Escaparate Cinegético

 

Norma mejora la balística de la munición Oryx

Si han utilizado la munición Norma Oryx seguro que apreciarán su alta precisión y eficacia porque, al tratarse de una bala que lleva el núcleo soldado a la envuelta del proyectil, tiene una expansión perfecta, “de libro”: en forma de seta y además penetra muy bien porque no se fragmenta (no se produce pérdida de masa durante el impacto), lo que se traduce en un buen poder de parada con destrozo mínimo dela carne del animal abatido.

Este proyectil, sin embargo, con respecto a otras balas presenta el inconveniente de poseer una punta poco aguda y como consecuencia tiene un coeficiente balístico bajo que le hace perder velocidad más rápidamente a medida que avanza y, en consecuencia, que su trayectoria sea menos tensa. Pues bien, estos dos parámetros balísticos han sido mejorados por Norma al dotar al proyectil con una nueva forma más aerodinámica. Así, por ejemplo, la bala Oryx del calibre .300 Winchester Magnum de 180 grains, que tenía un coeficiente balísitico de 0,288, pasa a tenerlo de 0,354 y consigue un ocho por ciento más de velocidad remanente, un 18 por ciento más de energía y un 10 por ciento menos de caída. Además de con 180 grains, en este calibre y también como novedad se comercializará cartuchos Norma Oryx cargados con bala de 165 grains.

 

Archivado en:  Excopesa

Más información: Excopesa - www.excopesa.com/