Revista de Prensa

Guipúzcoa

Crece la población de jabalíes

Desde diferentes ámbitos se ha criticado el control de poblaciones que realizan los cazadores, argumentando que la caza no se ha mostrado como un método eficaz para ello. Por contra, el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) afirma en su informe sobre 'Buenas prácticas en relación con la caza del jabalí y la prevención de riesgos sanitarios' que el papel de la caza en la regulación de poblaciones de jabalí es muy importante.

12/06/2020 | Diario Vasco | DON JULIO

Crece la población de jabalíes Con datos de caza de jabalí del Principado de Asturias ha sido posible calcular que, aún con la caza, existe un cierto crecimiento anual de la población de jabalíes. Este incremento se sitúa en torno al 6%. No obstante, en ausencia de caza se produciría un crecimiento catastrófico de la población, con un incremento anual superior al 50%. Quien no conozca el mundo de la caza mayor seguramente se sorprenderá de que la mayor parte de los jabalíes que pasan por delante de un puesto escapan al lance cinegético, oscilando entre un 15% y un 30% el número de ejemplares abatidos. Cuanto mayor es el grupo, más se escapan. Caen la mitad de los jabalíes solitarios y huyen más del 95% de los integrantes de grupos grandes.

En el caso de nuestro territorio, la eficacia de los cazadores durante la última campaña es muy superior a la media estimada por el IREC. El porcentaje de jabalíes abatidos se sitúa en un 39%, lo que denota su efectividad de los guipuzcoanos pese a desarrollar la actividad en una orografía complicada.

La eficacia cinegética podría depender de muchos factores, pero en un análisis reciente se ha constatado que, independientemente de la superficie batida y de la densidad real de jabalíes, los factores que más influyen sobre la eficacia cinegética son tres: los puestos, los perros y la tuberculosis. Más puestos, cerrar mejor la mancha batida, duplica la eficacia cinegética o, lo que es lo mismo, significa una mayor proporción de los jabalíes abatidos en dicha zona. Igualmente, utilizar más perros, con la consiguiente mayor capacidad de mover los jabalíes hacia los puestos, también duplica la eficacia. Otro hallazgo curioso muestra que la eficiencia aumenta si hay ejemplares tuberculosos, quizás porque sean más vulnerables.

Así como resulta muy difícil que crezca significativamente el número de cazadores en activo o el de días de caza, parece viable mejorar la eficacia de cada jornada cinegética. Para ello es deseable facilitar que se coloquen más puestos y se utilicen mayor número de perros. Además, sería deseable mejorar la visibilidad en cortaderos en un intento de mejorar la proporción por lance.

« Ver más noticias