La caza en la media veda 2019

La codorniz ha mejorado respecto a los tres años anteriores, la tórtola no se recupera, la perdiz ha criado muy bien, el conejo abunda y la liebre ha sufrido el mazazo de la Mixomatosis.
José Luis Garrido

José Luis Garrido

26/09/2019 | 4202 lecturas

Star Star Star Star Star (2)

 

Con el título de Meteorología esperanzadora en abril para acoger a las migratorias elaboré el artículo del mes de mayo pasado, para hablar sobre las estimaciones de entrada y crianza de las dos migratorias que más preocupan: codorniz y tórtola, ya que la torcaz no nos aflige, porque casi se asegura cada año el éxito presencial de la mayor de las palomas. El título se puso en mayo porque los 96 litros/m2 (mm) que cayeron en España en el mes de abril ─casi el 50% más de la media del siglo según la AEMET─, nos hacían presagiar que podría ser buen año para recuperar la situación de la codorniz, que venía cayendo de manera muy acusada a partir de 2010 y 2011, que fueron dos años excelentes en capturas. Al final el año agrícola es seco, pero el agua de abril anima a la codorniz a criar pues presagia que en mayo nacerán sus pollos entre la abundancia de insectos que revientan en cuanto sube la temperatura, a la vez que las flores, ambas imprescindibles para que los pollos medren adecuadamente.


Soltando codorniz recién anillada (foto: Leonardo de la Fuente)

Especies incluidas en la media veda

Como conocéis, en la media veda o caza de verano, se permite cazar en casi todas las comunidades las aves clásicas migratorias: codorniz, tórtola y paloma torcaz. Además se caza la paloma bravía y dos córvidos predadores como son la urraca, muy presente por toda España, y la corneja, tan abundante en el NO de España. Se caza en este periodo también el zorro y en varias comunidades el conejo y en alguna el ánade real (azulón), que es la acuática más abundante y que en estas fechas de agosto hace dos meses que ya han mudado de pluma, pues la mancada se presenta habitualmente en la segunda quincena de junio.

CODORNIZ

La codorniz ha estado entre bien y excelente en varias zonas de Burgos donde las capturas medias se han aproximado a la veintena; muy bien en León con medias superiores a la docena y con algunas zonas donde llegaron también a veinte; bien en Palencia pero solamente en algunas comarcas y bien en Soria, donde tras segar y haberse visto con abundancia, las capturas esperadas el primer día han bajado y se estiman en unas diez de media. En esas mismas provincias, incluida Burgos, en las zonas más al sur las capturas son tan precarias como en las otras cinco provincias de Castilla y León donde la percha media ha estado entre 1 y 05 capturas el primer día.

En Aragón se ha dado bien en Zaragoza y muy desigual en Teruel.

En Castilla-La Mancha muy regular tirando a mal aunque faltan los datos de Guadalajara, que es la mejor provincia, pues en Albacete, como es histórico apenas si han visto alguna y en Ciudad Real se cazan muy pocas, pues tras la siega no se quedan. En Cuenca estiman una media de 5 capturas cazador que es una respuesta buena del campo.

En Extremadura, Cataluña y Madrid ha ido mal la codorniz.

En Tarragona la media veda se inició el 25 de agosto y no quedan ya en esa fecha.

En Orense la caza controlada de codorniz es un ejemplo, tal vez cicatero de caza en cuanto a cupo, en la zona de Xinzo de Limia. El cupo de diez por cazador y el número limitado de cazadores/temporada, hacen que cada primavera les visiten más codornices. Este año estaba pleno en verano, según me comenta el delegado provincial de la Federación Gallega.

Con la codorniz y con todas las especies de la media veda o la caza menor, las perchas coinciden con las fluctuaciones poblacionales de cada año. En este año 2019 las capturas de codorniz han mejorado, pues ha habido un repunte positivo de la especie, aunque no se va a aproximar a una temporada buena. La caída tan grande de capturas en estos años anteriores nos debe poner en prevengan con la caza de esta especie, pues la única gestión responsable de los cazadores en estas situaciones es frenar las capturas exageradas en aquellos lugares contados donde se concentran, que es lo contrario de lo que se viene haciendo. En cualquier caso, aunque dejáramos de cazar migratorias, las poblaciones irán a menos si no cambian a la vez algunas prácticas agrícolas actuales. La agricultura y sus tratamientos contra los insectos y las hierbas de octubre a mayo están reduciendo las esperanzas de dos especies: la codorniz que a pesar de su poder multiplicador se está resintiendo estos últimos años y la tórtola que requiere un tratamiento mucho más especial, como ha sido el cupo prudente de este año en todas las comunidades.


Dos machos asociados. El dominante adulto no deja pisar hembra al joven.

Está comprobado que lo más peligroso para codorniz y tórtola no es la caza, sino los biocidas que solo respetan las tierras de algunas legumbres por exigencias de la PAC. También las prácticas agrarias actuales: siega temprana, recogida de paja inmediata y nocturna, arado de parcelas y demás. Esta sociedad debe buscar nuevas alternativas que no sean a cargo del agricultor, para que las normativas: europea, nacional y autonómica impongan con la PAC una agricultura menos agresiva con el medio, porque no son la codorniz, tórtola y perdiz las que caen, son todas las aves asociadas a los agrosistemas las que están desapareciendo. Y los grillos y mariposas, siempre tan bucólicos, que claudican antes.

Aunque no seamos los culpables principales, no hay duda que los cazadores tenemos que ajustar cupos y días de caza para hacer una buena gestión con los aprovechamientos sostenibles que requiere la codorniz y así dar una respuesta responsable con nuestra actitud ante la caída de capturas y por tanto de poblaciones en España del 35'4% (551.883 codornices), que se ha producido en siete años, entre 2010 (1.558.330 capturas) y 2017 (1.006.497 piezas).

Las tres comunidades con más capturas en España son: Castilla y León (44%), Aragón (20%) y Castilla-La Mancha (10'34%). Las tres han tenido unas pérdidas de capturas superiores a la nacional. Castilla y León es la comunidad puntera en codorniz con Burgos 1ª provincia de España, Soria 4ª, Palencia 5ª y León 6ª, en los cinco últimos años con tablas de capturas (2013-17). Esta comunidad ha tenido una caída en capturas de (239.008 codornices)= 364% durante los siete últimos años controlados, desde 2010 (662.347) hasta 2017 (423.339).

En Aragón donde las poblaciones estimamos como las segundas de España y por tanto abundantes, especialmente en Zaragoza (la 2ª provincia en España 2013-17), parece que sería positivo para la especie poner un cupo adecuado pues en esta comunidad la disminución de capturas en esos años es del 43% (138.683 codornices) desde 2010 (324.034) a 2017 (185.351).

En Castilla-La Mancha, la tercera en capturas, tienen en Guadalajara a la 3ª provincia codornicera de España con más de 80.000 capturas anuales, mientras que en Albacete no llegan a las 600 codornices cazadas al año. Esta comunidad en esos siete años ha disminuido las capturas en el 406 % (93.290 codornices), desde el año 2010 (229.500) hasta el 2017 (136.210). Estos datos de las tablas de capturas de los dieciocho primeros años de este siglo, han sido los recibidos o publicados por las consejerías afectas de todas las comunidades españolas (Garrido JL 2019).

Aunque haya sido una situación probablemente temporal, pues este año es algo mejor que los últimos en capturas, entre los cazadores y los responsables de medio ambiente debe producir alarma ese declive en tan pocos años. La prudencia para el manejo de poblaciones con esta caída recomienda analizar por qué actualmente esas tres comunidades, donde se caza el 75% de las codornices, han tenido pérdidas de capturas superiores a la media nacional. Y está claro que no ha sido por la caza principalmente, aunque algunas perchas exhibidas no ayudan a creerlo.

A pesar de esos datos, que son públicos, en Aragón y Castilla-La Mancha no tienen cupo de capturas de codorniz y en Castilla y León cazamos diecinueve o veinte días, cuatro por semana, sin duda excesivos y con cupos de veinticinco piezas/cazador que es una presión de caza poco sostenible para una especie que viene resintiéndose notablemente en los últimos años. Los mazos de codornices o tórtolas exhibidos en todos los medios dan en estas situaciones una imagen fanfarrona de cazador de alforja y muy poco solidaria con el gremio; además de argumento gratuito para quienes denuncian la caza ante la sociedad. Algunas federaciones hemos recomendado a los cazadores prudencia con las exhibiciones desproporcionadas. La esencia de la caza responsable requiere la solidaridad con la especie migratoria en primer lugar, y después con los cazadores de zonas de cría pero menos afortunadas en agosto, pues una parte sustanciosa de las codornices cazadas en esas provincias de concentración tras la siega, se han criado en todo el territorio nacional y han permanecido donde criaron hasta la siega, que suele ser un mes antes de la apertura. Otras se quedan y crían en Marruecos y bastantes regresan en setiembre desde Europa (aprox. el 16% se asocia entre los adultos del N y centro europeos) (Nadal J. y cols. 2012). Todas las procedentes de estos territorios nacional, marroquí y europeo se concentran en las zonas frescas españolas donde hay cereal de pie en julio y agosto, normalmente en estos santuarios aragoneses y castellanoleoneses y aunque las codornices se mueven constantemente, ya no se retiran de esas latitudes hasta su regreso hacía África, a primeros de setiembre.

Que no haya cupo en dos comunidades no parece adecuado con el momento y que haya un cupo alto de codornices que viene siendo idéntico varios años seguidos, cuando cada año es tan dispar y si además lo es para para las nueve provincias de Castilla y Castilla y León, parece un contrasentido. Cinco provincias: Ávila, Salamanca, Segovia, Valladolid y Zamora tienen capturas anuales que sumadas son menos de la mitad que las conseguidas cada año en otras provincias. Esos cupos de cazador/jornada para cada año se deben ajustar a las poblaciones generadas en cada territorio, tal y como ordenan las normativas correspondientes. No debemos dar a los enemigos de la caza, bazas tan sencillas. Las poblaciones sí que se pueden estimar y aproximar a través de protocolos de diferentes modalidades de detección de codornices en varios cotos piloto por provincia y comparar cada año por los resultados de los años anteriores. Si la caza en las cuatro provincias más codorniceras, aunque sea generosa no sobrepasa ciertos límites relacionados con las poblaciones de llegada, las codornices que regresen hacia África desde primeros de setiembre, lo harán en mayor proporción por las mismas rutas de llegada a la comunidad y las que lleguen al Sahel serán más abundantes.

Y todo lo anterior en el conocimiento de que las codornices que llegan, se reproducen y cazamos pueden resultar entre unos años y otros con fluctuaciones superiores al 30%, hagamos lo que hagamos los cazadores cada año.


Codorniz secándose

Para ser justos quiero recordar que cada año, en la segunda quincena de junio, salta hacia España una oleada sustanciosa de codornices que ha criado y nacido en Marruecos. En Marruecos se caza la codorniz en periodo hábil desde el 1 de octubre al 28 de febrero; cuando ya han pasado la mayoría las de Europa. El cupo es de 20 codornices.

TÓRTOLA

En julio de 2018 escribí sobre lo que se avecinaba en este año respecto de la tórtola. Los datos eran evidentes. España se incorporó al proyecto europeo sobre la especie. Ver escrito en FEDERCAZA y Club de Caza.

Con la tórtola, a pesar de que cada vez se ven en menos lugares y en menor cuantía se mantienen las capturas por caza en estos 18 años, aunque 2017 ha sido también el año más escaso del siglo. Esto puede ser porque la más pequeña de las palomas se caza más intensamente en lugares donde están concentradas, pues en la mayoría de las provincias cuando preguntamos las previsiones para la media veda, dan una respuesta muy negativa: cada vez hay menos. Hay que controlar esas tiradas de cupo limitado y de centenares de capturas, amparadas en cacerías simultáneas de tórtola y torcaz.

La tórtola ahora tiene un cupo muy prudente o veda en toda España. En las comunidades autónomas de Asturias (2001-02), Canarias (2011-12) y Cantabria (2013-14), está vedada desde esas temporadas citadas. La Comunidad Valenciana, así como la Diputaciones Forales de Álava y Guipúzcoa, han vedado su caza en esta temporada 2019-20. En La Rioja y el País Vasco las capturas son casi testimoniales.

Según me informan desde allí, la caza de la tórtola en Marruecos se realiza desde el 1 de julio hasta finales de agosto, cazando por semana cuatro días para extranjeros y dos para nativos. El cupo es de 50 capturas diarias por cazador, que es una burrada. Se cazan solamente las que crían en esa nación, pues en esas fechas, aún no han pasado las que vuelven desde Europa.

TORCAZ

Esta especie salva la media veda en muchos cotos y provincias. Las capturas más abundantes se consiguen en el alfoz de las ciudades pues la torcaz hace hasta tres nidos anuales dentro de las zonas urbanas y salen a comer al cereal, girasol o leguminosas fuera de la ciudad. La cría en el monte es también muy generosa. Es una especie que produce daños a la agricultura y de momento no requiere ninguna limitación excepto las que nos ponemos los cazadores.

Tabla I.— Capturas el primer día de caza de la media veda

José Luis Garrido
Presidente honorífico Federación de Caza Castilla y León
Director honorífico de la Escuela Española de Caza
Ex Director general de la fundación FEDENCA-RFEC

José Luis Garrido Modalidades y Métodos de Caza (2ª Ed. Junio-2015) Edita: Federación de Caza de Castilla y León. Teléfono 983 333 488 (autonomica@fedecazacyl.es)

 

 

Comentarios

Comentarios cerrados

 

Últimos Artículos Publicados
Cuchillos y navajas de caza
CdC
La caza en su laberinto
José Miguel Montoya Oliver
José López, El Cabrero: con 78 años y la ilusión por la caza del primer día
Javier Fernández
Campeón a pesar de las muletas: nada detiene a este cazador
CdC
Imágenes de caza, un arma de doble filo
Federación Catalana de Caza

 

Leer más
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (240646 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (207463 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (204368 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (140055 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (124723 lecturas)