La frase que siempre se repite

Todos los años por estas fechas, cuando termina la media veda, rara es la revista, programa de radio, o incluso en los foros o chat de algunos portales dedicados a la caza, donde no leemos o oímos desde hace unos años la misma frase: Gracias a la paloma este año se ha salvado la media veda.
Manuel F. Villén

Manuel F. Villén

10/10/2002 | 8761 lecturas

Star Star Star Star Star (0)

 

Pero de lo que posiblemente muchos no se dan cuenta al repetir esta frase, es que por desgracia los cazadores vamos a estar condenados a escucharla durante muchos años, pues el resto de aves cazables en esta época del año, las llamadas, porque así lo son, migratorias, cada vez vendrán menos hasta nuestra querida España.

Digo lo anterior, porque como ya sabemos de sobra los cazadores, estas aves cada vez encuentran menos en nuestros campos lo que antes encontraban, o mejor dicho, lo que le ofrecíamos, siembras de cereal en abundancia y otras semillas no matadas a base de potingues químicos.

Y esto es algo, que junto con otras muchas cosas que también todos conocemos negativas para ellas utilizadas en la moderna agricultura, como antes decía, hace que cada vez estas especies lleguen menos hasta nuestros campos.

Pero lo peor de todo esto, es que no esta en manos de los cazadores cambiarlo, pues aunque ya hemos denunciado muchos casos de ciertas practicas agrarias perjudiciales para estas y otras especies, pienso que es muy difícil cortarlas, pues son actuaciones hechas por intereses colectivos, muy difíciles de cortar por otros intereses que por desgracia para nosotros muchos ven como un simple pataleo.

Así que si no queremos seguir oyendo o leyendo la que ya se ha convertido en la manida frase que comentaba al principio año tras año y de por vida, lo que tendrán que plantearse hacer los gestores de caza, sociedades de cazadores y propietarios de fincas también de caza, es volver a lo que antes se hacía en cualquier sierra de nuestra geografía. Porque criticar lo que otros hacen es muy fácil, pero también es verdad que antes en muchisimas fincas dedicadas al pastoreo y caza, los guardas tenían (como ya he dicho en anteriores ocasiones) parcelas para que como ayuda al sueldo que percibían las sembraran de grano, incluso la mayoría de los propietarios también sembraban cereal, algo que dejaron de hacer unos y otros cuando esto dejó de ser rentable.

Pues bien, lo que muchos propietarios de fincas de caza tendrán que plantearse hacer si quieren que sigan viniendo esas migratorias que antes venían y que la perdiz brava se siga proliferando en sus fincas, es seguir sembrando de grano esas parcelas que antaño sembraban, pues aunque el grano producido no sea lo rentable que lo era antes, tampoco la caza era lo rentable antaño que lo es ahora, así que una cosa por la otra.

De lo anterior es de lo que deduzco, que en vez de criticar las malas actuaciones de algunos por sus propios intereses, deberíamos volver un poco la vista atrás y ver que han hecho muchas personas dedicadas al mundo de la caza por los suyos propios, pues los agricultores de los cultivos tradicionales lo único que pueden sacar es grano poco rentable de ellos, de ahí que hayan cambiado sus sistemas, pero los propietarios de fincas de caza si pueden sacar de las siembras tradicionales además de un cereal poco rentable mucha caza muy rentable. A ver si al final nos va a pasar a muchos ahora como a los que ven la paja en el ojo ajeno y no la viga en el suyo, pues a mi me parece que nos está pasando algo de eso.

Yo, aunque me considero muy torpón en todo esto de la gestión cinegética, pienso que si dejáramos un poco de lamentarnos de ciertas actuaciones por parte de los agricultores (lamentaciones que veo justas) y nos dedicásemos a buscar soluciones que no dependan totalmente de terceras personas, la cosa nos podía ir bastante mejor de lo que nos va. Digo esto, porque yo recuerdo que ya empecé a notar la regresión de ciertas especies en la sierra en que vivía antes de que los agricultores empezasen a hacer cultivos de los llamados agresivos. Y esto fue cuando los dueños de fincas de caza y pastoreo dejaron de sembrar grano en ellas por considerar que ya no era rentable.

Ya sé, que muchos de ustedes estarán pensando que todo lo que estoy diciendo es una pura locura, pero yo sigo berre que berre con esto, porque recuerdo que en lo más agreste de Sierra Morena, antaño había mucha tórtola que para nada dependía de los cultivos más cercanos a las poblaciones, que eran los que hacían los agricultores, sino que dependían de los que allí hacían los serreños todos los años, así que por que motivo si volvemos a lo de antaño no va a haber otra vez tórtolas en esas zonas de sierra. Incluso perdices, pues yo recuerdo que en las cercanías de esos sembrados siempre había unos buenos bandos que ahora no hay desde que no se siembra.

Manuel F. Villén
Reconocido forero de Club de Caza y escribe con el nick de Rayón

(Rayón)

 

 

Comentarios

 

Últimos Artículos Publicados
Los Guardas de Caza como celadores de la riqueza cinegética
Víctor Villalobos
Animalistas, veganos y ‘la España vaciada’
Juan de Dios García
La caza nos beneficia a todos
Jesús Nadal
Guardas rurales, custodios de las especies silvestres: el camaleón
Víctor Villalobos
I Congreso Ibérico de Ciencia Aplicada a los Recursos Cinegéticos — CICARC
José Luis Garrido

 

Leer más
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (239406 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (205325 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (200240 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (138754 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (124221 lecturas)