Reportajes

Una fabulosa montería vivida desde dentro

El sábado día 8 de febrero monteamos la finca El Encinar de los Ballesteros, en el municipio gaditano de San José del Valle, lo que nos permitió vivir una montería desde distintas perspectivas. Acompañamos a la rehala de Carlos Montoya y a varios postores durante una apasionante cacería organizada por Salvador Canto, de Cinegética el Acebuchal.

CdC

14/02/2020

Star Star Star Star Star (3)

«Se contabilizaron más de 300 disparos y más de 80 reses contadas entre todos los puestos»

«Imperó ante todo la seguridad en todos sus disparos»

«En este día de caza nos acompañó la conocida cetrera Macarena Rodríguez»

«Nos habéis hecho sentir uno más»

La zona que nos tocó en suerte batir era una zona prácticamente impenetrable, en la que literalmente estuvimos más de cuatro horas a gatas entre zarzas, enredaderas y carrascas.

Durísimo el trabajo de los rehaleros

La rehala de Carlos Montoya consiguió hacerse con dos cochinos en sendos agarres. Se contabilizaron más de 300 disparos y más de 80 reses contadas entre todos los puestos. Entre ellas, algún venado de bonito porte y alguna que otra boca a reseñar.

Un puesto de ensueño

Tras compartir junto a la rehala la mitad de la montería nos quedamos en un puesto espectacular junto a Peter, cazador alemán. Un puesto de cortadero de la armada de Buitrago, en el que el compañero abatió cuatro cochinos, uno de ellos con una buena boca, más otros cuatro que erró y otros tantos a los que no disparó acertadamente al no romper al cortadero, a pesar de verlos por los claros de la mancha. Imperó ante todo la seguridad en todos sus disparos.

Lances que hacen afición

Nada más que salir nosotros del monte y asomar al cortadero, oímos un agarre en la otra parte de la raya. También escuchamos el avance de un cochino de gran porte que deambulaba por el monte hasta detenerse en el filo del cortadero.

Le indiqué al montero la situación y, tras tres minutos de larga espera, rompió el a unos escasos 20 metros por debajo de nuestra posición.

Peter lo dejó cumplir y lo abatió de un certero disparo bien colocado en el codillo. Bravo por él.

Integración de la mujer en el mundo de la rehala

En este día de caza nos acompañó la conocida cetrera Macarena Rodríguez, que estuvo monteando junto a nosotros en una dura jornada, quizás la más dura de la temporada.

La unión de las modalidades es vital en el mundo de la caza, así como conocerlas desde dentro para poder hablar de ellas.

Entrevista a Gregorio Clavijo, de la rehala del conde de Peralejo, veterano montero, en la que nos habla de sus experiencias durante décadas en el mundo de la rehala

Agradecimientos

Agradecer a Salvador Canto su invitación a esta montería y el trato que dispensó a los integrantes del equipo de Club de Caza y felicitarle por su gran gestión en esta finca.

Para los rehaleros participantes y a tantos otros a los que hemos acompañado durante esta temporada solo podemos tener palabras de agradecimiento, con especial mención a mi compañero David, de la Rehala El Maravillas.

Nos habéis hecho sentir uno más. Gracias y mil gracias a nuestros gladiadores del monte. Sin vosotros nada sería posible.