Visión digital nocturna y visión térmica

Para introducir a los cazadores en el campo de la visión nocturna y satisfacer las inquietudes que les pueden surgir a la hora de conocer esta nueva tecnología, vamos a proceder, con la colaboración de la empresa especializada Makers&Takers, a elaborar algunos contenidos que expliquen los aspectos más importantes de la visión digital nocturna y la visión térmica o termográfica.
CdC

CdC

27/06/2017 | 20053 lecturas

Star Star Star Star Star (1)

 

Así, conociendo las nociones básicas, será más fácil buscar los productos que más se ajustan a las necesidades de cada usuario, animando a que todo el que lo desee a que plantee sus consultas o dudas, que tratarán de responder desde Makers&Takers.

La evolución tecnológica que ha tenido el mundo óptico desde hace algún tiempo hace que este tipo de instrumentos ya no sólo se utilize para la observación de animales, sino que van más allá: desde ayudar al agricultor a vigilar sus cosechas durante la noche, hasta utilizarse en la búsqueda y rescate de emigrantes en el Mediterráneo. Es por motivos como los anteriores por los que la visión nocturna y térmica se ha convertido en un elemento principal de la vigilancia, seguridad privada, caza, o la observación de animales.

Cuando pensamos en este tipo de dispositivos habitualmente vienen a nuestra cabeza precios desorbitados. Sin embargo, gracias a los avances tecnológicos del sector, podemos encontrar cada vez más dispositivos que se adaptan a las necesidades de cada usuario a precios realmente asequibles.

Las cámaras de visión digital nocturna y las cámaras térmicas o termográficas utilizan sensores radicalmente diferentes, que parten de principios diferentes por lo que, como una pequeña introducción al tema, podemos decir de cada una de ellas lo que viene a continuación.

Visión digital nocturna

La imagen que muestra una cámara de visión nocturna ha sido construida a partir de la luz visible, la misma que detectan nuestros ojos, mientras que las cámaras termográficas se basan en la llamada energía térmica, que es invisible al ojo humano. La visión digital nocturna marca la diferencia en el mundo de la óptica nocturna, tomando la delantera gracias a avances como la posibilidad de utilización durante el día y su resistencia a fuentes de luz directa.

Es más, gracias a sus diferentes modos de contraste, podremos configurar el monocular, binocular o visor digital nocturno para que se adapte de la mejor forma posible a la luz existente. Además, la iluminación infrarroja adicional, que nos permite ver mejor en condiciones de escasa iluminación, es invisible para el ojo humano.


Visión digital nocturna.

Conjuntamente, otro salto producido en los últimos modelos de este tipo de oculares y visores, y que puede ser de gran utilidad, es la posibilidad de grabación de imágenes. Gracias a los nuevos dispositivos podremos transmitir cualquier imagen o vídeo desde su pantalla digital hasta un smartphone o tablet. Incluso podremos retransmitir en directo por redes sociales y hacer que cualquier persona, en cualquier lugar, pueda ver lo que está sucediendo.

Visión térmica

Sin embargo, la más aventajada es la visión térmica, que se basa en la capacidad de visualizar la radiación que emiten los objetos en función de su temperatura. A diferencia de la visión nocturna, basada en tubo intensificador de imagen, los térmicos no requieren de una fuente externa de luz ni se ven afectados por la exposición a la luz brillante.

Las cámaras termográficas ofrecen la misma visión tanto de día como de noche debido a que la energía térmica permanece inalterable a las condiciones de luz. Por su parte, las cámaras de visión nocturna utilizan pequeñas cantidades de luz que magnifican para crear una imagen, hecho que implica que solo sean efectivas con la cantidad de luz adecuada. De día, o con condiciones altas de luminosidad, el sensor de una cámara de visión nocturna se sobrecarga y deslumbra la imagen.

Los nuevos dispositivos térmicos igualmente graban vídeo y pueden fotografiar imágenes. Además disponen de función wifi, una opción que nos permitirá la transmisión de la señal de vídeo a la pantalla de un dispositivo externo o la publicación en directo en redes sociales.


Visión térmica.

La principal ventaja de este tipo de visores recae en que evitan obstáculos menores —como pueden ser hierbas o arbustos—, pudiendo mostrar lo que se oculta detrás de ellos.

Además, las cámaras térmicas ofrecen una imagen de alto contraste. Aunque dependerá de la sensibilidad térmica del propio sensor de la cámara, pueden mostrar hasta una diferencia de calor de 0.01 ºC. Las cámaras de visión nocturna, por el contrario, ofrecen un contraste más bajo, lo que hace que muchos elementos pueden ocultarse en ocasiones o confundirse en su interpretación.

Conociendo cómo funciona y en qué se diferencia la visión digital nocturna y la visión térmica, el usuario tendrá que centrarse para elegir entre los distintos aparatos de los que disponen en el mercado en factores como el tipo de pantalla de cada uno, si es LCD u OLED, así como por ejemplo en sus campos de visión, detección y reconocimiento, aspectos que se irán tratando en futuros contenidos.

CdC
Club de Caza

 

 

Comentarios

 

Leer más
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (243006 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (209664 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (207107 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (142474 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (126693 lecturas)