Revista de Prensa

Extremadura

La Junta permite la caza de conejos y jabalíes ante los daños en la agricultura

Las escopetas podrán salir de nuevo al campo aunque de forma controlada. Lo harán por causa de fuerza mayor. La Junta atiende la petición de organizaciones agrarias y la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza) de actuar contra la abundancia de conejos y jabalíes que están causando daños severos en parcelas agrarias y pueden disparar enfermedades entre la cabaña ganadera.

23/04/2020 | Hoy.es | CELESTINO J. VINAGRE

La Junta permite la caza de conejos y jabalíes ante los daños en la agricultura La declaración del estado de alarma por la crisis sanitaria hizo que los cazadores se marcharan también a sus casas. A partir de ahora, y hasta que dure la alarma, volverán a la actividad cinegética.

«Teníamos constancia por guardas rurales de cómo habían actuado jabalíes en parcelas de Miajadas o Guadalupe. Y de cómo los conejos se han comido los tallos verdes de vides en la comarca de Tierra de Barros», admitía ayer a HOY Pedro Muñoz Barco, director general de Política Forestal, antes de Medio Ambiente.

La vigencia del estado de alarma por el COVID-19 impedía actuar de forma más contundente por parte de la Administración autonómica. Sin embargo, la semana pasada, a raíz de la recomendación del Ministerio de Agricultura a las comunidades autónomas de que autorizara el control de predadores por su impacto en el campo, Extremadura decidió intervenir de forma contundente.

«La Junta ha atendido nuestra demanda y la de los profesionales del campo de forma muy rápida. Agradecemos su rapidez porque el problema por el exceso de jabalíes y conejos es muy evidente y igual se tiene que mantener el control cinegética más allá de que acabe el estado de alarma», añadía José María Gallardo, presidente de la Federación Extremeña de Caza (Fedexcaza).

La Consejería de Agricultura autoriza desde ahora y hasta que esté vigente el estado de alarma la caza de jabalíes y conejos. Exclusivamente se darán los permisos para abatir a esas especies animales. Ese es el primer matiz a tener en cuenta porque, como coinciden el Ejecutivo regional como la Federación Extremeña de Caza, no estamos hablando de un regreso de los cazadores sin condiciones.

Justificado y limitado

Para empezar, los dueños de las parcelas afectadas son los que deben solicitar el permiso para que se pueda abatir a esa fauna silvestre. Luego serán los cotos locales o privados los que realizarán el control cinegético.

En segundo lugar, para que la Junta conceda la autorización, se debe aportar la comprobación fehaciente de daños por parte de los agentes del medio natural.

«Se debe justifica que la parcela efectivamente ha sido dañada por jabalíes y conejos. En este aspecto tenemos ya un camino andado porque los guardas son conscientes efectivamente en muchos casos de que esos animales están y han actuado ya», apunta el director general de Política Forestal.

Otro aspecto a tener en cuenta es que el permiso para cazar solo autorizará a que en una parcela entren una o dos escopetas, como mucho, en función de la mayor o menos extensión de la misma y de la mayor o menos abundancia de predadores.

«Está claro que no esta medida no se hace para permitir la concentración de cazadores sino para el control cinegético por una situación de emergencia animal por el exceso de conejos y jabalíes», puntualiza Gallardo.

«Se trata de una acción puntual, no de cazar sin límites y motivada por una situación de sobrepoblación de dos especies concretas», remata Muñoz Barco.

Tramitación rápida

Además, la normativa no permite solicitar cazar por daños en los cotos donde existe planificación de caza mayor, «lo que supone un inconveniente ya que estos cotos no disponen de precintos para gestionar las poblaciones debido al estado de alarma», indica el presidente de Fedexcaza.

En todo caso, José María Gallardo agradece el interés mostrado por los responsables de la Consejería de Agricultura con los que la entidad federativa está manteniendo «una fluida comunicación durante estas semanas».

Fruto de esa notable relación, resalta el director general de Política Forestal, la Junta de Extremadura ha delegado en buena medida en Fedexcaza la recogida y tramitación de solicitudes con el propósito de lograr una mayor agilidad administrativa.

«Ya tenemos unas cuantas solicitudes y las primeras se presentarán este martes. Con toda seguridad en esta semana se van a presentar al menos medio centenar. Y confiamos que la Junta las tenga resuelta en pocos días», enfatiza el presidente federativo.

Al mismo tiempo, Gallardo resalta la necesidad de que durante el desarrollo de las acciones cinegéticas los cazadores cumplan «rigurosamente» las recomendaciones higiénicas y de protección frente al COVID-19, además de las correspondientes a sanidad animal y eliminación de subproductos.

« Ver más noticias