoy en día alguna referencia en sus catálogos, al igual que los más importantes fabricantes de municiones.

Inicialmente el cartucho presentaba un diámetro de bala de 9,3 mm (.366”) cargado en una vaina sin borde de 62 mm de largo. El cartucho se cargó originalmente con una bala de 285 grains, con una velocidad inicial de 2150 fps (655 m/s). Más tarde, el cartucho se exprimiría un poco más y se cargaría principalmente con una bala de 286 grains con una velocidad de salida de alrededor de 2400 fps (732 m/s).

Balística

La carga de fábrica estándar del Mauser de 9,3x62 mm es una bala de 286 grains a 2350 fps (716 m/s) proporcionando poco más de 3500 pies-libras de energía (4745 julios). Esta es la carga de 9,3 × 62 más popular y es perfecta para cazar prácticamente cualquier especie de caza no peligrosa en África y por ende, cualquier otro animal en el resto del mundo. Sobre todo, teniendo en cuenta que hoy en día, es posible encontrar munición con proyectiles o balas para recarga, desde los 184 grains hasta 320 grains.

9,3x62 Mauser Dimensiones
Dimensiones del 9,3x62 Mauser.

El cartucho más parecido en prestaciones es el .35 Whelen Ackley Improved, pero tiende a ser comparado con el famoso .375 H&H. Aunque el .375 H&H es un cartucho excepcional, el 9,3 × 62 puede proporcionar 85-95% de su potencia dependiendo de la carga empleada. Pero con las ventajas de un menor retroceso y de poder utilizar en un rifle con una acción de longitud larga estándar, en lugar de la acción de longitud magnum requerida por el .375 H&H. Esto hace que el rifle en general sea más corto, más ligero y más barato.

9,3x62 Mauser comparativa de cartuchos
Comparativa 9.3 × 62, .30-06 Springfield, 8 × 57 IS, 6.5 × 55 y .308 Winchester.

Con respecto al retroceso, decir que, a igualdad de carga con un .375 H&H y disparados desde un mismo rifle con idéntico peso, este puede llegar a ser un 75% inferior. Aunque seguramente la referencia más clara que podemos dar para ilustrar este aspecto, es que comparado con un .30-06 Springfield, su retroceso está entorno a solo un 30% más. Como sabemos, un retroceso ligero presenta dos ventajas fundamentales, una es la de facilitar una mejor colocación de los disparos y permitir un segundo disparo de seguimiento mucho más rápido.

Una característica del 9,3x66 es su buena densidad seccional, ratio diámetro masa de la bala, una característica clave que determina la penetración del proyectil. Algo especialmente importante a la hora de abatir grandes mamíferos con piel gruesa o piezas correosas con gran densidad muscular, de ahí su buena reputación africana y europea.

En cuanto a su alcance máximo efectivo, debido a su pérdida de velocidad, energía y consiguiente caída, se considera que este está en los 300 m. La puesta a cero habitual de los rifles en este cartucho suele ser a 200 m, aunque obviamente, todo dependerá del animal a abatir y distancia prevista de abate.

Sirviéndonos de los datos de la munición Remington CORE-LOKT, con una carga estándar con proyectil Pointed Soft Pointed (PSP) de 286 grains y puesta a cero a 200 yardas, tendremos una elevación de 3” (7,62 cm) a 100 yardas y una caída de 12,1” (30,73 cm) a 300 yardas. En cuanto a la velocidad, a 100 yardas es de 2155 fps (657 m/s), a 200 yardas 1960 fps (597 m/s) y 1777 fps (542 m/s) a 300 yardas. Siendo por tanto la energía a 100 yardas de 2948 Pie-Libra (3996 j), a 200 yardas de 2440 Pie-libra (3308 j) y de 2005 Pie-libra (2718 j) a 300 yardas.

Cazando

No es un cartucho excesivamente difundido en nuestro país, pero de acuerdo a las características balísticas antes citadas y a las experiencias de los cazadores que lo emplean, está claro que se adapta perfectamente a nuestras monterías y batidas. Tanto por las distancias habituales de tiro, como por el tipo de nuestra fauna. Dado que pocos tiros por encima de los 200 m se darán en estas modalidades de caza y porque el jabalí es el animal más correoso de nuestras especies cinegéticas.

Es un cartucho absolutamente demoledor, que basa su efectividad en su diámetro y peso del proyectil, sobre todo si empleamos proyectiles expansivos de calidad, como pueden ser los CORE-LOKT. Presentando la ventaja frente a otros cartuchos que desarrollan similar energía, pero a base de mayor velocidad, que no destroza tanta carne. Además, este tipo de proyectil pesado, es muy adecuado para entornos boscosos o sucios, donde los arbustos o ramas no provocarán alteraciones en la trayectoria de la bala.

Lo que sí hay que tener en cuenta, es que es un proyectil relativamente lento, por lo que en disparos en movimiento hay que adelantar lo suficiente el tiro. Aunque se agradece su contenido retroceso como hemos comentado en un apartado anterior, aproximadamente un 30% mayor que un 30-06 Springfield.

9,3x62 Mauser Adelantar el Tiro
Comparativa de adelanto del tiro para jabalí en movimiento, el 9,3x62 Mauser requiere un adelanto mayor.

Armas y municiones

En cuanto a las armas que lo disparan, existen rifles semiautomáticos y de cerrojo recamarados a este calibre. Al tratarse de un cartucho con muy poca difusión en EEUU, la mayoría de los rifles en este calibre son de fabricantes europeos. Uno de los más afamados y distribuido por BORCHERS, es STEYR MANNLICHER, con sus modelos SM12, SM12 SX, CLII y CLII SX.

9,3x62 Mauser Steyr Mannlicher SM12
Steyr Mannlicher SM12 en 9,3x62 Mauser, existe en variante con culata sintética.
9,3x62 Mauser Steyr Mannlicher CL II SX
Steyr Mannlichar CLII SX en 9,3x62 Mauser, existe una versión con culata de madera.

Con respecto a las municiones, están disponibles la Remington CORE-LOKT con proyectil PSP en peso estándar de proyectil de 286 grains. Una munición excelente para nuestras modalidades de caza más emblemáticas, dotado de un devastador poder de parada intrínseco por las características del cartucho y que se ve aumentado por su afamado proyectil expansivo.

9,3x62 Mauser Remington Core-Lokt
Remington Core-Lokt en 9,3x62 Mauser absolutamente demoledora.

Por otra parte, BARNES dispone de una munición monolítica de cobre con proyectil con punta de polímero TTSX de 250 grains y adaptado a la casuística cinegética europea, la munición VOR-TX EURO. Estos proyectiles de cobre son más duros, con una penetración un 28% mayor que en balas de plomo y un efecto giroscópico con sus pétalos cortantes que resultan absolutamente devastadores. Tiene un excelente comportamiento sobre presas con gruesa encarnadura y densidad muscular, asegurando una retención del peso de al menos el 85% aun impactando con masa ósea.

9,3x62 Mauser VOR-TX Euro
Munición con proyectiles monolíticos de cobre BARNES VOR-TX Euro en calibre 9,3x62 Mauser.
9,3x62 Mauser proyectil TTSX
Proyectiles monolíticos de cobre TTSX en calibre 9,3x62 Mauser

Resumen

El 9,3x62 es un cartucho por descubrir entre muchos de los aficionados a la caza de nuestro país, a pesar de sus excelentes características para las monterías y batidas. Un cartucho con una contundencia brutal que el rango de distancia habitual en estas modalidades de caza, dejará la presa en el sitio. Por otra parte, otro de sus grandes alicientes es que es mucho más dócil en su retroceso que un 300 Win Mag o 7 mm Rem Mag, con lo que permite una más rápida repetibilidad del tiro. Un cartucho que por sus características es perfectamente válido para la fauna americana, europea y la considerada no peligrosa africana.

Más información: Borchers

 

Victory V8 4,8-35x60 T*

Victory V8 4,8-35x60 T*

Juan Francisco parís