Blogs

Miguel Ángel Romero

Desde mi Tronera

Miguel Ángel Romero

Colaborador habitual de publicaciones cinegéticas

Vuelvo la vista atrás y veo pandemias que nos siguen matando

Despues de la tan numerosa y triste experiencia en el mundo: ¿nunca se han podido o querido preveer medidas contra las pandemias en los hospitales, en los domicilios particulares, en los edificios comunales y en donde sea necesario? ¿Medidas tales con un reparto de superfices tal y como —por ejemplo— las iglesias lo hicieron y lo siguen haciendo para sus fines desde el comienzo de su andadura?

19 jun. 2020 - 996 lecturas - No hay comentarios

Y lo que es peor, los estados no se han gastado en investigar a sabiendas de lo que en cualquier momento nos podía y nos puede pasar, tal vez devolviendo lo robado a aquellos a quienes los jueces han señalado se podía comenzar a hacer algo de fundamento.

Desde el Pleistoceno al día de hoy, creo que nos ha sobrado tiempo y experiencia en mortandad humana propiciada por brotes, epidemias y pandemias. ¿O no? Sea por los motivos que fueren, no estamos preparados para enfrentarnos a unas emergencias letales que se han venido sufriendo desde la noche de los tiempos. Aquí lo imortante es la economía y nada más.

Lo que es imperdonable es que culpen a los cazadores de temas tales como las pandemias a sabiendas de que muchas pasaron de los animales a las personas (zoonosis) y en los lugares donde somos requeridos estamos haciendo lo que podemos pero no me gusta esa propaganda zafia de que somos buenos. Es intolerable que cuando hay plagas de especies cazables las sobredimensionadas administraciones contraten a agentes especiales mientras muchos y grandes cazadores están en paro o con pensiones que son meras propinas no dignas ni para los pordioseros. Examinado este breve resumen, ¿les extraña que los cazadores catalanes estén en huelga indefinida? ¿Tienen tan enfadados a los cazadores que no quieren matar gatos silvestres por 20 euros? Claro, se habrán dado cuenta de que ustedes no aportan nada y querrán cobrar lo mismo? Ustedes están poniendo trabas a la regulación del jabalí en España. No me parece bien. Pero como provoquen con sus propagandas felonas y llegue la PPC a España, tal vez —Dios no lo quiera— tengan que sentir. De todos los animales tiene que haber tantos como pueda soportar el medio en concordancia tanto con lo animal como con lo vegetal. Punto. Si hay menos pues no se caza y si hay más, se caza quien esté autorizado para ello.

Esas manipulaciones de animales criados en granja con retemples y mixturaciones indebidas no se deben de soltar al campo bajo ningún concepto. Pero cada año se sueltan más y ustedes, señores ecologistas, hacen cuatro panfletos de paso y con eso han cumplido para que las eléctricas, por citar un ejemplo, les hagan calendarios, libros y suelten el parné para sus aventuras en un mundo que desconocen. Una cosa es equivocarse y otra es no saber. No nos salven, por favor. Ustedes no saben y se equivocan.

Razonemos con libertad

Los poderes económicos de siempre cambian de método, pero no de fines. El método actual está fallando estrepitosamente y no sé cuánto podrá aguantar. Esta ingeniería de rapiña es más sofisticada que la de hace siglos, pero no deja de ser un disfraz cada vez más siniestro y mendaz. Un disfraz que en lo esencial no ha variado ni un ápice. Es más, está mal visto escrutar el pasado habida cuenta de que no se puede cambiar y la historia de los pueblos son novelas que poco tienen que ver con la realidad. O sea, esos mandamases opacos que nada tienen que ver con Machado, son quienes recomiendan olvidar el virus que nos va a matar permitiéndose el lujo de mofarse de nosotros e incluso de castigarnos a través del Sistema si se vuelve la vista atrás. De momento, las autoridades sanitarias, comprarán hasta lo que no hace falta, pero luego se olvidarán y hasta politizarán el tema obligando a quienes saben de verdad a que se vayan con la música a otra parte. Ustedes, señores políticos, en plena pandemia han estado insultándose frenando el avance.

De cómo tuercen los poderosos todo a su voluntad

Así insultan y acosan a quienes se atreven a protestar: «miran ustedes demasiado por el espejo retrovisor y así se la darán». Con palabras todo se puede justificar, pero «del dicho al hecho hay un gran trecho».

Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Vaya por delante que a los poetas citados jamás criticaré, pues sus pretensiones eran otras muy diferentes a la vuelta que le han dado a sus obras quienes no les conviene que nadie vuelva la vista atrás, pues se esclarecería el porqué de su maldad. Ahí tienen sólo una pequeña muestra, diminuta, de aquellos magnates que tuvieron que pasar por presidio de forma meramente testimonial por robar. Seguro que a esa vil canalla no les gusta tampoco don Francisco de Quevedo y Villegas cuando escribió.

Toda esta vida es hurtar,
no es el ser ladrón afrenta,
que como este mundo es venta,
en él es proprio el robar.
Nadie verás castigar
porque hurta plata o cobre:
que al que azotan es por pobre
de suerte, favor y trazas.
Este mundo es juego de bazas,
que solo el que roba triunfa y manda.

Aquí lo que quieren los poderosos (por herencia, pelotazo, robo o título nobiliario, etc., etc.) son humanos sumisos que tiemblen al reflexionar después de leer el famoso libro que lleva por título: ¿Quién se ha llevado mi queso?: Cómo adaptarnos en un mundo en constante cambio (Narrativa empresarial). «Había una vez dos ratoncitos y dos hombrecillos que vivían en un laberinto (no era el de Borges) que guardaba grandes cantidades de queso. Estos cuatro personajes dependían del queso para alimentarse y ser felices. Como habían encontrado una habitación repleta de queso, vivieron durante un tiempo muy contentos. Pero un buen día el queso desapareció del lugar habitual porque el dueño lo cambió de sitio. Los ratones se dedicaron a buscarlo y después de mucho esfuerzo, lo encontraron y fueron felices por otro periodo. Pero los hombrecillos iban todos los días al mismo sitio a ver si quienes se lo llevaron lo habían restituido. Y así lo hicieron hasta que murieron de inanición». Eso, ya modernizado se lo contarán a los empleados de esa Sanidad que quieren privatizar. ¿Más todavía? Sí, más.

Todo esto son amenazas veladas que vienen a decir que quienes se «adapten al cambio» vivirán ahorrando para que al morir revierta lo ahorrado al Estado y no a los titiriteros que les denominan políticos. No. Pues vamos viendo que todos ellos son un engranaje más de la maquinaria gubernamental que aprovechándose de su mala fe son utilizados para los fines de quienes mandan de verdad en la oscura y abyecta clandestinidad. Sujetos, todos ellos, quienes ostentaron y siguen ostentando el poder al más alto nivel.

Señoras y señores, esto es así en un planeta pequeño que siempre ha estado y sigue estando en guerras convencionales cuyas armas se fabrican también en España. No cito otros países por no salirme de un marco legal que conozco en profundidad.

Es curioso, hemos sufrido pandemias, epidemias y brotes hasta la saciedad y no nos hemos blindado ni siquiera de mascarillas para hacer frente a la enfermedad. ¡Una vez pasada o amortiguada la pandemia: No hay que volver la vista atrás, pues enriqueciéndose unos cuantos con chanchullos de todos conocidos las pandemias y epidemias pasadas no volverán!

Las pandemias nacieron con el hombre y con el hombre morirán, pues todo aquello que no sea ganar dinero a espuertas y prevenir males venideros para la economía es volver la vista atrás (según ellos).

Por cierto, había que auditar muchas residencias de ancianos y ver si los dueños no son familiares de los políticos o de los altos funcionarios, pues si lo son y lo hicieron honradamente, son tan dignos de encomio como los demás. Resumiendo: Desde siempre escuché que trabajando nadie se hace rico. Es un dicho que a su manera ya lo dijo Nuestro Señor Jesucristo: Mateo 19, 23-30: «Es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja, que un rico entre en el Reino de los Cielos.» Ah, ¿que usted es rico pero no creyente?: Pues siempre oí decir que: «Detrás de cada rico hay un muerto en el armario».

Siendo un país rico, España vive en la pobreza generalizada, asegura un experto de la ONU

Noticias ONU 7-2-20

He visitado lugares que sospecho que muchos españoles no reconocerían como parte de su país (…) barrios pobres «con condiciones mucho peores que un campamento de refugiados», afirma un relator de derechos humanos, que asegura que la recuperación tras la recesión solo ha beneficiado a las empresas y a los ricos. El único aspecto positivo que encuentra es el compromiso del nuevo Gobierno con la justicia social.

España le está fallando por completo a buena parte de su sociedad, aquella que vive en la pobreza, cuya situación ahora se encuentra entre las peores de la Unión Europea, dijo el relator especial de la ONU sobre la pobreza extrema y los derechos humanos. Los grandes beneficiados son los ricos y las empresas que, pese a los beneficios, pagan menos impuestos que antes de la recesión.

Philip Alston llegó a esa conclusión tras concluir este viernes su visita oficial al país, que comenzó el 27 de enero, y tras la cual le queda claro que hay dos Españas muy diferentes: una la que conoció como turista, que es un país rico culturalmente, diverso, próspero… y otra la que acaba de conocer como relator de la pobreza, en la que ha visto un país con «un porcentaje inusual de población que vive al límite y tienen dificultades para sobrevivir».

Nos inculcan que en España somos pobres por nuestra culpa y permiten vaguear a ciertos sinverguenzas para utilizarlos como ejemplo cuando llegue la ocasión.

España le está fallando por completo a buena parte de su sociedad, aquella que vive en la pobreza, cuya situación ahora se encuentra entre las peores de la Unión Europea, dijo el relator especial de la ONU sobre la pobreza extrema y los derechos humanos. Los grandes beneficiados son los ricos y las empresas que, pese a los beneficios, pagan menos impuestos que antes de la recesión.

Puesto en cifras: En 2018, el 26,1% de la población en España, y el 29,5% de los niños, se encontraban en riesgo de pobreza o exclusión social. Más del 55% experimentó algún grado de dificultad para llegar a fin de mes y el 5,4% sufrió privación material severa. La tasa de desempleo del 13,78% es más del doble de la que presenta la media de la UE, y ha sobrepasado el 30% para los menores de 25 años.

Para el experto en derechos humanos, «los niveles de pobreza en España reflejan una decisión política. Esa decisión política ha sido hecha durante la última década. Quiero resaltar el hecho de que entre 2007 y 2017, los ingresos del 1% más rico crecieron un 24% mientras que para el 90% restante subieron menos de un 2%».

Al mismo tiempo, el Estado español «optó por recaudar un 5% menos de impuestos que cualquier otro Gobierno europeo y eso, claro, significa que tiene menos dinero para gastar en protección social».

«A pesar de que España está prosperando económicamente, demasiadas personas siguen pasando apuros», dijo Alston.

El experto en derechos humanos añadió que «la recuperación después de la recesión ha dejado a muchos atrás, con políticas económicas que benefician a las empresas y a los ricos, mientras que los grupos menos privilegiados han de lidiar con servicios públicos fragmentados que sufrieron serios recortes después de 2008 y nunca se restauraron».

Los virus que saltaron de animales a humanos y causaron 4 pandemias durante este siglo (Sólo en 20 años)

Organización de Naciones Unidas 0.N.U.

Las zoonosis son las enfermedades infecciosas que se transmiten de animales a personas. El Coronavirus es una de ellas. Pero en los 20 años que llevamos del Siglo XXI, desde Oriente y México se desataron 4 pandemias. El SARS, la Gripe Aviar, la Gripe Porcina y el Covid-19.

Los mercados de animales en China y el pangolín como probable factor de contagio.

El olor es como un puñetazo en medio de la cara, aturde y hace tambalear al que ingresa. El piso de cemento apenas se ve. Está cubierto de plumas, escamas, piel rugosa, vísceras. Cada unos cuantos metros hay charcos de sangre. Cada centímetro está mojado. En los tachos desbordantes, restos pudriéndose. En cocinas improvisadas, conectadas a unas especies de garrafas, animales se van cociendo. En largas mesas se amontonan los cadáveres de distintas especies: esperan un comprador, que seguramente encontrarán antes de que termine el día. Las jaulas apiladas parecen infinitas. Hay perros y gatos. También murciélagos, camellos, koalas, cachorros de lobo vivos, cigarras, escorpiones, ardillas, zorros, salamandras, tortugas, serpientes, cocodrilos, civetas, puercoespines, pangolines, ratas de bambú, pavos reales, avestruces y aves de todo tipo.

Así era el mercado de Wuhan y así eran cientos de mercados de venta de animales salvajes y domésticos, vivos y muertos, en China. A esas especies se las utilizaba como alimento o para algunas prácticas de medicina china. El gobierno de ese país ordenó su cierre hace un tiempo, desde que se desató la ola de Coronavirus que se transformó, a toda velocidad, en pandemia. Los científicos creen que el Coronavirus, la primera infección, el comienzo de la diseminación se produjo en el mercado de Wuhan. Esos mercados húmedos (se los llama así porque el suelo está cubierto casi en su totalidad por sangre y agua) constituyen una dobl.

Las zoonosis son las enfermedades infecciosas que se transmiten de los animales a las personas. El coronavirus es la cuarta pandemia de origen zoonótico del Siglo XXI. El SARS, la gripe Aviar (H5N1), la gripe porcina (H1N1) y ahora el Covid-19. Luego del cambio de milenio, los especialistas eran optimistas. Consideraban que las enfermedades originadas en los países orientales, alejados y con otras costumbres, no podrían afectar en Occidente si se establecían protocolos adecuados y gracias a sus desarrollados sistemas sanitarios y a la especialización de sus profesionales médicos. Se equivocaron.

Los microorganismos que provienen de los animales tiene la virtud maligna de multiplicarse con una facilidad atroz (lo pueden hacer más de un millón de veces en un día) y encuentran con rapidez cualquier resquicio o debilidad del sistema inmunológico para ir dañando.

Las investigaciones más avanzadas hasta el momento en la búsqueda del animal que originó el Covid-19 apuntan a los pangolines. Estos habrían adquirido el virus, que luego mutó, de los murciélagos. La secuencia sería así: un murciélago mientras vuela elimina sus excrementos sobre la vegetación, tiempo después un pangolín en busca de hormigas y otros insectos (que constituyen su principal alimento) al comer alguna de ellas también ingiere parte de lo eliminado por el murciélago, y por ende, en su cuerpo ingresa el virus; luego ese pangolín entra en contacto uno de esos mercados de animales con un humano, el virus sufre otra mutación y se desparrama entre la humanidad.

Los virus que saltaron de animales a humanos y causaron cuatro pandemias durante este siglo

Las zoonosis son las enfermedades infecciosas que se transmiten de animales a personas. El Coronavirus es una de ellas. Pero en los 20 años que llevamos del Siglo XXI, desde Oriente y México se desataron 4 pandemias. El SARS, la Gripe Aviar, la Gripe Porcina y el Covid-19. Los mercados de animales en China y el pangolín se consideran como probables factores de contagio.

Vamos a ver:

1. Los virus que llegaron a vivir en los animales de contagio no son especies cazables todos ellos.

2. Los virus que saltaron a especies comestibles en España, especialmente a las aves, no tienen nada que ver con la caza y las que tienen que ver algo con ella, vinieron de lejos y se hospedaron en toda clase de aves.

3. Miren ustedes, tanto ecologistas, como animalistas y demás degustadores de aves tienen un denominador común que vemos todos los días en sus publicaciones y no es otro que el total desconocimiento de la aves y de las migraciones y demás especies silvestres. Estudien un poco y después opinen que para amar a las aves no hace falta ser vegano y para muestra les cito a Nuestro Señor Jesucristo aun cuando también, si me lo pide el Web Máster les cito a Aron, hermano de Moisés.

4. No se puede defender lo que se desconoce y para abordar un tema de esta naturaleza, se necesita un equipo multidisciplinar que no tenga nada que ver con animalistas, ecologistas y demás señores de la subvención. Yo no me voy a poner como ejemplo, pero con 70 años sigo estudiando y ya próximo a mi fin, veo y sufro al contemplar lo mucho que ignoro. Vivimos en una organización —¿país?, ¿nación?, ¿continente?— donde estudiar una carrera superior lo hace cualquiera que tenga tiempo, dinero y encima vemos cómo los políticos se cubren de sapiencia siendo relojeros, pues para ser cronometrador hacen falta conocimientos, motivo este por el que, haciendo lo que hizo el susodicho, deshonró a todo el colectivo.

5. Me da una rabia infinita cuando veo a un cazador desconocer un ave corriente. Es más, yo mismo me flagelo virtualmente cuando dudo de las aves que no había en mi pueblo, Fuente Andrino (Palencia).

6. En ocasiones hay que preguntar a sabiendas de que para saber obtener la respuesta hay que dedicarla ese tiempo que nos quisieron robar. ¿No se han dado cuenta de que la TV y demás medios de comunicación han hecho más hincapié en las terrazas cerveceras que en la sanidad? Ni con esto han desistido de una privatización que como en el caso de las residencias de ancianos mueren más en las privadas que en las no privatizadas.

7. Y ya, para finalizar, que me perdonen los ecologistas, animalistas, veganos y demás hermanos. Pues yo sé que los «hideputas» de siempre sueltan la piedra para que los citados repartidos en mil grupos procedan como lo hicieron sus antepasados.

 

• 
 •

Inicia sesión o Regístrate para comentar.