Una escopeta que le permita continuar con su pasión ante jabalíes y corzos

Isaac es un joven cazador gallego al que un accidente le privó de caminar, pero no le privará de continuar cazando. A su favor tiene su pasión por las batidas de corzo y jabalí en sus montes gallegos y un hábil maestro armero.
CdC

CdC

22/02/2019 | 10678 lecturas

Star Star Star Star Star (1)

 

Gallego, apasionado de la caza mayor, sobre todo del jabalí y del corzo, comenzó a cazar a los 16 años, pero solo un año después sufrió un grave accidente que lo dejó en una silla de ruedas.

Cazador por encima de todo

Pero aquello, lejos de desanimarlo, le hizo poner más empeño para seguir haciendo lo que más le gusta: cazar. Nunca ha perdido el contacto con la caza. Amigos y familiares han tenido la culpa de eso. Pero Isaac quería cazar, y se puso manos a la obra.

Contactó con Phillipe, de la Armería Tillier, para que se pusiera manos a la obra y diseñara y adaptara una escopeta que le permitiera portar, encarar y disparar con total seguridad.

Un maestro armero que lo hizo posible

El maestro armero enseguida mostró interés por este proyecto. Después de estudiarlo, comenzó a trabajar en la adaptación una escopeta que permitiera a Isaac participar en las batidas gallegas que tanto le apasionan.

Ya la tiene, y ha querido compartir con Club de Caza uno de los momentos más esperados de toda su vida.

«En Galicia se utiliza mucho la escopeta para las batidas de caza mayor», nos cuenta. «Hay quien utiliza en rifle, pero allí es preferible la escopeta», afirma Isaac mientras sujeta firmemente el arma, ya terminada, que le acompañará en las jornadas de jabalíes y corzos.

El trabajo de adaptación

Phillipe, el maestro armero, nos explica cuál ha sido el trabajo que ha realizado en la escopeta de Isaac:

«Sobre todo, lo más importante que se ha modificado en esta escopeta ha sido invertir el sistema de disparo. El gatillo se ha colocado en recorrido inverso y con un apoyo que permitiera que Isaac pudiera agarrar bien el arma y accionar el gatillo de manera segura. Entonces, en lugar de tirar de él, ejerce fuerza en sentido contrario, es decir, empuja el gatillo con el dedo pulgar.

»En la parte delantera de la madera de la escopeta se ha instalado otro agarre ajustable adaptado a la sujeción que puede ejercer Isaac.

»Otro apoyo adaptado a su silla de ruedas permitirá a Isaac apoyar la parte delantera de la escopeta».

Desde Club de Caza deseamos a Isaac las mejores jornadas cochineras y corceras, y que pronto estrene su nueva escopeta en un lance que seguro será inolvidable.

CdC
Club de Caza

 

 

Comentarios

 

Últimos Artículos Publicados
La caza contribuye a la salud de las personas que la practican
Víctor Mascarell
Perdiz roja: mayo y junio, claves para la cría
José Luis Garrido
Desenmascarar a la secta
Federación de Caza de Castilla y León
Rastreo de corzo a tres patas
Daniel Revuelta
La limitación de la caza de la perdiz a dos días en Navarra
Carlos Irujo

 

Leer más
Top 5 artículos más leídos

10 calibres para la nueva temporada
R. González Villarroel (237370 lecturas)

Los otros calibres que no son del 12
Pedro A. Suárez (202116 lecturas)

Diez razas de perros para disfrutar de la temporada
E. B. y J. A. C. (194307 lecturas)

Antes de salir de caza: ¿su escopeta le queda bien?
Gonzalo Gómez Escudero (137201 lecturas)

Rifles para caza mayor, pero... ¿Cuánta precisión se necesita?
Pedro A. Suárez (123564 lecturas)