En Profundidad

Objetivo: salvar a la liebre ibérica

Nuestra liebre ibérica nunca se había enfrentado a una crisis de esta magnitud

Conseguir un banco genético de liebres de todas las poblaciones existentes en la Península Ibérica, esperar a que la vacuna que combata el virus esté disponible y poder repoblar con la descendencia de esas liebres capturadas, ya inmunizadas, todos los cotos que hayan colaborado en el proyecto con liebres con la misma genética. Así resumimos el plan que intentará salvar a nuestras liebres.

CdC

13/11/2018

6189 lecturas

Ante la terrible situación que afecta a las liebres en numerosos puntos de nuestra geografía, muchos han empezado a hablar de temas tan serios como ‘extinción de la especie’, ‘el fin de la caza con galgos’, ‘situación irreversible’…

Liebre con mixomatosis

Una empresa sevillana ha hecho lo que muchos aficionados al galgo y a la caza han exigido desde hace meses: tomar cartas en el asunto. Esta empresa tenía unos planes de negocio y de futuro muy diferentes. Estaba trabajando en un proyecto consistente en la creación de correderos de liebres para galgos, pero las circunstancias la han movido a convertirse en impulsora de un proyecto encaminado a salvar a la liebre del difícil escenario en el que la mixomatosis la tiene inmersa.

Una especie tan emblemática como nuestra liebre ibérica nunca se había enfrentado a una crisis de esta magnitud. Hoy mismo nos hemos enterado de nuevas zonas donde están encontrando ejemplares claramente afectados por el virus que, desde el mes de junio, se ha ido expandiendo a una velocidad altísima por campos, llanuras y sierras.

Liebre con mixomatosis

Un proyecto privado que se adapta a la situación creada por la mixomatosis

José María Lobo es el responsable de Cinegética Las Liebres. Esta empresa se ha especializado en la cría en cautividad de la liebre. Todo comenzó cuando este apasionado de la caza y competición con galgos ideó un sistema a partir del cual podría entrenar y ver a sus perros correr tras las liebres.

Se trata de unos grandes cercados diseñados para que la liebre pueda brindar carreras de entre mil y mil quinientos metros, lo que arroja 1,40 minutos de persecución hasta que la liebre llega a una entrada (perdedero) y se da por terminada la carrera. Todo ideado a partir de sensores y mecanismos especialmente diseñados para ello.

Un proyecto que cuenta con un presupuesto de 9 millones de euros, y que estaba previsto que arrancara en 2020, pero viendo cómo está la situación, han decidido adelantarlo porque, como nos cuenta José maría, «estamos viendo que nos quedamos sin liebres y sin caza con galgos». Pero no solo lo han adelantado, también lo han adaptado para trabajar activamente en encontrar la solución a este problema.

Cuarentena, cría, estudio y repoblación

José María nos explica las acciones que contempla el plan: «Nuestros veterinarios, los técnicos de Medio Ambiente y otros actores como cazadores, guardas de cotos, etc., trabajarán en el campo para realizar un censo real de las liebres de las zonas que colaboren con nosotros.

»El objetivo es realizar capturas selectivas en estos cotos. A partir de aquí, un primer paso es realizar un control y saneamiento de la población en dichos acotados. En caso de liebres contagiadas por alguna afección, se procederá (bajo dirección veterinaria) a enviarlas a centros de investigación o a sacrificarlas e incinerarlas. En caso de no estar contagiado, el animal se identificará y devolverá a su estado original una vez desparasitado (interna y externamente) y siempre tras el minucioso examen veterinario.

»Esto permitirá elaborar censos reales de cada coto, estudiar profundamente la enfermedad y cómo las afecta. Pero la línea de actuación principal pasa porque los cotos colaboradores permitan la recogida de 12 liebres, 10 hembras y 2 machos. Estos ejemplares compondrán una base de cría para poder repoblar cuando la vacuna sea desarrollada y cuando esta enfermedad se pueda combatir, y hacerlo con liebres con el mismo ADN».

José María nos confirma que se han comprometido a repoblar con el doble de liebres de las que se hayan recogido en cada coto: «También explicaremos cómo se repuebla la liebre o los protocolos de actuación a seguir para tratar ante parásitos. Por ejemplo, a las liebres las estamos mandando al matadero los cazadores al hacer los bebederos sin tratar, lugares donde los mosquitos proliferan».

Los animales recogidos pasarán un periodo de cuarentena. José María nos ha dicho que «Medio Ambiente no cuenta con un centro de estas características, y que tardarían 2 años en construirlo, por lo que nosotros cederemos nuestras instalaciones para tal fin».

Llega el momento de preguntar al propietario de Cinegética Las Liebres qué es lo que saca él de todo esto: «Ni un céntimo, es más, yo tengo que pagar a los veterinarios, a la gente que vaya con los vehículos con los que se harán las recogidas como nos ha indicado la Administración. Nosotros hacemos esto porque queremos que la liebre tenga futuro, porque somos apasionados de la caza con galgo y porque queremos que esta afición no muera. Además, también colaboramos con el biólogo jefe de Doñana. Tenemos un acuerdo por el cual efectuamos repoblaciones de liebres en este entorno para fortalecer los recursos alimenticios de especies animales protegidas o en peligro de extinción, como el lince y muchas rapaces».

Liebre con mixomatosis

Programa Félix Cuenta y la conservación de la liebre

Carlos Llandres, uno de los directores del Programa Félix Cuenta, empresa que trabaja en conservación activa y que también colabora con Cinegética Las Liebres, nos cuenta que este proyecto nace en una conversación que trataba la situación en la que se ve envuelta la liebre ibérica: «Esta conversación fue entre los responsables de Cinegética Las liebres, otros conservacionistas y nosotros, que somos una empresa dedicada a la conservación activa dedicada a difundir el mensaje de Félix Rodríguez de la Fuente.

»Nos preocupa mucho la enfermedad que está matando a las liebres, y decidimos ponernos en marcha para trabajar activamente sobre el tema».

Colaboradores del proyecto

Carlos nos asegura que han intentado contar con el máximo número posible de apoyos: «A nivel caza y a nivel conservación de la naturaleza, y también a nivel político y social. Para ello, hemos hablado con la Junta de Andalucía, con Charo Pinto, persona a la que se le debe mucho en Andalucía por su trabajo como directora general de la Red de Espacios Naturales de Andalucía (RENPA) y como Delegada Provincial de Medio Ambiente en Sevilla.

»También hemos hablado con el Instituto Andaluz de Caza y Pesca Continental, con su subdirector, Guillermo Ceballos, que nos apoya totalmente, o con el director general de Medio Ambiente de Comunidad de Madrid en Madrid, Mariano González. Hemos intentado contar con la colaboración del máximo número de personas e instituciones preocupadas por lo que está pasando.

»Por ello, contaremos, por ejemplo, con la colaboración del CSIC, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, que aporta los Laboratorios de Investigación Genética del Museo Nacional de Ciencias Naturales. Y vamos a aprovechar que contaremos con ellos para diseñar un mapa genético de la liebre en España, que se defina genéticamente cómo son las poblaciones de liebre ibérica, porque existen diferencias, por ejemplo, entre una liebre de León y una de Granada. Y realizando análisis profundos del ADN de estos animales podremos conocer estas diferencias.

»En esta institución se encuentra trabajando los máximos responsables de la liebre, como, por ejemplo, Fernando Palacios, que fue quien escribió La liebre de Piornal. En esta institución encontramos a científicos que entienden y apoyan el papel de la caza en la naturaleza, y que trabajarán para la recuperación de la liebre.

»A su vez, colaborarán con nosotros el Ministerio de Medio Ambiente, en el que el director de Especies Protegidas y Amenazadas, que es Luis Mariano González, se ha mostrado muy preocupado por este tema; Enrique Figueroa, catedrático de Ecología de la Universidad de Sevilla; José Luis González, doctor en Ciencia Biológicas de la Universidad Complutense de Madrid; Luis Fernando Basanta, biólogo de campo de la Universidad Complutense de Madrid».

Objetivos marcados

Liebre con mixomatosis

Carlos Llandres nos explica lo que se pretende conseguir con el Plan de Recuperación de las Poblaciones de Liebre Ibérica: «La mutación del virus de mixomatosis, como ha revelado el Laboratorio de Referencia de Algete, es muy virulenta, ataca y se extiende de manera muy rápida, y hay que actuar cuanto antes para buscar soluciones, porque el peligro de una extinción real de las dos especies endémicas de liebre en muchas zonas de nuestro país coge cada vez más fuerza. Este proyecto pretende:

1. Intentar alentar a los equipos de investigación que están realizando los trabajos de laboratorio para que cuanto antes tengamos a nuestra disposición una vacuna que frene esta enfermedad. Esto también apremia por lo que está ocurriendo en redes sociales. Nos preocupa mucho que se estén difundiendo remedios caseros que solo perjudican a la liebre y a la investigación que se está llevando a cabo.

Por ejemplo, se ha hablado de terramicina para curar a las liebres enfermas. Esto es imposible, ya que estamos hablando de un virus, y el antibiótico no acaba con los virus. Esos remedios bienintencionados deben ser sustituidos por una vacuna cuanto antes, algo que, desde la investigación analítica y veterinaria consiga un producto que sea capaz de mitigar y aislar el virus en el cuerpo de las liebres, porque matarlos no los va a matar. Desgraciadamente, el tiempo no juega a nuestro favor en este aspecto, porque estamos ante una labor que requiere su tiempo.

2. Por otro lado, nosotros tenemos que intentar capturar el mayor número posible de liebres sanas para mantenerlas ajenas a todo lo que está pasando en el campo, es decir, que no haya ninguna posibilidad de contagio, eliminar todos los vectores de contagio, que son las garrapatas, las pulgas, los mosquitos o el contacto directo entre liebres enfermas y ejemplares sanos. Con ellas, se creará un banco genético de liebres con todas las poblaciones existentes en la Península Ibérica para garantizar la pervivencia de la especie y la repoblación de los cotos con ejemplares con el mismo ADN que las liebres que cedieron en un primer momento.

3. Y, para que la caza de la liebre con galgo y la afición a las competiciones sigan vivas, se han diseñado una especie de corrales muy extensos para la práctica de la caza y competición controlada con animales sanos.

¿Quieres colaborar para salvar la liebre?

Los cotos que se unan a esta iniciativa, conseguirán tener un control más estricto de sus poblaciones naturales de liebres, así como colaborar en la medida de lo posible en la investigación y lucha contra la enfermedad. Una vez exista una vacuna eficaz, los cotos tendrán una posterior repoblación con liebres de la misma zona.

Las autoridades competentes también tendrán un mapa de calor de dónde se están produciendo con más virulencia las muertes a causa de esta enfermedad.

Contacto para colaborar en el proyecto:

Más artículos En Profundidad