Blogs

El Cazador Conservador

José Luis Charro Caballero

Lo que no es caza

La estética del cazador modesto, el de «perro por delante» es un disfrute de las distintas sensaciones que le ofrece el campo.

08 mar. 2021 - 2.730 lecturas - No hay comentarios

La consecución de la pieza deseada es la culminación de una preparación y planificación previas, ya que todo empieza mucho antes del momento del disparo en el sentimiento del cazador.

Ocurre a veces que no llega ese instante y el cazador afable piensa que «otro día será» superando la frustración ante la ausencia del lance, pues ha realizado actividades satisfactorias inherentes a la caza que le dan a la cinegética su justificación para que le dediquemos nuestro tiempo, aunque no logremos alguna captura.

Salir a caminar por el monte, observarlo y disfrutarlo es un ejercicio beneficioso para nuestra salud física y emocional. La práctica de deporte al aire libre siempre es un acto de vitalidad.

Una aproximación deportiva, bonita y medioambiental al cazadero, es hacerlo en bicicleta cuando ello es posible. Hoy es una tendencia vintage que nos retrotrae a las narraciones de Miguel Delibes sobre los cazadores a mediados del pasado siglo. Si se tiene la fortuna de estar en una zona rural la bici es ideal para alejarse del núcleo urbano, ya sea para un rececho o acompañados a la par del pedaleo alegremente por nuestro perro para una jornada de caza menor.

Sumergirse en el medio natural es divertirse y aprender. La observación del mismo es la que nos hace entendidos de la naturaleza. Así en las jornadas venatorias el aficionado a la ornitología se sentirá satisfecho con el avistamiento de algún ave no registrada en su libreta. O el aficionado a la botánica enriqueciendo su herbario y, en su tiempo, fotografiando setas y recogiendo algunas donde aún se permite, momentos en los que posiblemente salte alguna pieza y se lleve la escopeta colgada ya que «donde menos se espera salta la liebre»

Y sentarse en el monte a almorzar en algún altozano o en alguna abrigada donde nunca llegaríamos si no fuera por la caza, viendo el paisaje con sus silencios y teniendo alrededor escopeta canana, perro y tal vez alguna perdiz abatida, será siempre una sensación plástica que permanecerá en el recuerdo.

 


Este post pertenece a la obra del autor Un cazador observador. Cupón de descuento para nuestros lectores con el código CAZA.

Otras obras del autor:

Reflexiones sobre La Caza. Beneficio medioambiental que reporta. Su ejercicio, su cultura y su arte. También código CAZA.

Ya se acabó el alboroto.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.