Reportajes

Ingenio vs jabalíes: un robot-lobo, pelo humano, colillas…

Así luchan los agricultores contra los daños que provocan en sus campos

El jabalí ve poco, y en blanco y negro, pero tiene un gran sentido del olfato y del oído. Que son animales muy inteligentes, queda demostrado, puesto que los métodos para luchar contra ellos deben ser de lo más ocurrentes para que funcionen.

CdC

01/04/2020

Star Star Star Star Star (4)

«Los agricultores desarrollan su lado más imaginativo para proteger sus siembras»

«Algunos agricultores colocan pelo humano en los límites de sus cultivos»

«Los trucos caseros para ahuyentar jabalíes incluyen sonidos fuertes y olores desagradables»

«La sobrepoblación de jabalíes ha tocado fondo en muchos casos»

Los agricultores desarrollan su lado más imaginativo para proteger sus siembras. Es el caso de unos trabajadores del campo japoneses, que han llegado a crear un lobo-robot para espantar a los jabalíes, cuya sobrepoblación ahoga gran parte del país. El norte de Japón está repleto de arroz, patatas y otros cereales que encantan a los suidos y es que, en un año, estos animales salvajes provocan daños que ascienden a 46 millones de euros.

En Japón hay más de un millón de jabalíes

Se calcula que hay más de un millón de jabalíes en Japón, por lo que a los científicos del país se les ha ocurrido desarrollar lobos-robot para espantar a los suidos. Recubiertos de pelo y con una cabeza que impone una mezcla entre miedo y respeto, la función que tienen es la de ahuyentar jabalíes. El robot se encarga de cuidar la cosecha, tiene ojos rojos, colmillos y mide medio metro de alto. Funciona con baterías que se cargan con energía solar y su alcance es de media milla. Cada uno cuesta 5.000 dólares.

Pelo, colonia, amoníaco…

En Galicia, los más avispados llevan años ideando sistemas para mantener los campos a salvo de los jabalíes. Algunos agricultores colocan pelo humano en los límites de sus cultivos, además de prendas con colonia, amoníaco o bolas de naftalina. Y es que para ahuyentar a los suidos sirve hasta el orín de lobo.

Sin embargo, la lluvia en Galicia es un problema, puesto que los olores duran pocos días y hay que renovarlos cada poco tiempo. Trabajadores del campo del norte también invierten en radios a pilas o en programar despertadores para que suenan con frecuencia. Es otra de las formas ingeniosas de espantar a los suidos. Asimismo, otro agricultor demostró que conectando una bombona de butano a un sistema electrónico y a un tubo se puede emitir un sonido muy fuerte cada cierto tiempo, capaz de mantener lejos de las cosechas a estos animales salvajes.

Conoce todos los detalles de los recursos que emplean los agricultores gallegos pulsando en la siguiente imagen:

Sonidos fuertes, olores desagradables

Pero los trucos caseros para ahuyentar jabalíes incluyen, fundamentalmente, sonidos fuertes y olores desagradables para ellos. Las colillas de tabaco pueden ser un buen remedio y pueden espantar a los suidos durante un par de días, aunque luego dejan de ser eficaces. En cuanto a los sonidos fuertes, hay que tener en cuenta la inteligencia de los animales, que se acostumbran rápido a ellos e incluso dejan de tenerles miedo. Por ello, aunque sea muy caro, uno de los remedios más eficaces es colocar barreras físicas para limitar la entrada de los jabalíes en algunos recintos (incluyendo pastores eléctricos). Para que no se acostumbren a los sonidos, es necesario emitir ruidos distintos.

La tecnología ha logrado que ya se comercialicen ahuyentadores de jabalíes fabricados en Estados Unidos. Se colocan a la intemperie y cubren unos 24.000 metros cuadrados. Se conectan a varios altavoces externos y su batería dura hasta cuatro meses. Además, son perfectamente configurables y permiten seleccionar sonidos específicos que incluyen ladridos de perros, disparos e incluso llamadas de auxilio de los propios jabalíes.

Espantapájaros ingeniosos

También hay agricultores que se han atrevido con un espantapájaros que, con un sencillo engranaje y un poco de viento, produce un ruido que mantiene a raya a aves e incluso a animales más grandes. Los sonidos varían en función de la intensidad del viento, por lo que son diferentes e impiden que los suidos se acostumbren.

¿Quieres ver cómo funciona este curioso artilugio anti-jabalíes? Pulsa en la siguiente imagen:

https://www.club-caza.com/actualidad/actualverold2.asp?nn=9313

Los agricultores, hartos

Y es que la sobrepoblación de jabalíes ha tocado fondo en muchos casos. Así es que un agricultor aragonés, cansado de ver a diario los daños en sus cultivos, persiguió con su tractor a varios suidos durante una noche para echarlos de sus tierras.

Este vídeo demuestra el hartazgo de los agricultores, que son capaces de perseguir en sus tractores a los jabalíes para echarlos de sus tierras.

Para ver el vídeo, pulsa en la siguiente imagen:

La caza, muy necesaria

Sin embargo, pocos remedios sirven para evitar que los jabalíes hambrientos acaben con las cosechas. De ahí se entiende también la gran labor de los cazadores, que son los únicos que contribuyen de manera efectiva a que exista un control poblacional.