Blogs

Miguel Ángel Romero

Desde mi Tronera

Miguel Ángel Romero

Colaborador habitual de publicaciones cinegéticas

Paz y bien

Queridos todos y todas. En primer lugar quisiera pediros “PERDÓN” por esta mi desidia en daros debida cuenta de mi agradecimiento para poneros de manifiesto con el fin de informaros lo mal que lo he pasado durante más de un año como consecuencia del: cansancio, ansiedad, aumento, dolor y aumento de mis enfermedades crónicas, las cuales me han tenido cerca del otro mundo sin “PODER” hacer nada de fundamento.

13 jul. 2022 - 726 lecturas - 4 comentarios

A lo anterior hay que sumar tres hospitalizaciones y un mundo que sólo quisiera para mis tercos y sagaces enemigos, quienes constantemente preguntaban por mi, eso es verdad, pero lo hacían para saber de primera mano si había ”entregado la cuchara”. Semejante contradicción creo que fue la que me ayudó a no irme de este mundo a pesar de los requerimientos de la muerte. Me hubiese gustado poseer los poderes de Sísifo y encadenarla durante un poco más de tiempo, pero alguien me ayudó tanto que no puedo darle las gracias por no saber quien fue mi benefactor. “La paz del Señor sea con él”.

Paseaban dos sabios por una plaza pública y se encontraron con un tercero quién no les saludo y para colmo de males: adoptó un gesto adusto y desafiante al ver a la citada pareja. Cuando rebasaron al malencarado sujeto, le dijo el uno al otro: “no entiendo el gesto de Tulio, si jamás le hice favor alguno”. No. No me he equivocado, prosiguió Tulio, pues el tercer sabio obró en consecuencia con la condición humana, que es: ¡¡¡No perdonar jamás los favores  recibidos!!!

¡¡¡MIL VECES GRACIAS!!!

MIS QUERIDOS Y ADMIRADOS AMIGOS:

 Citar todas las llamadas sería largo, tedioso, farragoso y cuando menos, estaría fuera de lugar. Pero sería un sacrilegio no citar a:

  • José Miguel Montoya Oliver, Ingeniero de Montes.
  • Jesús José Santamaría, Industrial.
  • Santiago Álvarez Mena. Empresario de Lodosa (Navarra).
  • José, medico cirujano de Navarra.
  • Íñigo, sindicalista.
  • Javier de León, encargado de obra.
  • Juan Antonio Sarasketa y sus dos hijos - armeros.
  • Joxan Rekondo – criador de perros.
  • Los empleados y usuarios de los parques de Álava.
  • La red de pantanos de Álava.
  • Imanol Villeya. Periodista en activo.
  • Jose Luis, Peña. Fotógrafo y ornitólogo.
  • etc…

Ya les contaré cómo están las codornices. Ustedes se lo merecen todo.

Se me olvidaba, antes de tener que quedarme sin ordenador de mesa, me compré dos, más otras dos impresoras (una de tinta y otra  láser). Pues bien, ni me  dieron las mejores ni las peores. Me dieron unos equipos cuyo aprovechamiento me está costando Dios y ayuda.

Bueno, por no perder la costumbre, lo único de verdad que hice durante tan dilatado periodo fue radio en Onda Vasca, pero lo hacía desde casa. En todos estos temas hay que pisar campo y preguntar, preguntar y comprobar de forma periódica lo que había en la anterior ocasión. Y si se aprende (cosa que es tema fácil) a utilizar un GIS. Es barato y se amortiza en menos de una temporada.

Ay la federación, la federación de los señores de las medallas, el bigotillo y lo poco moderados que algunos son en las intrigas y en las libaciones. No se preocupan del Walkie Talkies, ni del SIG o GIS. Y MUCHO MENOS DE LOS DRONES.

Los señores de las medallas, válgame Dios, sólo se preocupan de las luchas intestinas sin valor añadido, pero con dietas de valor considerable. Y todo ello a costa ajena.

 

• 
 •

4 comentarios

Inicia sesión o Regístrate para comentar.

14 jul. 09:10
nosemevauno
Que alegría que estés de vuelta!!! ya echábamos de menos tu cultivada pluma por estos lares, bien es verdad que desconocía el motivo de tu ausencia, y con extrañeza veía día tras día como el más prodigo escritor de Club de Caza no aparecía, así que yo y seguro muchos otros celebramos tu regreso, un abrazo.
14 jul. 11:10
+1
TXOKA
Un abrazo desde Asturias. Me alegro muchisimo que estés bien y que todo vaya con buen rumbo. Pronto te echarás al campo a contar codornices. Esperamos tus opiniones. Yo sobre todo si ves alguna tórtola común. Yo las he oido arrullar en algún soto perdido en Zamora. Pero no hay muchas. Palomas torcaces a montones por todas las ciudades.
Lo dicho. Cuídate mucho y recibe de mi parte un gran abrazo de buen compañero y amigo. Hasta pronto.
14 jul. 20:35
cabonar
Me alegro de que esté usted bien y haya vuelto a este lugar, don Miguel Ángel Romero.
Le deseo que tenga la mejor salud de las posibles y siga deleitándonos con sus relatos.
Un saludo y a la pluma, la volandera y la de escribir..
16 jul. 12:38
josemiguelmontoyaoli
Amigo Miguel Ángel:

No sabes la alegría que acabas de darme con tu recuperación. Me temía que era "eso" lo que te pasaba. Bueno, el Altísimo te quiere aquí, seguramente porque sabe del bien que haces con tu pluma y el ejemplo de tu bonhomía. Un fortísimo abrazo y a seguir en el frente. Miguel