Defender nuestro derecho a cazar

Miguel A. Daz Garca

 

Creo que est presente en el nimo de todos los aficionados al cuco la sensacin de estar perseguidos por sentir en nuestras venas la PASIN de este ARTE de la caza de la perdiz con reclamo. La idea principal a la hora de crear una Asociacin Nacional, es la de defender nuestro derecho a practicar esta modalidad de caza, an a pesar de ser conscientes que en algunas Comunidades Autnomas la legislacin vigente no lo permite.

NECESITAMOS que nuestras voces se junten para que, sin llegar a ser gritos, se nos escuche en todos los estamentos

No se trata de hacer una sociedad de caza, en la que haya unos terrenos acotados para los socios. No se trata de buscar una finca para cazar. Lo de reunirse unos amigos para ir a cazar, se puede hacer (de hecho se está haciendo) sin que sea necesaria la existencia de esta Asociación.

Creo que esta Asociación sí que es necesaria para otros fines. NECESITAMOS la unión de los aficionados a esta Pasión para defender nuestros derechos. NECESITAMOS que nuestras voces se junten para que, sin llegar a ser gritos, se nos escuche en todos los estamentos. NECESITAMOS dar a conocer las ventajas de esta modalidad, siendo la única verdaderamente selectiva de todas cuantas existen en la caza menor. NECESITAMOS poder opinar en las decisiones (políticas o no) que se tomen respecto a la caza de la perdiz con reclamo.


Foto: viejolince.

Somos conscientes que esta modalidad de caza tiene muchos detractores. La mayoría de ellos son también cazadores, que piensan que los perdigoneros somos los culpables de la falta de perdices en nuestros campos, cuando en realidad, las perdices abatidas en el puesto en toda una temporada, no llegan ni al 10% del total de las conseguidas en ojeos y caza en mano.

Hay quienes nos detestan por abatir una pieza de caza estando parada a corta distancia. Suelen ser los que después defienden la caza en esperas nocturnas al jabalí, el rececho a venados en tiempos de berrea, y otras modalidades de caza.

La caza es la caza. Y la unión hace la fuerza.

Ahora que el Gobierno parece que quiere poner coto a los cazadores (sin mirar el daño económico, deportivo, medioambiental, turístico, cultural) NECESITAMOS estar unidos y hacernos fuertes ante las adversidades. Y lo digo por todos los cazadores NO RECLAMISTAS que se están poniendo las manos en la cabeza y el grito en el cielo al ver que la Ministra Cristina Narbona ha anunciado la intención del Gobierno de mantener la caza tan lejos de nuestras vidas que tendremos que vivir de los recuerdos de hazañas pasadas, rememorando en nuestras mentes días de romper monte tras las perdices bravas de nuestra geografía.

Sepan esos detractores de la caza del reclamo, que estamos dispuestos a que sea una sola voz (la de TODOS juntos, perdigoneros o no) la que se haga oír en donde sea menester para conseguir que la herencia cultural no se nos sea arrebatada de nuestras vidas.

Debemos dejar nuestras diferencias a un lado, y unirnos para defender algo que es muy nuestro: La Caza.


Foto: mipollo.

Debemos proponernos el aunar esfuerzos para que nuestras opiniones tengan el peso específico que se merecen. No podemos permitir que, desde los flamantes despachos de los gobernantes, quieran hacer una Ley sin haber pisado el barro, subido sierras y bajado a barrancos, para conocer in situ la realidad de nuestra caza.

Debemos exigir que tengan en cuenta nuestras opiniones y experiencias a la hora de redactar un proyecto de Ley que puede cambiar el mapa cinegético de España. Debemos demostrar que no estamos dispuestos en «entrar por el aro» con todas las decisiones que tome la Ministra Cristina Narbona. Se nota que no tiene el asesoramiento adecuado para tomar estas decisiones. Debemos ser escuchados, y para ello, debemos estar más unidos que nunca: perdigoneros o no. Galgueros y monteros. Los de la caza grande y los de la chica.

No debemos caer en el error de estar discutiendo entre nosotros, mientras haya quien quiera hacernos desaparecer. No quiero dar la impresión de ser pesimista, pero no debemos, ni podemos, estar divididos, porque nos vencerán.

 

Miguel D.G

 

Comentarios (9)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

Muy bien Miguel!
tibi
29/03/2007 13:08:01
Se puede decir ms alto, pero no ms claro, somos el segundo colectivo con mayor nmero de Federados de Espaa y pese a ello, seguimos siendo el ms desunido. Todo por la prctica de segn qu tipo de modalidad desarrollemos.
La unin hace la fuerza y la desunin la desbandada. Hay que demostrarle a stos polticos y a los que en un futuro puedan venir, que se encuentran en terreno vedado y que para cualquier cuestin sobre la caza en general, deben contar con los Cazadores. No podemos vivir siempre asustados por unos pocos.
Sin ms, recibe un cordial abrazo y felicitacin por ser portavoz del sentir de muchos.
David/Jaulero.
Estamos contigo Miguel.
Loco por el Pajaro
29/03/2007 23:27:37
De sobra sabes amigo Miguel que puedes contar con nosotros para todo lo que necesites.
Un abrazo.
Se puede decir mas alto pero no mas claro
Cojo
30/03/2007 13:23:06
Esa es la esencia de la caza, la unin, la amistad, etc.. Todos practicamos esta aficion/deporte, cada uno en la modalidad/es que les gusta, pero en definitiva nos une la palabra CAZA.
Hay que respetarnos unos a los otros y no tirar piedras sobre nuestro tejado.

Ya sabes que cuentas conmigo para lo que haga falta.
Saludos, de un cazador (en general).
Gracias Miguel
Japrs
30/03/2007 13:40:47
Por decir lo que otros pensamos y no somos capaces de expresarlo.

Todos los cazadores deberamos estar unidos, pero mucho mas en ls tiempos que corren.

Un saludo.
Miguel , cuenta con uno mas
un indignado mas
30/03/2007 22:30:16
..y te digo la misma palabra que he repetido tantas veces , el que mejor puede defender a un cazador es otro cazador , asi que a ver si aprendemos de una vez que undos hacemos mas fuerza, solo hay que fijarse en otros colectivos .Fue un placer conocerte. Un abrazo, amigo.Baldomero
En el clavo
Rafagua
31/03/2007 11:28:31
Mejor no se puede expresar, necesitamos en estos momentos la unin de todos los cazadores, somos un colectivo muy numeroso y como tal podemos hacer mucha fuerza en todos los estamentos.

Te felicito Miguel has dado en el clavo, en este artculo ha quedado muy clarito lo que necesitamos hacer todos los cazadores, la unin hace la fuerza.

Un saludo para todos.
DEFENSA DE LA CAZA
Igor24
04/04/2007 1:18:06
Hola, soy un gran aficionado a la caza al salto y en mano de la perdiz y nunca practiqu laperdiz al reclamo, entre otras cosas porque donde yo cazo y entre quienes cazo no se practica. Ciertamente tambin soy aficionado muchas otras modalidades de caza, en realidad soy un animal de la caza (y la pesca que tambin practico en mltiples modalidades).

Y te voy a decir Miguel, os voy a decir a todos, que lo importante es caza, y cazar dando importancia a lo que la tiene que son los mediso y no el fin. Toda caza practicada respetando el ecosistema, y no slo respetndolo sino fortalecindolo debe ser autorizada y practicada. Desde mi desconocimiento de primera mano de el mundo del perdign pero de lo mucho que he odo del tema creo poder afirmar que es el caso del reclamo, mejora el medio, "limpia lo que sobra".

Evidentemente para autorizar algo debe cumplir con el medio y con una mnima normas. Aqu en el norte siempre estuvo prohibida la caza de la becada a la espera (por la noche sale a comer a los pastos y es mucho ms fcil de abatir que con el perro), pero donde hay abundancia proque no se va a cazar de determinada manera menos exigente fsicamente. Si vamos a paises donde hay mucha becada, se la caza sin perro y tradiconalmente en paises tancercanos como Francia de la caza en "la croule" (disculpen mi francs), o sea, a la espera en la poca de celo, reclamandola; y por qu no se va a hacer si ello regula su nmero y da acceso a cazar la dama del bosque a personas impedidas de grandes esfuerzos? Todo es adminible si beneficia al medio y se hace de manera controlada. LO IMPORTANTE: EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS (PERO S LO CONTRARIO).

Un saludo desde Bizkaia, para los aficionados del perdign.
Donde hay que apuntarse!!
JACS
10/04/2007 22:45:31
a por ellos, que con lo cobardes que han demostrado ser no se atreveran a quitarnos una ilusion de este calibre, a mi por la perte que me toca me da igual que la prohiban porque voy a seguir cazando el reclamo siempre que la salud me lo permita.
rafael rubio caceres
pitufa1
12/01/2008 21:49:38
estoy aprendiendo mucho contigo miguel angel gracias

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: Cierre de cotos por veneno | Varios Autores
Artículo anterior: A la Real Federacin Espaola de Caza | Jos Carlos Taviel
Otros artículos de Miguel A. Daz Garca
Reflexin (14/06/2007)
Preparacin al celo (16/11/2007)
Comienza la temporada de caza! (03/02/2010)
Artículos relacionados con 'Reclamo'
El reclamo y los pollitos de perdiz | Manuel Romero
Cuando canta la perdiz | Manuel Romero
Aficionados y AFICIONADOS al reclamo | Manuel Romero
Maullidos suspiros bostezos | Manuel Romero
Vicios y resabios del reclamo | Damin Fermn Vaquero
Reflexin | Miguel A. Daz Garca
Preparacin al celo | Miguel A. Daz Garca
La picalla | Manuel Romero
Suerte suprema en el tanto | David L. Amador Fontalva
Los diferentes cantos del reclamo (I) | Jos F. Titos Alfaro
Los diferentes cantos del reclamo (II) | Jos F. Titos Alfaro
La caza de la perdiz con reclamo | David L. Amador Fontalva
Tiempos de cra en cautividad | Joaqun_
Los diferentes cantos del reclamo (III) | Jos F. Titos Alfaro
Alimentacin de los reclamos | Jos Antonio Berruezo Segura
El Pichinero | Jos F. Titos Alfaro
Tiempo de terreros | David L. Amador Fontalva
Los diferentes cantos del reclamo (IV) | Jos F. Titos Alfaro
El descanso del guerrero | Jos Antonio Berruezo Segura
Los diferentes cantos del reclamo (V) | Jos F. Titos Alfaro
Desde la tronera | Roberto Snchez Garrido
Los diferentes cantos del reclamo (VI) | Jos F. Titos Alfaro
Suean los reclamos? | Manuel Romero
ltimos preparativos | Jos Antonio Berruezo Segura
Los diferentes cantos del reclamo (y VII) | Jos F. Titos Alfaro
Arte y pasin | Jos Antonio Berruezo Segura
Cmo confeccionar un terrero | Fco. Ramrez
Tiempos de cra en cautividad | Joaqun Garca Snchez
Adecuando escenarios | Jos Antonio Berruezo Segura
ANCREPER | Paco Ruiz
Pelechos y preparativos | Paco Ruiz
Comienza la temporada de caza! | Miguel A. Daz Garca
El reclamo y otras modalidades: cazar o no cazar | Miguel ngel Daz
El charasqueo | Manuel Romero
El futuro de la caza de la perdiz con reclamo | Manuel Romero
Una buena herramienta de gestin | Manuel Romero
Fin de temporada, momento de reflexin | Manuel Romero
Reclamo | M Carmen Pacheco
El chirrido: el sonido del cobarde | Manuel Romero
Volver a empezar o la ilusin que nunca se pierde | Paco Ruiz
Temporada frustrada | M Carmen Pacheco
El reclamo y la tradicin | Manuel Romero
La ilusin de una nueva temporada del reclamo | Manuel Romero
La imagen del reclamo | Manuel Romero
Sonrisas y lgrimas | Francisco lvaro Ruiz de Guzmn-Moure
Artículos relacionados con 'Perdiz'
Perdices anilladas | Jos Luis Garrido
A vueltas con las perdices, nos faltan tcnicos... Prcticos | Kodiak
La reforma del PAC y la caza | Eli
Sueltas duras y blandas | Jess Nadal
El reclamo y los pollitos de perdiz | Manuel Romero
Cuando canta la perdiz | Manuel Romero
Reforzamientos con sueltas blandas | Jess Nadal
El futuro de la Perdiz Roja | Jess Nadal
Fracaso reproductor | Jess Nadal
Aficionados y AFICIONADOS al reclamo | Manuel Romero
Repoblacin y anillamiento | M.A. Arnau - J. Coronado
Cmo aprender de los perdiceros veteranos | Miguel F. Soler
Maullidos suspiros bostezos | Manuel Romero
Vicios y resabios del reclamo | Damin Fermn Vaquero
Cmo cazar 5 perdices con 25 cartuchos | Miguel F. Soler
Dnde se han metido las perdices? | Miguel F. Soler
Los diferentes cantos del reclamo (VI) | Jos F. Titos Alfaro
Adecuando escenarios | Jos Antonio Berruezo Segura
Perdices y perdiceros de alto rendimiento | Miguel F. Soler
Comienza la temporada de caza! | Miguel A. Daz Garca
Primeros resultados del Proyecto Semillas | IREC
La continuidad de la especie | Rafael Barrachina
Informe de las perdices de Daroca | Jess Nadal
Cosas ciertas en los derechos del cazador y en la caza de la perdiz | Jos Miguel Montoya Oliver
Artículos relacionados con 'Modalidades'
Los puestos en la caza del jabal al rastro | Pardal
Sobre las esperas nocturnas al jabal | Rayn
El chaleco y la visin de las especies de caza | Adol
Caza con perros de madriguera | Josep Mir
Una modalidad falta de tica? Por qu? | Rayn
Admiracin? a cada uno la que merezca | Rayn
Cada cosa en su tiempo y sitio | Rayn
Aprender a cazar con perro | Jess Nadal
El reclamo y los pollitos de perdiz | Manuel Romero
Cuando canta la perdiz | Manuel Romero
Los zorzales y sus cambios | Rayn
Caceras por inters? | Diego Ruzafa
Aficionados y AFICIONADOS al reclamo | Manuel Romero
La utilizacin de reclamos vivos para la caza | Joaquim Vidal
El Isard, o lo que queda de l | Jordi Fab
La paloma vuelve sobre sus pasos | Pablo Almrcegui
Maullidos suspiros bostezos | Manuel Romero
Calor, luna y jabales: Nos vamos de espera? | I. A. Snchez
Vicios y resabios del reclamo | Damin Fermn Vaquero
Qu eliminar primero, modalidades o cazadores? | Rayn
Son compatibles las esperas con las monteras cochineras? | Santiago Segovia
Claves para tener xito en las esperas al jabal | Francisco Carrillo
Tirando a palomas | Cazarms
A montear! | Grupo Vigilancia y Gestin
El mufln | Alberto Anbal-lvarez
As es el verdadero cazador a rabo | Miguel ngel Romero
Zorzales | David Rubio Alza
La tecnologa y la becada | Ricardo V. Corredera
Cmo poner las perdices a tiro | Miguel F. Soler
A las perdices | Andrs Lpez
Esperas: el calibre es la cuestin o es una cuestin de calibres? | Pedro A. Surez
Conejos: esperas y recechos entre olivos | Miguel F. Soler
Luces y sombras | Pedro Fernndez-Llario
Cazar con seguridad | Antonio Bello Giz
A perro y hurn | Juan Miguel Snchez Roig
Caza del zorro con perros de madriguera | Andrs Cano Bote
La urraca, un escurridizo objetivo | Andrs Lpez
Ansares en las marismas del Guadalquivir | Rafael Rodrguez
Perdices y perdiceros de alto rendimiento | Miguel F. Soler
Tras los jabales con perros de rastro atraillados | Alejandro Lorenzo
El perro de sangre: Primeros pasos | Juan Pedro Jurez
El perro de sangre: Iniciacin del cachorro | Juan Pedro Jurez
El reclamo y otras modalidades: cazar o no cazar | Miguel ngel Daz
El perro de sangre: El porqu de las cosas | Juan Pedro Jurez
El perro de sangre: Camino hecho y por hacer | Juan Pedro Jurez
El perro de sangre: La homila de los humildes | Juan Pedro Jurez
El perro de sangre: Pinocho y su nariz | Juan Pedro Jurez
Los zorzales, una alternativa en tiempos de crisis | Cristbal de Gregorio
El perro de sangre: La perfeccin no existe | Juan Pedro Jurez
Gorgonio, de caza con Delibes | Jorge Urdiales
Quiero organizar una montera cochinera: cmo lo hago? | Santiago Segovia
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC