Escaparate Cinegético

 

Clásicos de Caza Mayor en Europa y Asia

09/12/2021

Editorial Solitario acaba de publicar el quinto volumen de la colección Clásicos de Caza Mayor en Europa y Asia. Se trata de Al Este del Sol y Oeste de la Luna, de Theodore y Kermit Roosevelt.

Al Este del Sol y Oeste de la Luna.

Autores: Theodore y Kermit Roosevelt

East of the Sun and West of the Moon es un relato del viaje de los hermanos Roosevelt al «techo del mundo» en busca de ejemplares raros de caza. Los capítulos están escritos de forma alternativa por Theodore y Kermit mezclando la aventura y entusiasmo científico.

Hijos del famoso presidente naturalista Theodore Roosevelt, Kermit y Theodore heredaron el amor de su padre por la naturaleza y una visión conservacionista. En el transcurso de su expedición a Asia, consiguieron innumerables especímenes para el Museo Field de Chicago, convirtiéndose algunos de estos en los dioramas más notables del museo.

Tamaño 17 x 24 cm, con 320 páginas y más de 175 fotografías, impreso en blanco y negro. Encuadernación en tapa dura, cosido con hilo, tela inglesa roja, estampado en portada y lomo. Sobrecubierta con solapas plastificada. Tirada de 500 ejemplares.

P.V.P.: 75 euros

Libros de caza para regalar estas Navidades

Cacerías en La Tierra del Dragón

Autor: Kenneth Czech

Grabados de Pablo Capote

Cacerías en la Tierra del Dragón, es una recopilación de veintisiete capítulos extraídos de otras tantas obras, de veintitrés autores cazadores ingleses y norteamericanos a finales del siglo XIX y comienzos del XX traducidos al español. Inicio de la Colección de CLÁSICOS DE CAZA MAYOR EUROPEA Y ASIÁTICA. Le correspondería el título cero.

Para aquellos que disfrutan con las historias cinegéticas ambientadas en escenarios exóticos, esta recopilación ofrece escenas de caza pintadas en el extenso lienzo de la geografía y la historia natural chinas. Cada historia seleccionada refleja no sólo la aventura de la caza y las variedades de animales y su hábitat, sino que también hace un preciso retrato de la gente y costumbres de la región. La relación de cazadores y nativos proporciona una rica perspectiva de la vida diaria y de los viajes en la Antigua China. Y lo que es más importante: estas imágenes capturan la textura y el color de una era desaparecida hace tiempo. Por desgracia, existe muy poca literatura relacionada con la caza en la China Antigua. El puñado de libros editados en China, Inglaterra y Estados Unidos, permite comprender un estilo de vivir y de cazar que desapareció de China tras el desmoronamiento de la dinastía Manchú en 1911. Algunos de los autores de esta antología son casi desconocidos. Otros, incluyendo a Kermit Roosevelt, Roy Chapman Andrews y Arthur de Carle Sowerby, formaron un grupo formidable de cazadores muy respetados y experimentados.

Índice: Los Territorios de Caza de la Antigua China - Jabalíes en la provincia de Chekiang, por William Spencer Percival - Caza de patos en balsa por el río Ya, por Ernest Henry Wilson - Casas flotantes tierra adentro, por Henling Thomas Wade - El perro de caza en China, por el Teniente de la Marina Real Christopher Cradock - La caza del lobo en el distrito de los Lagos Ningpo, por Thomas R. Jernigan - En las tierras bajas de Shanghai en busca del ciervo acuático, por Ernest Henry Wilson - Faisanes en los alrededores de Taiyuán, por Arthur de Carle Sowerby - La caza del tigre de las cavernas de China, por Joseph Clark Grew - La caza del tigre de Manchuria, por Nikolai A. Baikov - El Barbazul del Gran Barranco, por Harry Caldwell - El ciervo de penacho de China Central, por A. E. Leatham - La caza del goral en el norte de China, por Arthur de Carle Sowerby - Tras las cabras salvajes de Wassu, por W. N. Fergusson - Recechando al yak salvaje, por Samuel J. Stone - Antílopes en la llanura de Turin, por Roy Chapman Andrews - Una historia sobre el takín chino, por H. Frank Wallace - Los carneros salvajes en el Altai mongol, por el Conde de Ronaldshay - Los grandes carneros del interior de Mongolia, por J. Wong Quincey - Wapitis en el Turkistán chino, por Percy W. Church -Tras la pista del wapiti de Shanxi, por Harry Caldwell - La caza del íbice con kirguises y kalmukos, por Frederick (Gillett) Lort-Phillips - El carnero azul de Kansu, por H. Frank Wallace - El Ovis poli del Pamir, por el Sargento George Littledale - Una cacería mixta en el Koksu, por el Capitán J. N. Price Wood - Carneros salvajes del Tian Shan, por el General de Brigada R. Pigot - En los territorios de carneros de Dzungaria, por J. H. Miller - De osos pardos y pandas, por Kermit Roosevelt y Theodore Roosevelt Jr. - Bibliografía.

Características: Tamaño 17 x 24 cm, 320 páginas, encuadernación en tapa dura, símil piel color rojo, estampación en seco en portada y lomo. Sobrecubierta en 4 colores, plastificado mate. Sobrecubierta y 27 grabados de Pablo Capote y 12 fotos antiguas.

P.V.P.: 52,00 €

 

La Caza en los Alpes

Autor: W. A. Baillie Grohman

Prólogo de Ramón Estalella

Traducción al español del libro “Sport in the Alps in the Past and Present” y publicado por primera vez en Londres por Adam and Charles Black en 1896 y con prólogo de Ramón Estalella. Primer título de la Colección de CLÁSICOS DE CAZA MAYOR EUROPEA Y ASIÁTICA.

Es fundamentalmente un relato de la caza del rebeco en batidas y rececho. Pero no es sólo un libro de rebecos. Trata además del íbice alpino; del ciervo en berrea en los Cárpatos de Hungría (actual Rumanía) y su comparación con la de las Highlands escocesas; del rececho del urogallo y gallo lira en sus cantaderos durante el celo en los Alpes centrales y orientales, donde la familia de W,A. Baillie-Grohman poseía dos fincas contiguas, una propiedad de su padre, y la otra de su abuelo, a finales del siglo XIX. Una región de colinas elevadas cubiertas de bosques, con numerosos arroyos trucheros y lagos, donde el autor, con su narración, nos transporta a través del tiempo. Pero aunque sea un libro de finales del siglo XIX, sorprende por su actualidad. Por estar escrito en tiempo presente, en muchos momentos el lector tendrá la sensación de estar leyendo un libro contemporáneo, que además de relatos de caza, trata de la gestión y mantenimiento de un coto, la organización de recechos y batidas y nos acerca a las tradiciones culturales centroeuropeas. Es curioso comprobar lo poco que han variado, tanto las costumbres como la forma de cazar y de gestionar un coto.

Índice: Introducción - La caza del rebeco en el pasado - Número de rebecos en los Alpes y naturaleza del terreno de su caza - Cómo es el rebeco. Variaciones de capa. Peculiaridades de sus cuernos. El rebeco en cautividad - La batida de rebecos en el norte de los Alpes Tiroleses - Algunos recuerdos cinegéticos de Su Alteza Real el fallecido Duque de Sajonia-Coburgo - El rececho del rebeco en las cacerías populares - El rececho del rebeco en terrenos bien poblados y fáciles, con buena y mala suerte - El rececho del rebeco en invierno - La caza del ciervo en el pasado - La caza del ciervo de montaña en la época moderna, con algunos comentarios sobre el ciervo de las Highlands Escocesas - El rececho del ciervo alpino - El rececho del ciervo en Hungría - El corzo y su caza - El íbice alpino y su caza - La caza del urogallo y del gallo lira en los Alpes - Rifles nuevos y viejos, y el equipo para la caza alpina - Primeros recuerdos de caza en los Alpes - Apéndice.

Características: Tamaño 17 x 24 cm, 352 páginas, encuadernación en tapa dura, símil piel color verde, estampación en oro en portada y lomo. Sobrecubierta en 5 colores, plastificado mate. 38 ilustraciones, entre fotos y grabados.

P.V.P.: 52,00 €

 

Hindu-Koh. Expediciones de Caza Mayor en el Himalaya y Más Allá

Autor: Donald Macintyre

Traducción al español de “Hindu-Koh: Wanderings and Wild Sport on and beyond the Himalayas”, se publicó por primera vez en 1889, recopilado de los diarios y artículos del autor publicados en la revista de caza Oriental Sporting Magazine. Segundo título de la Colección de CLÁSICOS DE CAZA MAYOR EUROPEA Y ASIÁTICA.

Donald Macintyre tuvo, en sus propias palabras, la gran fortuna de haber sido un gurka durante la totalidad de su servicio en la India, lo que le dió la oportunidad de cazar los animales salvajes del Himalaya. Porque los batallones gurkas estaban generalmente acuartelados en o cerca del Himalaya; y en los permisos que disfrutaba, podía dedicarse a la caza de montaña. Allí cazó uriales, el carnero salvaje del Punjab y chinkaras, las gacelas indias, en las cordilleras bajas y las escarpadas colinas y profundos barrancos de la parte occidental de la región de Rawalpindi; osos en el puesto fronterizo de Shore, donde abundaban también los tigres y los leopardos de montaña; ciervos sambar y muntjacs en el río Surjo; tahres, gorales, nilgais, antílopes negros, pantera nebulosa y ciervos almizcleros en las cordilleras más altas de Chipla y el Terai; íbices en los valles de Cachemira y Furriabade; siraos en el Gopee Chund; markhores en el Pir Punchal; argalis y yaks en el Changchenmo; bharales en Doonagiri, y en definitiva, toda la caza mayor imaginable que ofrecía, en aquella época y región, las cordilleras bajas, medias y superiores del Himalaya y más allá, en varias expediciones durante los años 1853 y 1854, a los 23 años de edad. Sus armas fueron un rifle de avancarga Whitworth de calibre 450, con alzas de librillo, y un Express Rigby de calibre 360. Donald Macintyre (12 de septiembre 1831 (más tarde alcanzó el grado de teniente general) del Estado Mayor Bengalí que sirvió en el 2º Batallón de Fusileros Gurkas del Ejército Indio. Recibió la Cruz Victoria, la más alta condecoración de las fuerzas inglesas, a la edad de 40 años, mientras servía en la campaña contra la tribu de los Looshais, bajo el mando del general Nuttal y Bourchier. Nacido en 1831 en Kincraig, Ross-shire, educado en Addiscombe, entró en el ejército en 1850. Sirvió con el 66 de Gurkas en 1852, en las expediciones contra las tribus de las montañas de Peshawar, estando presente en la destrucción de Pranghur y en la batalla en Ishkakot. Sirvió también en 1853 contra la tribu de los Afridis, y en 1856 en el Valle de Koorum, a las ordenes de Sir N. Chamberlain. También en 1864, con las fuerzas de Doaba Fields. Su servicio activo siguiente fue en la Expedición Looshai, como se detalla más arriba, donde ganó la Cruz Victoria, y su última fue en la guerra de Afganistán de 1879. Se retiró en 1880, y murió el 15 de abril de 1903, en Fortrose.

Índice: Un viejo rifle de avancarga – El Hindu Koh – Paisajes y caza en el Himalaya – La etiqueta de la caza – Cacerías juveniles – Carneros salvajes y gacelas – En marcha hacia las montañas – Simla – Bosques de cedros – Rododendros – La cadena montañosa nevada en perspectiva – Carreteras de montaña – Cruzando un “jula” – Mussoorie – Dehra Doon – Entrevista con algunos de sus moradores salvajes – Hurdwar – Fiesta sagrada allí, y una de sus consecuencias – El Terai – Nynee Tāl – Llegada a la costa – El puesto fronterizo de Shore – Thakil – Las becadas del Himalaya – Las agachadizas del Himalaya – Una becada llevando a su pollada – La perdiz chukar – Una casa embrujada – Qué sucedió en ella – Supersticiones de caza – “Las lluvias” – Sanguijuelas – El oso negro del Himalaya – Una cacería de osos – Tirando osos entre los robles – Una osa castiga a su cachorro – El oso perezoso – Sus salvajes travesuras – Chacales hambrientos – Oso matado con perdigón – Una osa al rescate – Aldeanos atacados y heridos por los osos – Resultado de una broma real – Un bruin viejo y astuto – Colmenas comunales – Amuletos de tigres – Un cuento de tigres – Fábulas sobre bruin – Dónde hay que dispararle– El mahseer – Monstruoso pez pescado con la caña – El mahseer comparado con el salmón – Salmónidos que nunca se encuentran en la india – Un río de pesca en el Himalaya – El valle de Surjoo – Sus moradores salvajes – El jurrow – El muntjac – El kukri gurka – Tentar al destino – Un lecho húmedo – Cacería de jurrows en circunstancias difíciles – Se pierde un gran pez – La manera en que engañamos al astuto mahseer – Pasaje a la selva – Las densas nieblas matutinas – Una mañana de caza en el Surjoo – Los mejores meses y las mejores moscas para pescar mahseer en los ríos del Himalaya – Teorías sobre la pesca – Los kalabanes – Recolectando catechu – Un clima delicioso – En marcha hacia Dhuj – “Baloo Mar”, el Nemrod de la aldea – El goral, o “rebeco del himalaya” – El goral albino – Una extraña coincidencia – Dhuj arriba – Amanecer sobre la cordillera nevada – Caza a la vista – “Fiebre de ciervo” y su resultado habitual – Matar un ciervo – Faisanes de Kalleege – Historias alrededor de la hoguera – Cerdos salvajes – El faisán de Wallich – Un efecto singular de la neblina matinal – Asegurando un ejemplar problemático – Un intruso valiente...

Caracteristicas: Tamaño 17 x 24 cm, 436 páginas, encuadernación en tapa dura, símil piel color rojo, estampación en portada y lomo. Sobrecubierta plastificada, 35 ilustraciones. Tirada 1.000 ejemplares.

P.V.P.: 70,00 €

 

Tras Los Grandes Carneros del Altay y Mongolia

Autor: Elim Demidoff. Tercer Príncipe de San Donato

Prólogo de Roque Armada

Traducción del original “After wild sheep in the Altai and Mongolia", publicado en 1900, Tercer título de la Colección de CLÁSICOS DE CAZA MAYOR EUROPEA Y ASIÁTICA.

Narra la expedición de caza del Príncipe Demidoff, acompañado de George Littledale, por el Altay y Mongolia, tras los grandes carneros, a finales del siglo XIX, como eran en esa época, pocas comodidades, transporte rudimentario y rifles express, con miras abiertas.

Índice:

PRÓLOGO - PREFACIO - ÍNDICE - LISTA DE ILUSTRACIONES

CAPÍTULO I

De Londres a Barnaoul vía St. Petersburgo y Moscú – Encuentro con Littledale – Nijni Novgorod – Bajando por el Volga; remontando el Kama hasta Taguil – Tres días en Taguil – Nuestro equipaje – El cocinero – Un coche especial – Viaje a Krivostchekovo (río Ob) – El Gobernador de Tomsk – El general Boldyreff, jefe del distrito de Altai – El ispravnik – Aldea de Nikolaievsk – Remontando el Ob hasta Barnaoul.

CAPÍTULO II

De Barnaoul a través de Bisk y Ongudai hacia Kosh-Agatch (frontera siberiana) – Tarantass – Unas carreteras pésimas – Bisk – Primera visión de las montañas del Altai – “Maralnik,” o parque de ciervos en Shebalina – Kalmukos – Ongudai – M. Meyer, oficial de policía ruso – Preparativos en Ongudai – El valle del Tchouia – La singular representación de un sacerdote nativo – Kosh-Agatch – Aduana Oficial – El zaissan Semion – Taba – Cacería de patos.

CAPÍTULO III

Salida desde Kosh-Agatch – Estepa – Campamento – Ascendiendo el valle del Tchagan-Burgaza – Primer avistamiento de carneros salvajes – Kotchkor – Arkhar – Puente de nieve – Montando el campamento – Primer campamento de caza – Vocabulario kalmuko – Noches frías – Recechos – El Valle Feliz (Bain-Tchagan) – Más recechos – Nieve y viento.

CAPÍTULO IV

Últimos días en el Tchagan-Burgaza – El paso de la frontera – Trasladamos el campamento a Mongolia – Una ventisca – El campamento del mayor Cumberland – La salida – Un mapa poco fiable – Un gran número de carneros – Karaoul Suok – El Gobernador chino – Pasaportes – Funcionarios chinos – Intérpretes – Joseph regresa con víveres frescos – Salida hacia las montañas Bain-Khairkhan.

CAPÍTULO V

Marcha hasta el río Suok – Campamento al pie de las montañas Bain-Khairkhan – El valle del Suok – Vemos carneros – Un rececho infructuoso – Vemos antílopes – Gangas – Lobos – Chorlitos – Pescando tímalos – Perdigallo – Littledale tiene éxito – Más recechos – Cambio de campamento – Mercader ruso – Marcha junto al río Kobdo – Liebres – Marmota – Caballos con los cascos lastimados – Yurtas kirghises – Pieles de marmota – Cruzando el río Tchagan-Kol – Karaoul chino – El valle del Sumdairik – La cordillera de Muss-Taou – Un nuevo guía.

CAPÍTULO VI

Fuentes del río Kobdo – Lagos – Pesca – Las montañas Muss-Taou – Viaje al norte – Nicholas es enviado en busca de carneros – Campamento en el río Sumdairik – Carne por fin – Nos esperan ponis frescos en el río Tchagan-Kol – Marcha del 16 de julio – Llegan los ponis frescos y los hombres – Más marchas – Morrena del viejo glaciar – Cruzando el Tchagan-Kol de vuelta – Campamentos – Tormenta de nieve – Littledale encuentra carneros – Joseph es enviado a por víveres – El valle de Olonur – Nieve – 23 de julio – Disparando – Caza por fin – Antílope – Primer avistamiento de íbices (Capra sibirica) – Recechos con Taba – Littledale trae un buen macho – Encuentro con el zaissan Semion y el jefe kirghis.

CAPÍTULO VII

Campamento en Olonur – Recechando carneros – Encontramos cuernos de maral deteriorados por la intemperie – El Valle del Lago – Vemos liebres y tarros canela – Joseph regresa con víveres – Mi esposa sale de rececho – Trofeo récord de Littledale – Tormentas – Dejo herido un buen macho – Levantamos el campamento – Una treta exitosa de Taba – Persecución infructuosa – Nuestro campamento al pie del paso de Nam Daba – Estampida de los ponis de carga – Un buen rececho en el día 2 de agosto – Levantamos el campamento en la frontera – Más recechos – El río Tarkhaty – Campamento kirguís con grandes manadas de caballos – Cobro un buen íbice – Regreso al campamento en el río Tchagan-Burgaza.

CAPÍTULO VIII

Los ponis de carga se extravían; remplazados por camellos de los kirguises – De nuevo en el Valle Feliz – Más recechos – Las cartas con el último parte meteorológico se deshacen – La llanura de Kosh-Agatch – Antílopes – Nuestras capturas – Salida hacia el valle de Bashkaous – Cazando anátidas en la estepa de Kosh-Agatch – Mi esposa caza un cisne salvaje con el rifle – En los bosques del Altai – Pinos, alerces y abedules – Tras marales y corzos – Pesca de tímalos en el río Bashkaous – El hogar del zaissan – La corriente del Kara Kodjur – Recechos fallidos – Paisaje salvaje – El lago Sorry-Kol –

Huellas de maral y alce – Littledale caza un buen corzo – Nuestro campamento en Yulientash – Ausencia de ciervos – 6 de septiembre – Retirada general a Ongoudai – Encuentro con el mayor Wissmann – De Vuelta a casa.

APÉNDICE

Lista de plantas de las montañas del Altai

Características: Tamaño 17 x 24 cm. 240 páginas. Con fotos y dibujos de la época. Impresión en blanco y negro. Encuadernación en tapa dura, símil piel, con sobrecubierta.Tirada 500 ej.

P.V.P.: 60,00 €

 

Los Tigres de Trengganu

Autor: Arthur Locke

Prólogo de la edición española: Tony Sánchez-Ariño. Prólogo de la edición inglesa: Malcolm MacDonald.

Traducción del original The Tiggers of Trengganu. Cuarto título de la Colección de CLÁSICOS DE CAZA MAYOR EUROPEA Y ASIÁTICA.

Se trata de un clásico malayo. Su autor, el coronel Locke es una indudable autoridad en este tema. Reunió una vasta información sobre los tigres malayos, y la ha expresado con admirable claridad, animada por los relatos de experiencias personales en la caza de los tigres de Trengganu.

Jamás cazó por el gusto de cazar ni mató por el gusto de matar. Como oficial de distrito en una región salvaje y remota del Estado, cumplió con su obligación de proteger a la población local de los diversos enemigos que perturbaban su bienestar, entre los cuales se cuentan las patrullas de terroristas comunistas que infectaban la jungla, y los tigres devoradores de hombres y de ganado. El coronel Locke solo perseguía a los tigres cuando abandonaban su dieta normal de animales salvajes y empezaban a atacar a los animales domésticos o a los seres humanos de las aldeas. Sentía admiración por la belleza y el carácter de estas bestias señoriales, y a aquellas que no causaban problemas, las dejaba en libertad de recorrer a voluntad su reino.

La caza del tigre es siempre una actividad interesante. En las circunstancias en que lo hacía el coronel Locke, era además fascinante y excitante. Afortunadamente para sus lectores, posee el arte de manifestar estas cualidades expresivamente en su prosa. Maneja la pluma tan hábilmente como el rifle, y el resultado de su capacidad para usar estas dos potentes armas es este excelente libro. También era bueno con la cámara, lo que ha dotado al libro de buenas ilustraciones.

Otro de los méritos de su libro radica en la sencillez. Difícilmente se encontrará una palabra superflua en sus páginas. Su relato de hechos y de experiencias y sus comentarios personales sobre los tigres, están expuestos con una economía de lenguaje casi austera. Comprende que los hechos narrados son tan atractivos en sí mismos que no requieren tretas literarias ni elaboración para mejorarlo; de modo que jamás los recarga. Por el contrario, en muchas oportunidades sus modestas y reservadas afirmaciones aumentan el efecto dramático del relato. Por ejemplo, pocos fragmentos de literatura cinegética son más eficaces que su descripción del encuentro con el tigre devorador de hombres de Jerangau, carente de adornos, y sin embargo emocionante.

El Autor:

Arthur Locke nació en 1910. Al estallar la guerra en 1939, Locke se alistó en el ejército y se fue a Francia antes de retirarse con el resto de las fuerzas británicas de Dunkerque en 1940. El 1 de enero de 1949, fue destinado al distrito de Kemaman, en el Estado malayo de Trengganu, como administrador oficial del Gobierno Colonial Británico, hallándose de entrada con dos serios problemas, las patrullas comunistas terroristas y los tigres devoradores de hombres que estaban sembrando el terror entre la indefensa población local.

El Teniente Coronel Locke era aficionado a la Naturaleza, pero no era cazador, encontrándose de pronto con que tenía que enfrentarse y acabar con una porción de tigres devoradores de hombres, cobrando ocho de ellos con un rifle del 9,5mm que le prestaron, no siendo el arma ideal para esta peligrosa actividad, pero que a él le dio buenos resultados afortunadamente. Según se puede leer entre líneas, Locke tenía gran admiración por los tigres malayos “normales”, que se alimentaban principalmente de jabalíes, diciendo que esperaba que su relato de cómo tuvo que eliminar aquellos devoradores de hombres no animara a nadie a intentar cazar estos animales como pasatiempo deportivo, a los que había que darles protección…

Después de retirarse como Oficial Financiero de las Fuerzas Armadas de Malaya en 1959, Locke regresó a Inglaterra donde se dedicó a la empresa privada y se entregó a su pasión por la pesca con mosca en la zona rural de Hampshire.

Índice:

Prólogo para la edición española – Prólogo - Agradecimientos - Antecedentes - Distribución, tamaño y hábitos - Dieta, presas y territorio - La caza del tigre - Mi primer tigre - Las mellizas de Kijal - Los tigres devoradores de hombres - El devorador de hombres de Jerangau - Supersticiones y leyendas.

Características: Tamaño 17x24 cm. 256 páginas impresas en blanco y negro, con 46 fotos e ilustraciones. Encuadernación en tapa dura

P.V.P.: 60,00 €

 

Al Este del Sol y Oeste de la Luna. Expedición de caza de los hermanos Roosevelt para el Museo Field de Chicago

Autores: Theodor y Kermit Roosevelt

Prólogo: Roque Armada

Traducción del libro East of the Sun and West of the Moon, publicado por primera vez en Nueva York en 1925. Quinto título de la Colección de CLÁSICOS DE CAZA MAYOR EUROPEA Y ASIÁTICA.

East of the Sun and West of the Moon es un relato del viaje de los hermanos Roosevelt al “techo del mundo” en busca de ejemplares raros de caza. Los capítulos están escritos de forma alternativa por Theodore y Kermit mezclando la aventura y entusiasmo científico.

Hijos del famoso presidente naturalista Theodore Roosevelt, Kermit y Theodore heredaron el amor de su padre por la naturaleza y una visión conservacionista. En el transcurso de su expedición a Asia,

consiguieron innumerables especímenes para el Museo Field de Chicago, convirtiéndose algunos de estos en los dioramas más notables del museo.

En 1924, los Roosevelt decidieron que querían organizar una expedición por Asia con un propósito científico. Lograron que Stanley Field, presidente del Museo Field, y el director Davies, se interesasen en el proyecto, y que estos consiguiesen fondos de un entusiasta de la ciencia, James Simpson, para su viaje centrado en explorar los Pamires, el Turkestán y las montañas de Tian Shan. En mayo de 1925, la Expedición James Simpson-Roosevelts del Museo Field, puso rumbo al Himalaya. Queriendo mantener un grupo pequeño, solo otros dos hombres blancos les acompañarían en su expedición: el científico George K. Cherrie y el fotógrafo Suydam Cutting. Los Roosevelt serían los primeros en conseguir una colección de la vida salvaje de esta región para un museo estadounidense. Al final de su viaje habían recolectado más de dos mil especímenes de pequeños mamíferos, aves y reptiles, junto con setenta grandes mamíferos, entre ellos Ovis poli, el gran carnero salvaje.

En la cordillera de Tian Shan, los Roosevelt cazaron y recolectaron especímenes de wapiti del Altai, carneros de Tian Shan, corzos siberianos, osos pardos asiáticos y un grupo familiar de íbices del Tian Shan. Después de salir de las montañas Tian Shan, los Roosevelt llegaron a Kashgar el 28 de septiembre y más tarde en el Pamir ruso cazaron y cobraron con éxito un grupo completo de carneros de Marco Polo. Los Roosevelt regresaron a la India británica a través del paso de Khunjerab y llegaron a Kashmir el 3 de noviembre.

Cherrie y Cutting se reunieron en la región de Tian Shan el 7 de septiembre. Allí recolectaron más aves y pequeños mamíferos y luego regresaron a Kashgar, de donde volvieron a casa a través del Turkestán ruso y Constantinopla, llevando consigo prácticamente toda la colección hecha por la expedición. Esto incluía unas 21 pieles, cráneos y huesos de caza mayor, entre 700 y 1.000 pieles de aves y pequeños mamíferos y recipientes con reptiles o anfibios conservados en alcohol o formaldehído. Viajaron por tierra al noroeste y cruzaron la frontera rusa en Irkeshtan, el 6 de noviembre. Diez días después llegaron a la cabecera del ferrocarril en Andiján y allí organizaron el transporte ferroviario de ellos mismos y sus colecciones a Batum en el Mar Negro.

Cutting regresó directamente a los Estados Unidos y, después de algunas dificultades y retrasos, Cherrie logró que el equipaje regresase a los Estados Unidos.

Los hermanos Roosevelt se reunieron con sus esposas en Srinagar a principios de noviembre y luego, después de cazar y recolectar especímenes en la India británica, el grupo regresó a los Estados Unidos.

El párrafo siguiente es un extracto del libro de Kenneth P. Czech, An annotated Bibliography of Asian Big Game Books, 1870 to 1980 del libro de los Roosevelt:

Con el apoyo financiero de James Simpson, Theodore Roosevelt Jr. y Kermit Roosevelt iniciaron una expedición para explorar y recolectar especímenes zoológicos en la cordillera del Pamir, Turkestán y Tian Shan. Acompañados por George Cherrie y Suydam Cutting, y armados con rifles Hoffman del .375 y Springfields del .30.06, la caravana viajó a Ladakh, cruzó el Zoji La y entró en el Paso de Khardong. Cruzando la meseta de Turkestán, la expedición entró en el valle de Aksu y prosiguió hacia Tian Shan. Cerca del glaciar Muzart, cobraron antílopes, corzos e íbices. Continuando hacia Kensu, recolectaron trofeos de íbices y Ovis karelini, logrando cazar wapitis más allá del río Ken. Cuando el grupo entró en el Pamir, rececharon y cobraron Ovis polis.

Índice: Prólogo - I. Los placeres de los preparativos (Theodore Roosevelt) - II. Del valle de Kashmir a las tierras yermas de Ladakh (Kermit Roosevelt) - III. Sobre los altos pasos de los Himalayas a Yarkand

(Theodore Roosevelt) - IV. Desiertos y oasis del Turkestán (Kermit Roosevelt) - V. Más allá de la última barrera a los territorios de caza propuestos (Theodore Roosevelt) - VI. En el corazón del territorio de caza. Íbices, carneros y osos (Kermit Roosevelt) - -VII. El wapiti asiático del Tian Shan (Theodore Roosevelt) - VIII. El Turkestán chino: del Tekkes a Kashgar (Kermit Roosevelt) - IX. Los Pamires y el poli (Theodore Roosevelt) - X. A través de los pasos invernales del Himalaya de regreso a Kashmir (Kermit Roosevelt) - Apéndice. Itinerario.

Características: Tamaño 17 x 24 cm, con 320 páginas impresas en blanco y negro. Encuadernación en tapa dura, tela inglesa rojo cereza estampada en tapa y lomo. Sobrecubierta con solapas.

P.V.P.: 75,00 €

 

Archivado en:  Solitario

Más información: Editorial Solitario: 913582521 / 626728584