Revista de Prensa

León

Liebre, conejo y perdiz, guinda en clave positiva para la caza menor

La temporada de caza mejor bajó el telón hace unas semanas en clave positiva. Después de comparar las cifras con campañas anteriores y con el paso de las semanas desde que llegara a su fin hay que apuntar que las perspectivas iniciales no sólo se cumplieron en la provincia, incluso se vieron mejorados con la perdiz, el conejo y la liebre como protagonistas.

05/04/2020 | Diario de León | MIGUEL ÁNGEL TRANCA

Liebre, conejo y perdiz, guinda en clave positiva para la caza menor En el caso de la perdiz, los bandos que se han visto a lo largo de esos meses. Se puede decir que ha sido una campaña más que satisfactoria para los cazadores con una densidad importante de aves que ha llevado a que cobrarse piezas no haya sido, como en años precedentes, una labor ardua y complicada. Incluso los menos avezados completaron completado jornadas con un buen zurrón de perdices que llevarse. En lugares como en Tierra de Campos, la presencia de topillos a jugado un factor favorable, en este caso con las alimañas también como un factor destacado.

Por lo que respecta al conejo, la temporada de caza menor resultó también bastante notoria. Y es que su numerosa presencia llevó a los cazadores a contabilizar números elevados. No fue de extrañar que en un día alguno se cobrara una cifra importante. A pesar de que en algunas zonas su presencia necesite aún de un cierto espaldarazo, las potenciales enfermedades que mermaron algo su población no fueron tan dañinas pudiéndose ver en muchas zonas un número alto de ejemplares y en otras reapareciendo. Eso sí, desde el último fin de semana de octubre del pasado año y hasta el 26 de enero que la campaña bajaba el telón se puede decir que la mayoría de los cazadores han contado con posibilidades de firmar jornadas más que satisfactorias.

Por otro lado, la liebre también respondió a las perspectivas de inicio de la temporada con datos más que aceptables teniendo en cuenta la diversidad de la provincia leonesa. Incluso con el transcurrir de la temporada la situación se ha visto mejorada llegando el número de ejemplares a unos dígitos pocas veces vistos, al menos en los últimos años. Algo supone un aliento de esperanza.

« Ver más noticias