Reportajes

El .300 Winchester Magnum

Traemos a esta sección uno de los cartuchos magnum más utilizados y venerados en nuestro país: el .300 Winchester Magnum. En un país como el nuestro, donde existe la querencia por cartuchos muy contundentes, este que hoy analizamos tiene una legión de seguidores. Es un cartucho con solera, ya que nació en 1963 como réplica al 7 mm Remington Magnum con prestaciones similares.

Borchers

29/03/2021

Star Star Star Star Star (3)

«Pensado para la caza mayor y para operar en la larga distancia»

«Es muy cómodo tanto para todo tipo de recechos, como monterías o batidas»

«No es un cartucho para piezas de pequeño tamaño o débil encarnadura, como pueden ser los corzos»

«La oferta de municiones es realmente extensa»

«En las batidas y monterías permite adelantar el tiro fácilmente para presas en movimiento»

«Un cartucho polivalente, cuyo único hándicap reseñable es su fuerte retroceso»

.300 Win Mag uso milirar

Es un cartucho pensado para la caza mayor y para operar en la larga distancia, ya que es efectivo hasta los 1.200 m aproximadamente. Esto ha hecho que también tenga un uso militar por parte de las unidades de francotiradores. Donde se sitúa como un cartucho intermedio entre el .308 Win y el .338 Lapua Magnum. Desde el punto de vista cinegético, es capaz de abatir toda la fauna «no peligrosa» de los cinco continentes. Centrándonos en la caza en España, es perfecto para cualquier disciplina cinegética, dada sus características. Además de su efectividad por su tremenda contundencia, otra de sus virtudes es su asombrosa precisión.

.300 Win Mag uso milirar
Es un carucho adoptado por francotiradores militares para abatir objetivos hasta los 1.200 m

Breve historia

El .300 Winchester Magnum es el cuarto y último de una saga de cartuchos Magnum desarrollados por Winchester a partir de 1956. Lo precedieron el .458 Win Mag en el año 1956, el .338 Win Mag en 1958 y el .264 Win Mag en 1959, este último un cartucho que no tuvo aceptación. El .300 fue anunciado en 1963, como alternativa al 7 mm Remington Magnum con el que comparte similares prestaciones. En lugar de sacar un magnum de 7 mm competitivo, recurrieron a los proyectiles de 7,62 mm.

Este cartucho es un desarrollo que se inspira en la vaina del .338 y en el .30-338 experimental, aunque algunos autores citan como antecedente lejano el legendario .300 Holland y Holland, podríamos afirmar que es una versión modernizada de este. El .300 Winchester Magnum más nuevo, tiene un cuerpo un poco más largo (alrededor de 3 mm) y un cuello más corto que sus predecesores. Este cuello corto se considera una característica pobre, ya que significa que las balas pesadas tienen que asentarse bastante en el espacio destinado a la pólvora, con lo que resta capacidad de propelente, si queremos hacer cargas especialmente potentes con balas pesadas.

A pesar del éxito del .300 Weatherby, presentado 20 años antes que el .300 Win Mag, Winchester diseñó un cartucho con considerablemente menos energía. Su razonamiento era sólido. Si bien la balística del Weatherby era espectacular, también lo era su retroceso y el costo de la munición. Aunque su gran virtud, desde el punto de vista técnico, es haber logrado unas prestaciones similares a grandes cartuchos magnum haciéndolo compatible con una acción larga estándar. Es poco más largo que el 30-06, mide 85 mm de largo con el proyectil montado, por lo que fue muy fácilmente adaptado a las acciones largas de fabricación comercial y militar existentes. Sin tener que recurrir a acciones magnum especiales, mucho más caras de fabricar. De hecho, fue diseñado para usarse en el rifle Winchester modelo 70.

300 Win Mag vs 300 Weatherby Magnum
El .300 Weatherby Magnum fue un referente al haber nacido 20 años antes

Capacidades cinegéticas

Con una gran velocidad de 940 m/s para puntas 180 grains y una trayectoria muy tensa, es muy cómodo tanto para todo tipo de recechos, como monterías o batidas. En el primer caso, gracias a su trayectoria tensa no es necesario realizar grandes correcciones en los recechos. En el segundo, su alta velocidad nos facilitará tremendamente los adelantos para las piezas a la carrera. Además, esta velocidad en conjunción con los proyectiles de calibre.30 le proporcionan una alta energía, como dato, decir que a 200 m tiene el doble de energía que un 30-06 a 100 m. Esto se traduce en un enorme poder de parada incluso para grandes piezas en movimiento cargadas de adrenalina, como pueden ser jabalíes o ciervos a la carrera.

300 Win Mag vs 30-06
El .300 Win Mag tiene a 200 m tiene el doble de energía que un 30-06 a 100 m

Ahora bien, tiene algunos hándicaps menores que debemos tener en cuenta, por una parte, retroceso es elevado y por tanto puede resultar desagradable para cazadores y tiradores de poca envergadura, especialmente si se utiliza en armas ligeras. Esto hace que requiera de armas algo pesadas que pueden resultar incómodas en la modalidad de recechos, lógicamente dependiendo de nuestra condición física. Además, estas deben contar con un cañón lo suficientemente largo para que se aproveche toda la pólvora que atesora el cartucho, al menos 24» (610 mm), sino tendremos un estruendo y fogonazo más que considerables, perdiendo alcance.

300 win Mag Caza Rececho
Es un cartucho ideal para los aficionados a los recechos más extremos

Por otra parte, no es un cartucho para piezas de pequeño tamaño o débil encarnadura, como pueden ser los corzos, ya que aún con una punta ligera su tremenda energía provoca importantes destrozos en la carne de este tipo de presas. Además, dependiendo de la distancia, el tipo de punta, el tipo de piezas y zona de impacto, al ser muy veloz puede hacer sedales a corta distancia. Aunque aun así, en la mayoría de los casos, su tremendo choque hidráulico deja a los animales fulminados sobre sus propias huellas.

Otro aspecto a considerar, es que si empleamos una punta relativamente ligera, un proyectil con alta velocidad es más propenso a sufrir desviaciones en su trayectoria si se encuentra con obstáculos de vegetación. También, debemos tener en cuenta, que una bala ligera con alta velocidad pierde penetración, tendiendo a estallar en la encarnadura exterior de la presa. Es por ello que, desde mi punto de vista, en términos generales, el proyectil mínimo para este cartucho es el de 180 grains.

Tipos de municiones

Al emplear un tipo de proyectil muy estándar, como es el calibre .30, con un cartucho tan popular como es el .300 Win Mag, la oferta de municiones es realmente extensa. Tanto en tipos de proyectiles, peso de los mismos y cargas de pólvora. A continuación, haremos un repaso de diferentes tipos de municiones, tomando como ejemplo en cada una de ellas el peso estándar de bala para este cartucho, los 180 grains.

Remington ACCUTIP

Es una munición que monta balas con puntas de polímero que le otorgan un excelente coeficiente balístico. Se caracteriza por su alta transferencia de energía y una extensa destrucción de tejidos, junto con una impresionante precisión. La munición AccuTip penetrará tan profundamente como la Remington CORE-LOKT, pero no se expandirán tanto y solo descargarán alrededor del 65 por ciento de su energía en las primeras ocho pulgadas (203 mm). Sin embargo, suelen tener una trayectoria más plana y con más precisión, lo que los convierte en una excelente opción para los recechos. No es la munición más adecuada para batidas y monterías, especialmente en los puestos con distancias más cortas, ya que su tremenda velocidad puede hacer que estalle en la superficie de presas con encarnadura correosa, como los jabalíes.

300 Win Mag Remington ACCUTIP
La Remington ACCUTIP es una munición especialmente indicada para la modalidad de recechos

Remington CORE-LOKT

Si hay una munición emblemática en el mundo de la caza esa es la CORE-LOKT, aparecida en 1939, la innovación de esta munición consistió en el sistema de unión entre la camisa exterior del proyectil y su núcleo interior de aleación de plomo. Al impactar sobre una presa, el recubrimiento de la bala se va desprendiendo y deformando junto con el núcleo a medida que avanza por los tejidos, todo ello de forma controlada gracias a esta chaqueta metálica. Todo esto es posible debido que la «nariz» del proyectil queda sin cubrir por esa envoltura, siendo la «puerta» de entrada a la cavidad cónica, permitiendo que la carne de nuestra pieza comience a «pelar» la bala y a achatar el núcleo. El resultado final es un proyectil en forma de champiñón que retiene la mayor parte de su masa original, por lo que recibe popularmente el nombre del «champiñón más mortífero del bosque».

La velocidad de impacto del proyectil es posiblemente el principal factor a tener en cuenta cuando trabajamos con munición expansiva y es aquí también donde la CORE-LOKT vuelve a destacar, ya que provee una muy alta efectividad en una banda de velocidades muy amplia. Desde los 3100 fps (945 m/s) hasta prácticamente los 1600 fps (488 m/s), fuera de ese rango no quiere decir que no sea capaz de abatir nuestra presa, pero sus cualidades expansivas y/o de penetración se verán muy alteradas.

Existe en dos versiones de proyectil la SOFT POINT (SP) y POINTED SOFT POINT (PSP), las diferencias estriban en su coeficiente balístico (BC), siendo mejor en el segundo caso (SP=0,248 y PSP=0,383), ya que es más aerodinámica que una punta redonda y en su velocidad de expansión, algo superior en el caso de la SOFT POINT. Lógicamente la munición de este tipo en .300 Win Mag emplea punta PSP dada su tremenda velocidad. Esta munición es perfecta para batidas y monterías, dejando a las piezas literalmente en el sitio. Aunque dada sus características, puede ser empleada con solvencia en recechos hasta los 300 – 400 m.

300 Win Mag Remington CORE-LOKT
La munición CORE-LOKT es ya intemporal, una munición excelente para nuestras monterías y batidas

Remington HYPERSONIC

Otra munición de Remington, especialmente contundente en este calibre y muy adecuada para piezas grandes o de encarnadura especialmente dura en la modalidad de recechos, es la HYPERSONIC RIFLE BONDED. Utiliza una bala denominada CORE-LOKT ULTRA, una especialización de su archiconocida CORE-LOKT. Sus principales características, son un núcleo que está soldado de forma más fuete a una camisa un 20% más gruesa, que tras el impacto generan unos pétalos de corte con una sección un 50% mayor. Es por tanto una bala dura para presas correosas de envergadura.

Además, este cartucho emplea unas pólvoras propietarias, que sin incrementar las presiones aumentan la velocidad proporcionando una trayectoria aún más tensa, por lo que la penetración y expansión de la bala están garantizadas. Una muy buena munición para recechos medios, sobre presas con las características antes descritas.

300 Win Mag Remington Hypersonic
La HYPERSONIC RIFLE BONDED destinada a recechos a media distancia para presas especialmente duras

BARNES — VOR-TX TTSX

La BARNES — VOR-TX TTSX es una moderna munición que utiliza balas monolíticas de cobre con punta de polímero. La punta TTSX (Tipped TSX), es una evolución mejorada de la anterior TSX que se distingue por la terminación en punta azul de polímero y un canal interno cuatro veces mayor que acelera su expansión. Son proyectiles duros por el material empleado con una gran retención del peso, incluso impactando en huesos. La expansión se inicia ya a solo a tres centímetros de la piel, generando cuatro pétalos cortantes, que doblan su diámetro, con una enorme velocidad giroscópica, acompañada de una gran penetración (28% mayor que en los proyectiles de plomo).

Para que la expansión se realice en este tipo de proyectiles, es necesaria una velocidad mínima determinada, es por ello que este calibre presenta unas características idóneas para su uso. Dada su alta velocidad durante una gran distancia permite un amplio abanico de uso, no presentando problemas a corta distancia como los proyectiles de plomo encamisados. Es una munición todo uso, que únicamente puede presentar algún problema de expansión a muy larga distancia por pérdida de velocidad. Aunque en este último caso, el propio fabricante produce una munición específica para recechos a larga distancia, denominada BARNES VOR-TX LR.

300 Win MAg BARNES — VOR-TX TTSX
La BARNES — VOR-TX TTSX con sus proyectiles monolíticos de cobre y punta de polímero efectivos a casi cualquier distancia

BARNES VOR-TX LR

La munición BARNES VOR-TX LR se ha diseñado para disparar a largas distancias, con una precisión extraordinaria. Su configuración se basa en la probada y exitosa TTSX, pero con ojiva y cola de bote alargados. Con ello se consigue un coeficiente balístico superior en hasta un 18% en proyectiles homólogos. En este caso el peso de punta es de 190 grains frente al peso estándar de 180 grains habitual.

Una de las señas de identidad de estos proyectiles LRX es su extraordinaria precisión, tal es así, que son varios los fabricantes de rifles personalizados que emplean esta bala para calificar la precisión de sus creaciones. No es raro conseguir, sin mucho esfuerzo, agrupaciones cercanas a 0,50 MOAs con este tipo de bala. En definitiva, se trata de una munición extraordinaria para los recechos a larga distancia que suma a las cualidades de balística de efectos visto en la TTSX, su extraordinaria precisión.

300 Win Mag BARNES VOR-TX LR
La BARNES VOR-TX LR es la monolítica de cobre con punta de polímero para larga distancia y máxima precisión

Resumen

El .300 Win Mag es un cartucho impresionante, un cartucho sin duda sobredimensionando para la fauna española, pero que tiene la virtud de asegurar el cobro de cualquier presa casi con tal que le impactemos. En las batidas y monterías, gracias a su velocidad, permite adelantar el tiro fácilmente para presas en movimiento. En el caso de los recechos, es capaz de cobrar las presas más alejadas con plenas garantías. Un cartucho polivalente, cuyo único hándicap reseñable es su fuerte retroceso.

Más información: Borchers

 

El «mayor golpe al tráfico de armas» se desmorona

El «mayor golpe al tráfico de armas» se desmorona

Javier Fernández - Antonio López Espada