Reto científico público a la SEO sobre la codorniz

Ahora os ha dado por seguir en vuestra «lucha» masiva e indiscriminada, de origen exótico y comportamiento invasor, contra la caza sostenible. Una vez que creéis haber comenzado con éxito contra la media veda, y que los vientos os parecen favorables, os habéis pronunciado contra la codorniz: sí contra la especie misma, eso es exactamente lo que he escrito. Ahora, os lanzo el guante: justificad vuestra propuesta de extinción de la codorniz y de mamoneo a su costa, cumplimentando para ella este modelo (lo que deberíais de haber hecho, mucho antes de publicitar tanta cotúrnica bobada). Si estáis incapacitados para hacerlo, que creo que lo estáis, por favor: callaos de una vez.
José Miguel Montoya Oliver

José Miguel Montoya Oliver

30/01/2020 | 4841 lecturas

Star Star Star Star Star (5)

 

Modelo general para el desarrollo sostenible

Modelo general. Se compone de un protocolo global y de un algoritmo local. Responde al aforismo «Piensa en global y actúa en local». El protocolo global afecta a todos los casos de manejo, siendo el mismo para todos ellos y por tanto global; el algoritmo local es propio de cada caso de manejo siendo por tanto local. El protocolo es principalmente conceptual, mientras que el algoritmo es centralmente numérico.

Modelo general = Protocolo global + Algoritmo local

Protocolo global. El protocolo global aconsejable es aplicable a los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) nº 14 y 15 de la Agenda 2030 de la ONU y, a través de los consecuentes «efectos mariposa», al resto de los ODS. Es útil para el manejo técnico de cualquier espacio más o menos natural del Planeta y para la investigación heurística sobre él; así como para todos los posibles casos de manejo: espacio (continental o marino, terrestre o acuático, protegido o no), tiempo y objetivos, y valores, usos y recursos presentes.

Algoritmo local. El algoritmo local es un algoritmo numérico que pretende probar, cuantitativamente, la sostenibilidad endógena del manejo técnico y científico aplicado a cada espacio más o menos natural. El algoritmo establece los criterios y cálculos generales a aplicar para el diseño y cálculo de sostenibilidad de la estructura ambiental concernida en cada caso de manejo.

Taxonomía y terminología. Las necesidades propias de desarrollo del protocolo global y del algoritmo local, obligan al establecimiento de una nueva taxonomía para la sostenibilidad y el desarrollo sostenible; así como al uso de una nueva terminología capaz de abarcar la amplia diversidad de casos y conceptos implicados. Sin la plena aceptación y asimilación previa de ambas, resultaría imposible la comprensión real de este modelo general.

Protocolo global

Aplicaciones

Espacios naturales. Denominamos espacio natural, sobreentendiendo más o menos natural, a todo aquel en el que estén o puedan llegar a estar presentes algunos valores, usos o recursos naturales, ya sea este espacio marino o continental, terrestre o acuático, protegido o no.

Valores, usos y recursos. Entenderemos por valores, usos y recursos:

Beneficios del medio natural = Valores + Usos + Recursos

  • Valores. Servicios inmateriales o intangibles que el Hombre no usa ni capta; sino que tan solo conserva y fomenta, a veces pasivamente y otras activamente. Por ejemplo: biodiversidad (dentro de las especies, entre especies, o ecosistémica), funciones y flujos ecológicos, potencialidades y oportunidades ambientales (sociales, ecológicas y económicas), etc.
  • Usos. Son también servicios inmateriales o intangibles; pero, a diferencia de los valores, sí están sometidos a disfrutes antrópicos, activos o pasivos; aunque, al igual que ellos, los usos no realizan captación alguna directa de biomasa. Se trata de variados disfrutes de carácter protector, recreativo, científico, educativo…. Algunos usos se disfrutan dentro del espacio manejado (paisaje cercano, sombra, canto de las aves, algunos usos recreativos…), otros fuera (externalidades). Debemos recordar que los sistemas naturales, ya sean ecosistemas más o menos prístinos, entendidos como la unidad mínima de vida autónoma de ALLUÉ-ANDRADE 2014, o bien agrobiosistemas antrópicos, entendidos como el sistema ecológico intervenido por el Hombre y sus animales de MONTSERRAT 1972, tienen una resistencia limitada frente a valores y usos, porque no captar no es sinónimo de no impactar, y los valores como los usos, aunque no captan, pueden llegar a impactar; pues diversas especies y su etología, así como los hábitats, suelos, aguas… pueden resultar más o menos afectados por ellos, pudiendo ser el impacto negativo cuando se practican de forma banal, inadecuada, o abusiva.
  • Recursos. Si bien valores, usos y recursos suelen agruparse en sentido amplio bajo el término genérico recursos, por ejemplo, cuando hablamos de Planes de Ordenación de Recursos Naturales o PORN; en sentido estricto es recurso natural renovable viviente (en lo que sigue simplemente recurso) todo ser vivo capaz de generar, en el medio natural y con escasa intervención humana, un excedente de biomasa que puede y debe ser captado, con o sin beneficios económicos inmediatos, con plena garantía de conservación y perpetuación del ecosistema o del agrobiosistema, y que podría llegar a deteriorarse o incluso a generar desequilibrios ambientales, en ausencia de dichas captaciones. En el concepto de captación incluimos tanto las capturas de animales capaces de ejercer una autodefensa significativa frente al Hombre, como las cosechas o recogidas propias de los vegetales (incluyendo los hongos) y de los animales con escasas capacidades de defensa, por razón de su especie y medio natural, o por los medios masivos de captación aplicados. Los principales recursos son: bosques y otros montes, pastos y ganados, caza mayor y menor, pesca marítima y continental, los diversos productos naturales de recogida, y las múltiples captaciones de gestión precisas para la conservación de los equilibrios naturales y la biodiversidad.

Innovaciones

Contenidos y progresos. Respecto a los precedentes más cercanos sobre la sostenibilidad de los recursos, las innovaciones principales ahora son.

  • Ampliación de contenidos. Desde los meros recursos materiales o tangibles habituales, hasta el conjunto de todos los valores, usos y recursos presentes o posibles en cualquier espacio natural; ya sean materiales (recursos) o inmateriales (valores y usos).
  • Progreso. Desde el objetivo inicial de lograr la sostenibilidad más endógena posible para el manejo aplicado dentro de un espacio natural cualquiera a, habida cuenta de todas las externalidades generables desde él, tratar de lograr la mejor contribución posible al desarrollo sostenible global inducido, dentro y fuera del mismo; es decir: ir más allá del espacio manejado, desde la sostenibilidad (dentro) al desarrollo sostenible (fuera).
  • Complejidad. En cada caso de manejo concreto, las soluciones de sostenibilidad interna para un espacio natural pueden ser más o menos endógenas, diversas y variables; pero si se tienen en cuenta las externalidades generables, las soluciones pueden ser otras bien distintas. Desde la perspectiva más amplia posible, se establecen mucho mejor los objetivos y soluciones aconsejables respecto al desarrollo sostenible global que, a su vez, puede ser también diverso y variable. No cabe infravalorar esta cuestión conceptual, porque establece la diferencia entre sostenibilidad y desarrollo sostenible: el endogenismo de la sostenibilidad del manejo de un espacio es local (algoritmo local), mientras que el óptimo desarrollo sostenible, externalidades por medio, es global (protocolo global).

Estadios del manejo

Ordenación y gestión. El protocolo global se desarrolla, en ciclo continuo, a través de cinco estadios sucesivos: proyecto de ordenación, aplicación, supervisión, control, y seguimiento; incluyendo en este último las consideraciones heurísticas y el reinicio del ciclo por revisión del proyecto de ordenación. A los cuatro últimos estadios los agrupamos genéricamente bajo el término gestión.

Estadios del protocolo global = Proyecto + Aplicación + Supervisión + Control + Seguimiento

Algoritmo local

Algoritmos

Forman un algoritmo genérico los pasos establecidos (definidos, ordenados y finitos) para resolver un problema cualquiera. Dentro de ellos todo algoritmo numérico, como el que es preciso ahora en el caso de la codorniz, tiene tres componentes básicos.

  • Toma de datos. Datos de entrada (información previa). Desarrollo de los procesos técnicos precisos para la normalización de la recogida de datos y para la validación posterior de estos.
  • Proceso. Proceso de cálculo a realizar con los datos de entrada (pasos a seguir). Cálculos sociales, ecológicos y económicos.
  • Resultados. Resultados a lograr (soluciones propuestas). Verificación de estos.

Algoritmo

El algoritmo local para el desarrollo sostenible de y desde cada espacio natural, una vez incorporados al mismo los consecuentes objetivos iniciales de desarrollo sostenible, trata de probar cuantitativamente la sostenibilidad endógena del manejo local a aplicar y de establecer las bases para el experimento heurístico implícito a él. Tal vez esos objetivos iniciales de desarrollo no sean compatibles con el endogenismo del manejo y deban revisarse; pues no debe esclavizarse nunca lo local en aras a lo global (España vaciada). En todo caso, la sostenibilidad del manejo local debe ser cuantitativamente demostrada; aunque no será fácil hacerlo, si las externalidades generadas (turismo, industria, comercio…) no se internalizan suficientemente en el manejo: retroalimentación. Este algoritmo se desarrolla en todos los casos a través de tres fases y cuatro etapas:

Fases

Fases. El algoritmo local para el diseño y cálculo de sostenibilidad de las estructuras ambientales afectadas por el manejo de cualquier espacio natural se desarrolla en tres fases, distintas, sucesivas y encadenadas entre sí. Se corresponden con la descripción sintética tradicional de todo proceso de ordenación: De lo que tenemos, a lo que queremos, mediante lo que haremos. Estas fases, en el marco del algoritmo, son:

  • Levantamiento del acta de estado. Lo que tenemos.
  • Diseño del espacio modelo. Lo que queremos.
  • Programación de los planes especiales. Lo que haremos.

Etapas

Etapas. Dentro de cada una de esas tres fases, se deben analizar y calcular las cuatro etapas que las componen, que son a su vez igualmente distintas, sucesivas y encadenadas entre sí. Los contenidos propios de cada una de estas etapas no se reducen solo al algoritmo y sus cálculos cuantitativos; pues sus aspectos cualitativos deben desarrollarse también en la memoria del proyecto. Estas etapas, son:

  • Análisis de vertebración.
  • Análisis social.
  • Análisis ecológico.
  • Análisis económico.

¿A qué modelo general responden vuestras propuestas? ¿A qué protocolo de manejo técnico y de investigación? ¿A qué algoritmo (datos, cálculos y resultados)?

A nada de nada, mera política, ¿verdad? Pues en ese caso sois un peligro cierto para la Agenda 2030 y para los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU: un riesgo cierto para la Naturaleza. Por favor, id documentando vuestras propuestas, y mientras manteneos calladitos.

José Miguel Montoya Oliver
Dr. Ingeniero de Montes. Profesor Titular de la Universidad Politécnica de Madrid. Miembro del Comité Científico de la Red de Investigación en Sostenibilidad (Common Ground Research Networks. University of Illinois. Chicago)

 

 

Comentarios
13 comentarios
01 feb. 09:10
frabuha
Hay que tener valentía para comentar un artículo como este, cuando vivimos abducidos por la mentira fácil.
Dicho esto, me ha resultado interesante la posible confrontación desarrollo sostenible frente a sostenibilidad.
Creo que un artículo sobre ello, con ejemplos, sería muy aclarador.
Un saludo.
Paco Butler.
01 feb. 09:56
Castellano viejo
Muy buena reflexión. La codorniz es un indicador del desastre existente sobre el medio rural, con una gestión cinegética en falso consentida por las ineficaces autonomias, que en vez de destapar la mentira y refundar un nuevo modelo de gestión más allá de los simples cotos, apoyado en órdenes de veda eficaces, me temo que cederán ante el "como no sé prohibo".
01 feb. 09:56
Castellano viejo
Muy buena reflexión. La codorniz es un indicador del desastre existente sobre el medio rural, con una gestión cinegética en falso consentida por las ineficaces autonomias, que en vez de destapar la mentira y refundar un nuevo modelo de gestión más allá de los simples cotos, apoyado en órdenes de veda eficaces, me temo que cederán ante el "como no sé prohibo".
01 feb. 09:57
Castellano viejo
Muy buena reflexión. La codorniz es un indicador del desastre existente sobre el medio rural, con una gestión cinegética en falso consentida por las a autonomias, que en vez de destapar la mentira y refundar un nuevo modelo de gestión más allá de los simples cotos, apoyado en órdenes de veda eficaces, me temo que cederán ante el "como no sé prohibo".
01 feb. 09:57
Castellano viejo
Muy buena reflexión. La codorniz es un indicador del desastre existente sobre el medio rural, con una gestión cinegética en falso consentida por las a autonomias, que en vez de destapar la mentira y refundar un nuevo modelo de gestión más allá de los simples cotos, apoyado en órdenes de veda eficaces, me temo que cederán ante el "como no sé prohibo".
01 feb. 09:57
Castellano viejo
Muy buena reflexión. La codorniz es un indicador del desastre existente sobre el medio rural, con una gestión cinegética en falso consentida por las a autonomias, que en vez de destapar la mentira y refundar un nuevo modelo de gestión más allá de los simples cotos, apoyado en órdenes de veda eficaces, me temo que cederán ante el "como no sé prohibo".
01 feb. 10:21
josemiguelmontoyaoli
Paco: gracias por tu participación. Sí, haré un artículo sobre lo que me dices, porque establecería la estrategia a seguir: una estrategia global y unitaria (universo rural), frente al tacticismo desmembrador de los enemigos de la caza (universo urbanícola). un varazo. Miguel
01 feb. 10:24
josemiguelmontoyaoli
Castellano viejo: si eres quien creo, tendremos que discutirlo en nuestro reto rioja-ribera. Nuestra presidenta decidirá en caso de no haber acuerdo; claro que la mallorquina siempre votará en mi contra. Miguel
02 feb. 10:52
Fuente Andrino  
Amigo José Miguel, respetado profesor. En mi modesta opinión, creo que no te hace falta medirte con quienes carecen de formación. Somos muchos los que te hemos leído y por ello más la opinión de tus alumnos, te conocemos y te apreciamos de corazón. ¡¡¡Cuantos quisieran tener tu formación y el respeto de la afición!!!.
UN ABRAZO DE CORAZÓN Y NOS TIENES INCONDICIONALMENTE A TU ENTERA DISPOSICIÓN.
Miguel Ángel Romero Ruíz
02 feb. 10:52
Fuente Andrino  
Amigo José Miguel, respetado profesor. En mi modesta opinión, creo que no te hace falta medirte con quienes carecen de formación. Somos muchos los que te hemos leído y por ello más la opinión de tus alumnos, te conocemos y te apreciamos de corazón. ¡¡¡Cuantos quisieran tener tu formación y el respeto de la afición!!!.
UN ABRAZO DE CORAZÓN Y NOS TIENES INCONDICIONALMENTE A TU ENTERA DISPOSICIÓN.
Miguel Ángel Romero Ruíz
03 feb. 08:32
josemiguelmontoyaoli
Mi querido amigo Don Miguel Ángel: gracias por tu afecto. Llevo un tiempo malo, malísimo, por fallecimientos familiares (en 20 días cuatro seres queridos). Estas cosas te dejan pensando que cuanto hacemos en esta vida es mero divertimento; pero a la vez te hacen pensar que, si estamos aquí, es para ennoblecer al límite de nuestras fuerzas esos divertimentos para los que hemos sido creados, cada uno el suyo y por los suyos. En fin, a retomar el tajo y a seguir en la vereda, después de todo ha sido una suerte que Él nos haya puesto en esta que seguimos... Un fuerte abrazo. Miguel
03 feb. 22:13
Fuente Andrino  
Mi querido amigo, distinguido y reconocido profesor. Quisiera en primer lugar acompañarte en el sentimiento por unas pérdidas que a nuestra edad las sufrimos de una forma muy especial como consecuencia de una manera de ver las cosas con profundidad de miras y ver la estela que dejaron al responder a la llamada del Creador.
De todas las maneras, algo se le fue de las manos al permitir que hubiera humanos dotados de tanta maldad y deslealtad. Tenemos que sufrirlos, pero no podemos permitir que su modus vivendi haga infelices a los demás.
En este Mundo hay pocas personas como tú, personas que haciendo el bien sin arrogancia ni prepotencia se entreguen al pueblo liso y llano sin creerse por ello ni más buenos ni más malos. Es vuestra manera de ser y encima lo cubrís con la alegría y el buen hacer cercano poniendo la sabiduría al alcance de la mano de cualquiera.
RECIBE UN ABRAZO DE CORAZÓN, MI AGRADECIMIENTO Y MI ADMIRACIÓN.
04 feb. 08:21
josemiguelmontoyaoli
D. Miguel Ángel, de nuevo y como siempre un cariñoso abrazo con mi agradecimiento al de arriba por tener amigos como tú. Miguel.

 

Últimos Artículos Publicados
Medidas urgentes para el mundo rural por causa del COVID-19
ANATUR
Daños a la agricultura y especies silvestres en tiempos de estado de alarma
Christian Gortázar y Santiago Ballesteros
Repercusiones del COVID-19 en el sector cinegético
Pablo Palencia y Christian Gortázar
Ecología aplicada a la caza
José Miguel Montoya Oliver
El ayer y hoy de la contrapasa
Carlos Irujo

 

Leer más
Otros artículos de José Miguel Montoya Oliver

Ecología aplicada a la caza
(24/03/2020)

Administración, ponte las pilas ¡ya!
(26/11/2019)

La caza en su laberinto
(11/10/2019)

Las cuentas de Podemos
(13/09/2019)

Las cuentas de la SEO
(22/08/2019)

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (241896 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (208680 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (206082 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (141494 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (125810 lecturas)