Blogs

Cazadores de Cádiz

Los oscuros pensamientos de un conejero gaditano

Tras la desastrosa primera cría de diciembre, en la que pereció un 60 por ciento de los conejos nuevos, parece que la última de marzo está aguantando. Se ven conejos de tamaño dispar, de muy pocos días a tomateros. Eso es buena señal. Ojalá el tiempo nos acompañe.

27 may. 2019 - 6.211 lecturas - No hay comentarios

En la zona de Estepa, en la campiña sevillana, según compañeros del grupo de Cazadores de Cádiz se ven como hace años no lo hacían. En la sierra, escasos; en los melonares, tras tres años yendo a cazar a la finca, han empezado a verse algunos. Albergo la esperanza de que hayan empezado a inmunizarse, porque estaban prácticamente extinguidos.

En la parte de Cádiz, luces y sombras. Hay fincas que están muy buenas y, en cambio, otras que hace años eran excelentes y ahora prácticamente no se ven. A parte, aquí desde hace dos años, en ciertas zonas arenosas, como la zona de Benalup, Cantarranas, Medina Sidonia… está atacando la mixomatosis con una desconocida virulencia para rematar los poquitos que quedan. A perro flaco, ya se sabe…

El año pasado en agosto, antes de abrir la veda, había un 50 por ciento de conejos enfermos. Entonces propuse no cazar. Pero se cazó y, tras 20 minutos en el campo y matar tres conejos enfermos, los enterré y me fui. Algo que deberíamos hacer todos, y no dejarlos colgados en un árbol, ya que favorecemos la propagación de la enfermedad porque que los mayores vectores de contagio son los insectos.

Por otra parte, y para rematar el azote del furtivismo, un conejo antes no valía nada, ahora vivo vale 8€. Haced la cuenta, una jornada de furtiveo te puede generar pingües beneficios, yo al menos no gano eso al día, no se vosotros. Y hay algunos que son verdaderos profesionales y te limpian un coto en pocos días.

Respecto a esas mafias, nosotros, los cazadores, tenemos parte de culpa, ya que hay mucha gente que los compran sin preguntar procedencia ni pedir documentación de ningún tipo por ahorrarse un puñado de euros. Entrad en las páginas de internet y veréis cuánta gente hay dedicada a ello. Y, que yo sepa, ninguno es mago para sacar los gazapos de su chistera.

Hoy me los quitan a mí para vendértelos a ti, y mañana lo harán contigo para vendérselos a otro.

Otra modalidad, al menos muy extendida ahora por aquí, es comprarlos y la noche antes sembrarlos en la zona de caza para cumplir con los cazadores que han pagado la jornada de. Estos animales desorientados corren de un lado a otro hasta que son cogidos por los perros o abatidos por las escopetas.

En pasados días, compañeros portugueses o de otras provincias me han preguntado si yo podía buscarles o venderles cacerías de conejos. ¿Sabéis lo que les dije? Que no vinieran por aquí, porque en la mayoría de los casos con los que se iban a encontrar eran de este tipo, y yo lo que no pueda garantizar no lo voy a ofrecer. Cádiz ya no es tierra de conejos.

Sueño con aquellos años de infancia de abundancia de conejos, esos vardos llenos de vida… ¡Qué alegría ver tantas orejitas en el filo de un tunar! Ahora, si te fijas en las madrigueras, no hay ni un 30 por ciento que estén habitadas: todas llenas de telarañas y hojas secas, muestras inequívocas de que no hay vida alguna dentro.

Por último, la proliferación de alimañas, cada vez más abundantes. Sobre todo, los meloncillos y zorros, sin apenas enemigos naturales. Y, como suelo decir, tienen que comer todos los días. En época de cría causan estragos.

Los conejos de mi Andalucía son unos supervivientes natos. Más enemigos no pueden tener en los tiempos que vivimos. Solo pido a Dios que me permita ver su recuperación. Es el sueño de un conejero gaditano, pero los sueños, sueños son…

Un abrazo a todos y viva la caza.

 

Inicia sesión o Regístrate para comentar.