Los movimientos de la Codorniz

Equipo UdL-UB

 

El proyecto de anillamiento de codornices en la pennsula iniciado en 2.002 promueve la ampliacin del conocimiento sobre la especie para mejorar su gestin en el futuro. Gracias a FEDENCA (fundacin de la RFEC Fernando Tello, la EEC Jos Luis Garrido y la DBC Santiago Iturmendi), se dispone de fondos para hacer realidad esta investigacin. Pero se necesitan cazadores comprometidos a colaborar con el proyecto aportando sobres-fichas con muestras biolgicas.

La codorniz cuando no se mueve se reproduce. Tanto es as, que en la actualidad se han descrito cuatro tipos de movimientos distintos: migrador, trashumante (para ganar altitud siguiendo el crecimiento del cereal, donde se reproduce), estival (las madres y los jvenes de las primeras cras anuales desde el Sur) y donjuanescos (de los machos en busca de hembras con las que aparearse). Se cita que toda la poblacin codornicera que se reproduce en Europa utiliza la franja subsahariana de este a oeste como cuartel de invierno (Senegal, Mauritania). Los primeros contingentes migradores se localizan en Marruecos hacia la segunda quincena de febrero. El periodo de reproduccin, en este pas, dura hasta finales de julio y principios de agosto. Por las fechas que llegan a Marruecos, tambin hay citas de llegada al sur de la Pennsula Ibrica [datos de 2004: se citan cantando en Valencina-Salteras (37 24N, Sevilla) el 19 de febrero (J. Fernndez), en Tarifa (36 0N, Cadiz) el 23 de febrero y en Tahivilla (36 8N, Cdiz) el 18 de febrero (M. Lobn)].

Los trabajos realizados con radiotelemetra han confirmado lo que las campaas de anillamiento ponen en evidencia: un constante flujo de entradas y salidas de machos durante la poca de reproduccin.

Este primer movimiento migrador lleva a las codornices a ocupar Marruecos y el Sur de Espaa, empezando inmediatamente la reproduccin. Sin embargo, la fecha a la que se escucharon las primeras codornices en Figuerola del Camp (41 21N, Tarragona) ese mismo ao, fue el 2 de abril, unos 40 das ms tarde. Las codornices realizan un primer salto (franja subsahariana-Marruecos-sur de la Pennsula Ibrica), de una extensin de entre 1600 y 2600 Km en aproximadamente 20 das. Sin embargo, en su siguiente salto hacia las latitudes catalanas necesitan ms de 30 das y eso que la distancia a cubrir es la mitad de la distancia mnima cubierta en el primer desplazamiento. Por qu se produce esta lentitud en su desplazamiento por el interior de Espaa? Este retraso coincide con la presencia de campos de gramneas en un estadio lo suficientemente avanzado como para darles cobijo y propiciar la reproduccin.

Cules son las rutas seguidas para alcanzar la Pennsula Ibrica? Parece que no hay una va de entrada estrecha como la descrita para Pennsula Itlica. Las codornices que visitan Italia se concentran en el Cabo Bon (Tnez) y de aqu dan el salto para alcanzar la costa italiana. Las referencias sobre la entrada de las codornices en nuestro pas, abarcan un frente amplio que va desde Gibraltar hasta el cabo de la Nao. Pero, a partir de aqu, cmo sigue el movimiento? Las mesetas castellanas se encuentran a una altitud promedio superior a la franja costera mediterrnea. Esta topografa condiciona el crecimiento de los cereales, que muestran un retraso a medida que avanzamos hacia el oeste desde la costa del mediterrneo. Por este motivo, podramos predecir que el movimiento, una vez alcanzada la costa mediterrnea en toda su extensin, debera avanzar desde la zona costera hacia el interior. Posiblemente, las codornices hacen este movimiento utilizando los ros como corredores. Los datos de anillamiento en Catalua, indican que el valle del Ebro sera uno de estos corredores para adentrarse en la meseta a travs de Burgos.

Los trabajos realizados con radiotelemetra, han confirmado lo que las campaas de anillamiento ponen en evidencia: un constante flujo de entradas y salidas de machos durante la poca de reproduccin. Cada 15 das la poblacin de machos en una zona determinada es distinta en un 95 %. Estos mismos estudios relacionan la estancia de los machos en cada zona, con el nmero de apareamientos que en ella consiguen. En varias ocasiones, durante la reproduccin hemos recuperado animales anillados en otras reas distantes al lugar de la primera captura, y en todos los casos, los machos estn activos sexualmente. Los machos se mueven constantemente de unas zonas a otras en busca de hembras libres o con la intencin de sustituir a los machos consortes, si stos son de peor condicin fsica que ellos mismos.

Este movimiento don Juan, es caractersticamente direccional hacia el suroeste-oeste, en la poblacin de codorniz que cra en la cabecera del valle del ro Segre, de los Pirineos catalanes. Esta direccionalidad, detectada experimentalmente con embudos de Emlen, explica porqu las aves anilladas en el pirineo cataln se recuperan durante la media veda en el trayecto hasta Burgos (meseta castellana), utilizando el valle del Ebro como va de trnsito. Y es que, como hemos comentado al inicio de este artculo, la estrategia vital de la codorniz est dominada por el movimiento y la reproduccin. La nica herramienta vlida de trabajo para poner en evidencia los desplazamientos de la codorniz, es anillar individuos y recuperarlos; pero no a nivel local (poblacin del Segre), sino a escala nacional (Espaa). La colaboracin de los cazadores hispanos, con el envo de las anillas recuperadas, as como en la recogida de fichas y muestras de los ejemplares capturados, resulta imprescindible en este proyecto.

La Delegacin Burgalesa de Caza, por la dedicacin, dinamismo y eficiencia de sus cazadores, junto con los anilladores vallisoletanos son los primeros colaboradores anillando y recogiendo muestras biolgicas de codornices. En 2.004 hubo cazadores de 17 provincias hispanas anillando y en 19 provincias se tomaron muestras biolgicas de las codornices capturadas. Podemos hablar de un movimiento importante de cazadores comprometidos con la gestin de las poblaciones de fauna silvestre (se ha conseguido anillar 4.470 individuos y recoger 9.384 alas en tres aos de estudio). Tambin se ha logrado que los cazadores participantes en el proyecto hayan sido avalados por el Centro de Migracin de Aves de la Sociedad Espaola de Ornitologa y tengan un permiso de anilladores especficos, lo que les permite trabajar esta temporada del 2005 con anillas de remite oficial (Ministerio de Medio Ambiente). La escasa financiacin de un proyecto tan ambicioso nos va a obligar a reducir los equipos de anillamiento en el futuro, a menos que cambien las cosas en los prximos meses. En cualquier caso, tu participacin enviando muestras de alas, puede consolidar la recogida de informacin en este proyecto.

 

José Domingo Rodríguez-Teijeiro, Manel Puigcerver, Jesús Nadal, Carolina Ponz, Elisabet Pérez Masdeu y Secundino Gallego

Texto compartido con Jara y Sedal, Junio '05
Fotos: Leonardo de la Fuente

 

Comentarios (7)

Sólo Usuarios Registrados
Insertar Comentario

Usa un tono respetuoso y procura que tus comentarios sean relevantes y relacionados con el artículo. No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
Los comentarios inapropiados o en tono ofensivo podrán ser editados o eliminados.

Enviar alas
Ciro
08/07/2005 20:22:45
Quisiera saber a qu direccin se pueden enviar las alas de loas codornices, as como las posibles anillas recuperadas. Tambin sera muy interesante saber qu requerimientos deben cumplir las muestras para que sean evaluables.
Un saludo y nimo con la tarea. accipiter31@hotmail.com
Marcadores genticos
JJ
10/07/2005 23:00:17
Quisiera saber si hay estudios geneticos, sobre la pureza actual de la coturnix coturnix o ya tiene una buena proporcin de coturnix japnica, dado que esa hibridacion es fertil y sobrevive sin mayores problemas cuando en una buena proporcion se libran en las sueltas .

Sabemos que est por ley prohibida, pero que es una prctica comnen las granjas dedicadas a sueltas en los cotos de caza intensiva

As las codornices japonesas que pasan por tales cada vez son mas pequeas y las supuestamente salvajes y africanas de los cotos, mayores .

Eso dicen los cazadores con cierta experiencia o perspectiva en el tiempo y alguna explicacin tendr. Supongo que los marcadores genticos si pueden dar una respuesta al fenmeno.
Gracias

JJFuente
Facilitar la colaboracin
Nikao
23/07/2005 23:40:19
Podra ser recomendable autorizar a cazadores responsables para la labor de captura-anillamiento-suelta inmediata de ejemplares, cumpliendo algunos requisitos sencillos, tales como hacerlo siempre acompaado al menos de otro compaero, ambos de reconocida formalidad, llevar un diario de actividades a desarrollar previo antes de salir al campo, en el que se anotaran los datos de inters a remitir.

Es la poca de la vieja red y el pito. Se anillaran solo machos, que son que entran, pero algo es algo. El tiempo de colocar la anilla y soltar sera mnimo, y el susto breve. despus de soltar a anotar lugar, fecha, hora, celo alto o bajo, comportamiento receloso o impulsivo.... nmero de ejemplares que contestan al reclamo en el entorno... Notas de inters, etc etc.
Datos tcnicos, mediciones y pesajes
Nikao
23/07/2005 23:52:49
requieren operaciones que ocupan ms tiempo (demasiado dira la africanita) y deberan quedar reservadas a personal ms restringido. Recopilar ms tarde el dato de donde estuvo antes la pieza que se caz puede ser til.
Colaboracin
Jess Nadal
17/08/2005 8:40:01
Se puede colaborar con este proyecto ponindose en contacto con:

Delegacin Burgalesa de Caza
C. San Juan n 22
09004 BURGOS
Tel. 947207381 Fax. 947204357

All nos dirn cmo anotar las capturas, guardar alas y patas, enviar los sobres ficha, etc.
anilla
vitorr
16/09/2006 19:32:16
He capturado una codorniz anillada en un coto de zamora en el que nunca se han soltado ningun tipo de aves. En la anilla viene esta informacin:

MUSEUM SC. NAT
1000 BRUSSELS
21Z05865

Alguien sabe algo relacionado con este anillamiento?

Gracias de antemano.
Saludos desde zamora

Vctor Fidalgo
Recuperaciones y Muestras biolgicas
Jesus Nadal
03/10/2006 15:35:54
Colaboradores en el estudio de la codorniz
Tal como seala Grivettes la direccin adecuada para remitir la anilla y los datos (fecha, hora, lugar de captura) es Oficina d Especies Migratorias. Direccin General para la Biodiversidad. Gran Va de
San francisco, 4 28005 Madrid. E-mail: oficina.anillas@dgcn.mma.es . Telf.
915694984. La oficina del ministerio tramita toda la informacin sobre anillamiento cientfico de aves en Espaa. Sin embargo el proyecto FEDENCA de anillamiento de codornices en la pennsula ibrica, recoge y estudia muestras biolgicas de las codornices capturadas, adems de tramitar las anillas recogidas al Ministerio y analizar estos datos. Para acelerar la recepcin de informacin por los cazadores y naturalistas que participan aportando muestras y anillas, tambin se remite a los colaboradores directamente la informacin de las anillas colocadas por los equipos adscritos al proyecto FEDENCA (de las que se posee informacin actualizada) y se hacen pblicos los resultados. Se pueden consultar la memoria del proyecto en la pgina Web de la Federacin de Caza www.fedecaza.com (prximamente nueva entrega de los datos de 2005) tambin los artculos publicados en Federcaza resumen los resultados obtenidos anualmente.
Victor: la anilla fue colocada en Blgica y no sabremos cuando ni donde exactamente hasta la publicacin del Ministerio (es quien tramita los aspectos internacionales) debes sealar la fecha y la localidad de captura. Como te hemos indicado o envas tu directamente la anilla y los datos, o si lo deseas lo hacemos nosotros y recogemos ese dato. Sera interesante si nos pudieses facilitar un ala de esa codorniz.
Santi: codorniz capturada en Toro (Zamora) el 14 de setiembre de 2006 n3280052 fue anillada por Jos Luis Garrido (vicepresidente de la RFEC y anillador de los equipos FEDENCA de Valladolid), en la localidad de Berceruelo (Valladolid) el 15-05-06. Estaramos muy contentos de recibir el ala de esa codorniz y las posibles referencias a su captura. Lo idneo es completar las fichas-sobre de la codorniz.
Direccin de contacto para las recuperaciones de codornices anilladas y de para la recepcin de los sobres-ficha con muestras biolgicas de las codornices capturadas, adems de cualquier otro tipo de informacin
Delegacin Burgalesa de Caza. C. San Juan n 22, 09004 Burgos. Tel 974207381
Carolina Ponz Departamento de Produccin Animal UdL. Avda. Alcalde Rovira Roure 191, 25198 Lrida. Tel 973702889

 

Leer más

Navegación
Ir al índice
Artículo siguiente: La FAC y el Reglamento de Caza | Manuel Bravo
Artículo anterior: El reclamo y los pollitos de perdiz | Manuel Romero
Otros artículos de Equipo UdL-UB
Las razones de edad de las codornices al final del verano (24/08/2005)
Resultados del Programa FEDENCA de anillamiento de codornices (14/06/2006)
Diagnstico de la poblacin de codorniz (02/11/2006)
Artículos relacionados con 'Gestin'
Sobre Gestin y Repoblaciones | Kodiak
La frase que siempre se repite | Rayn
Jabales, Federacin y una propuesta | Kodiak
Perdices anilladas | Jos Luis Garrido
Pobre "gatito" | Rayn
A vueltas con las perdices, nos faltan tcnicos... Prcticos | Kodiak
La reforma del PAC y la caza | Eli
El jabal, sin padrinos | Jos Luis Garrido
Una especie descabezada | Rayn
Las "escuelas de ladrillo" | Kodiak
Los malditos cupos | Bcassier
Manolito, el Lute y las escuelas de ladrillo | Kodiak
La Caza en el Parque del Teide | Teide
Sueltas duras y blandas | Jess Nadal
Lo que tendramos que hacer para mejorar los cotos | Jess Nadal
Sabemos de Caza? | Kodiak
Estrategias para mejorar la gestin de la caza menor | Jess Nadal
El corzo en Catalunya. Temporada 03/04 | Antoni Quer - Josep Mir
Especialistas en Control de Predadores | Jos Luis Garrido
Qu es el Instituto de Investigacin en Recursos Cinegticos? | Equipo IREC
Las razones de edad de las codornices al final del verano | Equipo UdL-UB
Los G.I.C., Solucin a la gestin del jabal? | Kodiak
Reforzamientos con sueltas blandas | Jess Nadal
El futuro de la Perdiz Roja | Jess Nadal
Fracaso reproductor | Jess Nadal
Desarrollo rural, agrosistemas y caza menor | Jess Nadal
Repoblar conejos sin vacunar | Jos Ignacio udi
Resultados del Programa FEDENCA de anillamiento de codornices | Equipo UdL-UB
Anillas de esperanza y compromiso para conocer mejor a la codorniz | Leonardo de la Fuente
El Isard, o lo que queda de l | Jordi Fab
El milagro de Melonares | Jos Ignacio udi
Diagnstico de la poblacin de codorniz | Equipo UdL-UB
Gestin de pastos para la caza menor | Alfonso S. Miguel y Jaime Muoz
Repoblacin y anillamiento | M.A. Arnau - J. Coronado
Sierra Nevada y Sierra de Gdor: Ex-Paraso de la Cabra Monts | Juan Ignacio Gzquez
Especies introducidas de caza mayor | Jorge Cassinello
Son compatibles las esperas con las monteras cochineras? | Santiago Segovia
Celo y algo ms | Patricio Mateos-Quesada
Hbridos: Deteccin de la introgresin gentica en especies autctonas de animales salvajes | Javier Can
Tiempo de gestionar | Patricio Mateos-Quesada
La berrea | J. Prez y L. Castillo
De mal en mejor | Sebastin Torres
Octubre corcero | Patricio Mateos-Quesada
Conductas poblacionales | Patricio Mateos-Quesada
poca de diferencias | Patricio Mateos-Quesada
Combates y holganza | Patricio Mateos-Quesada
Poblaciones de liebres, su problemtica y gestin | J. Palacios, M. Rodrguez y T. Yanes
Problemtica de la perdiz roja | Jos Antonio Prez, Carlos Dez y Daniel Bartolom
Divergencias norte-sur | Patricio Mateos-Quesada
El sacudir del invierno | Patricio Mateos-Quesada
Gestionar conejos | Comit Cientfico de WAVES
Causas y soluciones para las enfermedades emergentes | C. Gortzar, M. Boadella y J. Vicente
Resurgen los machos | Patricio Mateos-Quesada
El inicio del ciclo vital | Patricio Mateos-Quesada
El control de predadores como herramienta de gestin | Comit Cientfico de WAVES
Las pautas de gestin de un buen guarda | Samuel Morillo
Tras los pasos del duende | Patricio Mateos-Quesada
El descaste del conejo | Comit Cientfico de WAVES
Muflones: Cmo lograr una repoblacin exitosa | Fernando Benito
La codorniz en Espaa | Jess Nadal
La supervivencia de los mejores | Patricio Mateos-Quesada
La salvacin de la bellota | Patricio Mateos-Quesada
Cabos sueltos | Grupo Vigilancia y Gestin
El apogeo del celo | Patricio Mateos-Quesada
La deriva de los sexos | Patricio Mateos-Quesada
Escasez y abundancia al tiempo | Patricio Mateos-Quesada
Recomendaciones para un cazador en poca de veda | Jos Luis del Monte
Rquiem por las liebres: culpable, la Administracin | Miguel ngel Romero
Partos y trofeos, por separado | Patricio Mateos-Quesada
Aumentar densidades | Patricio Mateos-Quesada
El renuevo poblacional | Patricio Mateos-Quesada
El despertar de abril | Patricio Mateos-Quesada
Cmo censar al corzo? | Patricio Mateos-Quesada
Ms conejos sin sueltas ni vacunas | Departamento de Zoologa Universidad de Crdoba
Examen de supervivencia | Patricio Mateos-Quesada
Luces y sombras | Pedro Fernndez-Llario
Cmo controlar con efectividad los depredadores | Miguel ngel Romero
Primero ver, comprobar y luego contratar | Cristbal De Gregorio
Se establece el control para el caar y la trtola turca en Valencia | Vctor Mascarell
La importancia del SIGPAC en la caza | Pablo R. Pinilla
Cmo afecta la maquinaria agrcola en los procesos de reproduccin y cra | Jess Llorente
Primeros datos de la temporada de becada | C.C.B. - Fedenca
Cervus elaphus: distribucin, hbitat y densidad | Antonio Daz de los Reyes
Las Ensanchas: la cuna de la patirroja | Leopoldo del Valle
La gestin sostenible de la becada | Carlos Irujo
El collarum, el ms eficaz y selectivo | Francisco Aranda y otros
La prdida de biodiversidad, la agricultura y la actividad cinegtica | Jess Llorente
Una buena herramienta de gestin | Manuel Romero
Asociacin de Tramperos de Espaa | Albert Roura
Nos vamos de caza de conejos con hurn! | Miguel ngel Romero
Expertos en especies | Vctor Mascarell
Una apuesta de futuro: La caza social como elemento dinamizador del medio rural | Jaime Veiga Fontn
Apoyo a la FOP en la mejora del hbitat osero en Asturias | FOP
Vacuna recombinante | Antonio Mata
La certificacin de la calidad cinegtica | CRCP
Caza sostenible: cupos s? cupos no? | Jos Luis Garrido
Ojeos bien organizados a los conejos | Miguel F. Soler
El polimrfico trofeo del macho monts | Antonio Daz de los Reyes
El MARM se columpia una vez ms | Juan Miguel Snchez Roig
Sembrar para recoger | Alberto Covarsi Guijarro
Dos aos de divulgacin del conocimiento cientfico | Jernimo Torres y Juan Carranza
Fototrampeo de especies cinegticas | Secretara Tcnica de Ciencia y Caza
Directrices para la gestin sostenible de la caza en Europa | CRCP
La carne de caza | Secretara Tcnica de Ciencia y Caza
Clculo de sostenibilidad de la perdiz roja | Jos Miguel Montoya Oliver
Indicadores de alerta en la perdiz | Jos Miguel Montoya Oliver
Proyecto Roding | Club de Cazadores de Becada - CCB
Censos de gestin y censos de ordenacin en la perdiz | Jos Miguel Montoya Oliver
Censos de cazadores en la gestin de la perdiz | Jos Miguel Montoya Oliver
Momento de controlar la abundancia de depredadores | Jess Llorente
Estn sensiblizados los agricultores con el medio y la caza? | Jos Lafuente
Quin se atreve a cortar la melena al len? | Jos Lafuente
Clculo de los censos de ordenacin de la perdiz | Jos Miguel Montoya Oliver
La marginalizacin de la perdiz | Jos Miguel Montoya Oliver
PAC, naturaleza y caza | Jess Nadal
Trofeos de caza sin problemas en las aduanas | Fernando Tern
Conejos y liebres, siempre un problema | Miguel ngel Romero
Cosas ciertas en los derechos del cazador y en la caza de la perdiz | Jos Miguel Montoya Oliver
Propuesta de Criterios e Indicadores de Calidad Cinegtica | Mara Luisa Mesn Garca
Malos tiempos. Qu es cazar? | Antonio Daz de los Reyes
Capacidad de carga. Cuntos animales en un coto? | Jos Miguel Montoya Oliver
La licencia nica de caza (LUC) empieza a ser una realidad | UNITEGA
Los daos colaterales del jabal | UNITEGA
Los animales en el monte | Jos Miguel Montoya Oliver
La paridera en crvidos | CRCP
El anlisis social en la ordenacin cinegtica | Jos Miguel Montoya Oliver
La caza social | UNAC
Jabal, torcaz y bellota | Jos Miguel Montoya Oliver
El veneno en nuestros campos | Federacin de Caza de Castilla y Len
Se extingue la perdiz? | Jos Miguel Montoya Oliver
El veneno en nuestros campos (II) | Federacin de Caza de Castilla y Len
Es la caza un recurso natural renovable? | Jos Miguel Montoya Oliver
El declive de la perdiz roja (I) | Jos Luis Garrido
Conflictos de riesgos y daos cinegticos | Jos Miguel Montoya Oliver
El declive de la perdiz roja (II) | Jos Luis Garrido
El declive de la perdiz roja (y III) | Jos Luis Garrido
Proteger la biodiversidad, complejo y caro | Jess Llorente
Las perdices rojas autctonas, en picado | Miguel ngel Romero
La codorniz y sus expectativas para esta temporada | Jos Luis Garrido
Sobre las homologaciones: Su actual inutilidad y sus injusticias | Antonio Daz de los Reyes
Sectaria discriminacin en la homologacin de trofeos | Antonio Daz de los Reyes
Proteger la biodiversidad, complejo y caro | Jess Llorente
La inevitable moratoria de las trtolas | Enrique Benjumeda
La gestin del ciervo en Navarra | Adecana
El sndrome del Sus | Pedro Crespo Bernal
Alternativas para el control de plagas de topillos (I) | Jos Luis Garrido
Alternativas para el control de plagas de topillos (y II) | Jos Luis Garrido
Nueva enfermedad hemorrgica del conejo | Jos Luis Garrido
Necesidad de control de crvidos | Jos Luis Garrido
El gusano del corzo puede frenar su progreso | Jos Luis Garrido
La importancia de la formacin en la actividad cinegtica | Ivn Poblador Cabaero
El peligro de las semillas blindadas para las perdices | IREC
La trtola sigue en crisis | Jos Luis Garrido
El impacto de la recoleccin del cereal y la paja en la fauna | Adecana
Deberamos cazar el conejo de monte como gallegos? | Asociacin SOS Coello de Monte de Galicia
Dificultades de la fauna avcola asociada a medios agrcolas | Jos Luis Garrido
Gestores y cazadores: control de depredadores | Jos Antonio Torres
Artículos relacionados con 'Codorniz'
El primer da de caza | Jos Luis Garrido
Las razones de edad de las codornices al final del verano | Equipo UdL-UB
Resultados del Programa FEDENCA de anillamiento de codornices | Equipo UdL-UB
Anillas de esperanza y compromiso para conocer mejor a la codorniz | Leonardo de la Fuente
Diagnstico de la poblacin de codorniz | Equipo UdL-UB
Ancdotas y sucedidos coturnos | Miguel ngel Romero
 

Avisos legales | redacción@club-caza.com
© club-caza.com 2002/2010
Desarrollo: niwala.com

CDC