Revista de Prensa

Internacional

Francia llama ‘Claverina’ y ‘Sorita’ a las dos osas introducidas en el Pirineo

«Han llegado con total seguridad. Damos la bienvenida a ‘Claverina’ y ‘Sorita’, que deambulan por primera vez por tierras bearnesas y ofrecen con ello un futuro a la supervivencia del oso en el Pirineo». Así confirmaba este viernes 5 de octubre François de Rugy, ministro francés para la Transición Ecológica, la culminación exitosa de un nuevo programa de introducción de osos en el Pirineo del Gobierno galo.

08/10/2018 | Diario de Navarra | Aser Vidondo

Francia llama ‘Claverina’ y ‘Sorita’ a las dos osas introducidas en el Pirineo En este caso, el foco ha sido el área occidental, donde hasta ahora apenas vivían dos machos. Esta población, abocada a desaparecer, se quiere relanzar con la llegada de estas dos nuevas hembras de origen esloveno, buscando apareamientos.

El jueves, a primera hora de la mañana, se soltaba a la osa ‘Claverina’. Según informaba ayer la Oficina Nacional de la Caza y la Fauna Salvaje (ONCFS), se trata de una hembra de unos 7 años y que pesa 140 kg. El nombre que se le ha dado está ligado al patrimonio bearnés y puede traducirse como “heredera” o como “quien tiene las llaves”. El simbolismo radica en que se trata de la primera hembra que pisa este territorio desde hace más de una década (un cazador mató en noviembre de 2004 al último ejemplar de plantígrado autóctono pirenaico, la osa ‘Cannelle’).

Por su parte, ayer por la mañana Francia soltaba a la segunda osa, ‘Sorita’, un nombre bearnés tradicional que significa “hermana pequeña”. Curiosamente, es la hermana un año mayor de ‘Claverita’ y pesa diez kilos más que ella.

En ambos casos, las osas llegaron a cumbres del Béarn (departamento de Pirineos Atlánticos) en sendas jaulas transportadas por helicópteros. Habían sido capturadas previamente en Eslovenia y completaron un largo viaje por tierra de más de 1.600 kilómetros.

Compartirán este territorio, colindante con la muga de Navarra y Aragón, con el viejo oso ‘Neré’ y su hijo ‘Cannellito’, nacido de la citada osa ‘Cannelle’ y por tanto el que mantiene viva en parte la línea original del Pirineo. De hecho, uno de los objetivos de esta acción es “conservar el patrimonio genético de la línea histórica de la zona”, señaló la ONCFS.

En todo el Pirineo se calcula que viven hoy 43 osos. La mayoría (41) lo hacen en la zona central, entre Aragón y Cataluña, y su vertiente francesa, gracias a las introducciones de años atrás para reforzar la especie.
Reclamaciones

Mientras asociaciones de conservación de la naturaleza celebraban esta nueva reintroducción del Gobierno francés, los ganaderos pirenaicos, quienes sufren los ataques de los osos a sus animales, protestaban cortando carreteras.

Esta misma semana, el Gobierno de Navarra mostraba públicamente su “malestar por la gestión realizada por Francia en la reintroducción”. Recalcaba que los animales podrían llegar al cercano valle roncalés y hablaba de “inquietud por la repercusión que puede tener en la comunidad” y de “falta de información”.

Ayer, la consejera de Desarrollo Rural, Isabel Elizalde, se reunió con el nuevo secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, en Madrid. Entre otros temas, se abordó el de la reintroducción de las osas. El Ministerio se comprometió a trabajar conjuntamente con Navarra y Aragón y a solicitar al Gobierno francés un compromiso con la gestión de los impactos..

« Ver más noticias