El Mundo del Perro

23 dic. 2011 7:17

5 comentarios
5.184 lecturas

Esperando la vacuna…

No, no piensen que estoy desinformado o que no he leído las noticias cinegéticas desde hace meses. No me refiero a la vacuna que todos imaginan y que nunca llegará. No hablo de conejos, sino de perros.

A finales del mes de mayo de este año que ya nos deja, el país vecino comenzaba a vacunar a sus perros gracias a que Laboratorios Bio Veto Test, en colaboración con el Instituto de Investigación y Desarrollo Portugués y con equipos de investigación de Laboratorios Virbac, comercializaron perros que han cumplido los seis meses de edad. Las tres inyecciones necesarias para completar la vacuna cuestan unos treinta euros cada una, aunque también resulta imprescindible administrar una dosis anual de refuerzo.

En esto nos han adelantado los lusos, pero no han sido los únicos, ya que en Francia vacunan a sus perros desde septiembre. Mientras, aquí seguimos esperando, viendo cómo la Leishmaniosis se hace cada vez más fuerte gracias a lo que algunos laboratorios veterinarios nos vienen avisando desde hace años: el cambio climático está favoreciendo la expansión del maldito mosquito flebótomo hacia áreas con climatologías que antes no le permitían proliferar. Esta misma semana comprobábamos cómo se producía el primer caso de leishmaniosis canina registrado en la provincia de Lleida, más concretamente en la zona pirenaica.

La vacuna se hace más necesaria que nunca, no conozco a cazador alguno que no esté preocupado por este tema. En las zonas de riesgo, las cifras apuntan a que más del 25 por cien de la población total canina está infectada. Además, teniendo en cuenta que infección derivada de la picadura del mosquito flebotomo puede permanecer clínicamente en un estado “silencioso” durante incluso años (los estudios arrojan la escalofriante cifra de que entre el 50 y el 60 por cien de los perros afectados están afectados de esta enfermedad parasitaria de manera latente) para manifestarse de forma súbita, con frecuencia, asociada a algún proceso de inmunodepresión, ese porcentaje puede ser aún más escandaloso.

Desde mayo permanecíamos pendientes de la confirmación de que la esperadísima vacuna se lanza al mercado. Parece que la espera ha acabado, al fin, el pasado mes de noviembre, Virbac nos comunicaba que será en los primeros meses de 2012 cuando nuestro veterinario pueda vacunar a nuestros perros con CaniLeish, que así se llamará.

Como decimos, serán tres inyecciones, tres dosis que se administran por medio de inyecciones hipodérmicas dejando tres semanas entre una y otra, siempre a perros com más de seis meses de edad y que no estén infectados por la enfermedad, ya que la vacuna no resulta eficaz en perros portadores de Leishmania infantum. Después de esto, sólo se requiere administrar un refuerzo de manera anual al perro.

Podéis ver el resumen que publicó la European Medicines Agency acerca de la esperada vacuna. También dejo el enlace a la ficha completa del medicamento.

 

5 comentarios
23 dic. 2011 09:22
+1
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
Antonio, se ve que por fin se han puesto las pilas.
Por cierto me encantó la ironía con la vacuna del conejo.
Dios que Federación de caza nos toca vivir jajajaja.
Saludotes
23 dic. 2011 21:13
+2
Rodri69
Qué buena noticia para empezar el año. No hay regalo de Reyes que lo iguale...
23 dic. 2011 22:52
Antonio Lpez  
Muchas gracias Argull, esta vez parece que sí habrá vacuna, no como en el caso del conejo, es una gran noticia que estaba tardando en llegar y, como dice Rodri69, el mejor regalo de reyes para nuestros perros
un abrazo
24 dic. 2011 00:28
fyepez
Hola, siempre es una buena noticia todo avance en prevención sanitaria de nuestros animales, pero aún existen demasiadas sombras sobre la tasa de protección que puede ofrecernos la vacuna y que, de momento, el propio laboratorio Virbac, tampoco nos aclara.
Desde luego, no podremos olvidar la profilaxis preventiva, ni pensar que la esperada y bienvenida vacuna va a ser la solución definitiva del peor enemigo de los canes ibéricos meridionales, la leishmaniosis.
Saludos
12 ene. 2012 08:27
Argull
Argull   «“El mal sólo puede prosperar si los hombres buenos no hacemos nada“»
Si bien estoy contigo que seguramente no será la panacea, también es cierto que otras que no dan una seguridad absoluta, como por ejemplo la de herpes virus, han ayudado mucho. Además supongo que poco a poco irán modificando protocolos y pautas para conseguirn que sea lo más eficaz posible.
Desde luego es una excelente noticia la que Antonio nos da.
Saludotes
Antonio Lpez Espada Antonio López Espada es Redactor Jefe de Trofeo