Censos de tórtola (Streptopelia turtur)

Dedicado, con todo el ‘cachonduá’ a SEO, ADENA, y otros Ecolojetas en inacción. Que el Presupuesto les colme de venturas… ¡Va por ustedes y por todos los suyos!

José Miguel Montoya Oliver

30/07/2019 | 6302 lecturas

Star Star Star Star Star (9)

 

Censos tradicionales y censos por deriva de resultados de captación

Es una práctica muy común, el censar una especie en una fecha, para basar sobre este censo físico instantáneo su ordenación; pero esta práctica presenta serias limitaciones en sus aplicaciones cinegéticas: 1º/ Técnicas. En medios de difícil censado y en especies muy difidentes o inconspicuas (y las de caza menor lo son). 2º/ Naturales. Algunas especies, en especial las migratorias como la tórtola, presentan censos instantáneos muy variables, dentro del año y entre años, por lo que su resultado varía mucho según su fecha de ejecución.

Consecuentemente, proponemos establecer los censos de tórtola mediante nuestra metodología de deriva de resultados de captación. Un censo así obtenido resulta: 1º/ Normalizado, lo que evita sesgos personales, pues con los mismos datos se obtendrá siempre el mismo censo. 2º/ Económico, porque se basa en datos preexistentes de fácil y económica obtención. 3º/ Rápido, por no exigir plazo de ejecución alguno. 4º/ Factible en cualquier fecha del año, con independencia de que la tórtola esté o no presente en ese momento.

Censos de tórtola por deriva de resultados de captura

Para la tórtola el censo de ordenación es el más probable en la próxima anualidad en hipótesis de: 1º/ Fecha referencial. La de sus existencias medias durante su temporada principal de caza (media veda). 2º/ Ausencia de azares atípicos. Especialmente los biológicos (supervivencia, reproducción, migración y erratismo). Se trata de un censo.

1º/ Referencial. Establecido para la temporada de caza de la tórtola y en ausencia de azares atípicos. Este censo es la base sobre la que se aplicará la tasa utilizable de la tórtola para el cálculo de su posibilidad cinegética.

2º/ Promedio. Suele suceder que una anualidad no esté libre de azares atípicos. Basar las sucesivas anualidades futuras del próximo periodo de ordenación en los datos de una sola anualidad, como se hace con los censos tradicionales, es por tanto muy arriesgado; especialmente en el caso de la tórtola. El censo de la tórtola debe ser un censo obtenido a partir de datos promedio obtenidos durante las últimas anualidades e idealmente durante todo el periodo de ordenación anterior.

3º/ Predictivo. El censo de la tórtola es el más probable en la próxima media veda. En la realidad, y azares por medio, la próxima media veda será como sea, típica o no; pero a efectos de ordenación estamos obligados a considerar que será un año medio e igual al promedio de los anteriores. El censo resultante será el más correcto posible y, además, el entorno de la media es siempre el dato estadísticamente más probable y las desviaciones entre anualidades, serán las menores posibles.

4º/ Calculado. El censo por deriva de resultados de captura no se establece directamente (todo lo más se ratifica) a partir de muestreos, visualizaciones, escuchas u otras metodologías similares, sino mediante los oportunos cálculos estructurales, lo que evita muchas de las discrecionalidades, errores y sesgos típicos de muestreo.

Cálculo del censo. Un ejemplo sencillo

Datos precisos

1º/ Promedio del número de tórtolas cobradas en el coto por anualidad. Ejemplo: en los últimos cinco años se han cobrado en el coto de media anual unas 200 tórtolas.

2º/ Tasa utilizable. En el caso de la tórtola esa tasa es de 0,30 para los cotos tortoleros sometidos a caza.

3º/ Presión de caza actual. Se determina tras los siguientes pasos.

  • Calcular el número de jornadas de cazador habilitadas, producto del número de días hábiles por el número total de cazadores autorizados. En el ejemplo, 20 cazadores están autorizados a cazar durante los 12 días en los que se permite cazar la tórtola en el coto; las jornadas de cazador habilitadas son 20 x 12 = 240.
  • Establecer el coeficiente de asistencia real. Porque no todos los cazadores van a cazar todos los días hábiles de los que disponen. Si en el ejemplo los cazadores de ese coto asisten en promedio el 20 % de los días hábiles, el coeficiente de asistencia es 20/100 = 0,2.
  • Calcular las jornadas de cazador realmente ejecutadas, producto de las habilitadas por el coeficiente de asistencia. En el ejemplo: 240 x 0,2 = 48 jornadas de cazador ejecutadas.
  • Calcular el número de jornadas de cazador ejecutadas por cada 100 hectáreas tortoleras en el coto. En el ejemplo, si las hectáreas tortoleras en el coto son 1000, por cada 100 hectáreas se habrán venido ejecutando 48/(1000/100) = 48/10 = 4,8 jornadas de cazador por cada 100 hectáreas tortoleras.
  • Calcular la presión de caza que soporta la tórtola en el coto, cociente de las jornadas de cazador ejecutadas por cada 100 hectáreas y 8. En el caso del ejemplo: 4,8/8 = 0,6.

Cálculo del censo utilizable actual

En general, si se aplica una presión de caza correcta, las capturas obtenidas serán proporcionadas al censo: donde haya más tórtolas se cazarán más y donde haya menos se cazarán menos. Por tanto, las capturas habidas miden indirectamente el censo y las capturas medias habidas, miden el censo promedio presente durante la media veda que será, a su vez, el censo futuro más probable en la primera anualidad del próximo periodo de ordenación: el dato buscado.

El censo de ordenación de la tórtola, o censo utilizable actual, se establece en dos pasos.

1º/ Censo utilizado actual. Significa la dimensión que debería tener el censo de la tórtola en un coto, para que las capturas referenciales actuales fueran las debidas. Se obtiene, dividiendo el promedio del número medio de tórtolas cobradas por la tasa utilizable de la tórtola. En el ejemplo: 200/0,3 = 667 tórtolas es el censo utilizado en el coto.

2º/ Censo utilizable actual. Pero una cosa es el censo que venimos utilizando (utilizado actual) y otra el que deberíamos utilizar (utilizable actual). Una presión de caza abusiva o escasa (distinta de uno) conduce a unos censos utilizados distintos del verdadero censo utilizable, el censo que buscamos. Para establecerlo se divide el censo utilizado actual (667 tórtolas), por la raíz cuadrada de la presión de caza aplicada anteriormente (0,6½ =0,77). En el ejemplo: 667/0,77 = 866 tórtolas son el censo utilizable en el coto del ejemplo. Este resultado, fundamentado en el cálculo de estructuras biológicas, es indiscutible (a diferencia del obtenido por cualquier otra metodología censal, tradicional o no)

Conclusiones

Todos los cotos españoles pueden establecer su censo de la tórtola a coste nulo

Porque todos los cotos españoles tienen un Proyecto o Plan de Ordenación Cinegética y presentan a la Administración sus correspondientes Memorias anuales, cada uno de ellos puede establecer su censo de la tórtola a coste nulo. Compete a la Administración el acumular datos y resultados y el proceder a una supervisión, control y seguimiento de los cotos tortoleros a cada vez más adecuado y preciso. Luego se los dais al Juez…

Esta sería una respuesta cuantitativa lógica para quienes plantean, sin datos fiables ni metodologías normalizadas, una moratoria sobre la caza de la tórtola en España. Tienen una sola solución alternativa viable: plantear un modelo alternativo de cálculo de estructuras biológicas… Ja, ja, ja… ¡Me troncho!

José Miguel Montoya Oliver

Referencias bibliográficas

MONTOYA OLIVER J. M., MESÓN GARCÍA Mª. L. 2.016. Técnica y ecología en el manejo de los recursos naturales renovables (Tecnología de la sostenibilidad. Diseño y cálculo de estructuras biológicas). Edita FUCOVASA. Universidad Politécnica de Madrid. Madrid. ISBN. 978-84-96442-74-0. (pp.1-214).

 

 

Comentarios
2 comentarios
31 jul. 10:33
Fuente Andrino  
José Miguel, éste, como todos tus artículos y libros merecen la pena tenerlos encuadernados en papel y a buen recaudo de nietos impetuosos. ENHORABUENA.
UN ABRAZO DE CORAZÓN
31 jul. 14:35
josemiguelmontoyaoli
Amigo Miguel Ángel: como siempre muchas gracias y un fuerte abrazo. MIguel

 

Últimos Artículos Publicados
Cuchillos y navajas de caza
CdC
La caza en su laberinto
José Miguel Montoya Oliver
José López, El Cabrero: con 78 años y la ilusión por la caza del primer día
Javier Fernández
Campeón a pesar de las muletas: nada detiene a este cazador
CdC
Imágenes de caza, un arma de doble filo
Federación Catalana de Caza

 

Leer más
Otros artículos de José Miguel Montoya Oliver

La caza en su laberinto
(11/10/2019)

Las cuentas de Podemos
(13/09/2019)

Las cuentas de la SEO
(22/08/2019)

Estos son nuestros principios
(30/04/2019)

Quiebra técnica de la caza en Castilla y León
(01/04/2019)

Más +
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (240642 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (207442 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (204352 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (140048 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (124715 lecturas)