Revista de Prensa

Extremadura

La vuelta de la caza, pendiente de que se modifique la orden de vedas

Después de varios desencuentros entre el sector y el Gobierno central, que inicialmente excluyó esta actividad de entre las que podían retomarse al llegar a la fase 1, el Boletín Oficial del Estado del pasado 16 de mayo ya recogía la posibilidad de que se recupere la actividad cinegética en todas las modalidades, de acuerdo a su orden de vedas y siempre que se respete la distancia de seguridad y las medidas de prevención e higiene fijadas por las autoridades sanitarias.

20/05/2020 | El Periódico de Extremadura | Rocio Cantero

La vuelta de la caza, pendiente de que se modifique la orden de vedas Sin embargo, en Extremadura es necesario que para hacerlo efectivo se levante la suspensión sobre la orden general de vedas de este año.

La orden se publicó a finales de marzo y entraba en vigor el día 1 de abril, ya con el estado de alarma decretado. Para paralizar su efecto, se incluyó después una modificación por la que se dejaba en supenso hasta el día después de que finalice el estado de alarma. Esta suspensión es la que se debe modificar ahora por parte de la Junta de Extremadura para reanudar la actividad. Junto a eso, se debe tramitar además la entrega de los precintos que se precisan en las acciones de caza mayor.

«No tenía ningún sentido que la caza hubiera quedado excluida. Valoramos la implicación de la Junta que el Gobierno central haya cambiado de postura, pero necesitamos saber cuándo se va a publicar la orden general de veda y cuándo se va a poder retomar realmente la actividad. Hay que ponerse las pilas», dice el presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo.

RECECHOS / En esta época la actividad cinegética permitida tiene gran impacto en las sierras de la provincia de Cáceres, con acciones como los recechos de corzos, que se llevan a cabo de abril a julio en las zonas de Gata, Hurdes, La Vera, Villuercas, Ibores, o Jara. También, según lo que contempla la orden de vedas, es la época de los recechos de muflón y, arruí, y de los aguardos o esperas de jabalí. Además en los cotos intensivos, desde el 1 de abril se ponen en marcha las sueltas de jabalí que sirven de entrenamiento a perros y cazadores. En todos estos casos, será obligatorio el uso de mascarilla cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad, no se podrán utilizar los utensilios y tendrán que desinfectar tras su uso.

La caza por daños también se podrá solicitar una vez que se levante la suspensión sobre la orden de vedas, y se mantendrán las autorizaciones emitidas en el estado de alarma y que son válidas hasta que este finalice.

« Ver más noticias