Robos

Le roban 17 perros de caza y los dejan atados por todo el pueblo

Un cazador de Menorca sufrió el pasado lunes el robo de 17 perros de caza que posteriormente fueron encontrados por la Policía atados en distintos puntos del municipio.


 roban 17 perros caza dejan atados
roban 17 perros caza dejan atados

Los autores de tales hechos cometieron un supuesto allanamiento de morada, pues entraron en su propiedad privada forzando la entrada, además del delito de robo. Así lo ha denunciado el presidente de la Asociación de Criadores y Conservadores de Perros de Conejo de Menorca, propietario de los perros robados.

Maltrato animal

Pero, además, ha denunciado a los autores de los hechos por maltrato animal, puesto que los perros fueron encontrados en varios puntos del municipio de S'Hort de la Palma, en Menorca, atados, con magulladuras y después de pasar toda la noche a la intemperie.

Se han realizado análisis a algunas perras que estaban preñadas en el momento del robo que pueden haber visto interrumpido su estado de gestación por los hechos.

Toda la noche buscando a sus perros

Tras recibir la llamada de la Policía Local, que leyó los microchips de varios perros encontrados atados en la madrugada del lunes al martes, el propietario acudió al lugar donde los tiene y vio con estupor que habían desaparecido todos.

Entonces empezó una madrugada frenética buscando al resto de sus perros, que no concluyó hasta las 10:30 de la mañana, cuando una pareja encontró en una zona cercana a los seis perros que faltaban. Estaban atados en una barrera y en un tronco de árbol.

Radicales anticaza

El propietario tiene claro quién o quiénes han sido los autores de los hechos. No tiene pruebas y no acusa a nadie, pero hace dos años fue denunciado por radicales animalistas por presunto maltrato animal contra sus perros. Tuvo que hacer frente a una revisión por parte del Seprona, que se fue de sus instalaciones sin encontrar motivo alguno de maltrato.

Otro caso denunciado por cazadores en la isla

Mismo procedimiento siguieron los integrantes de una protectora en Mahón, en la misma isla. Un cazador denunciaba hace unos días en el juzgado a dos miembros de la Protectora de Animales de Mahón por allanamiento de morada, amenazas y coacciones.

Los dos integrantes de la protectora invadieron la propiedad del cazador, según el denunciante, a pesar de que se les advirtió que habían entrado en una propiedad privada. Ante estos hechos, su respuesta fue intentar amedrentar al propietario a base de coacciones y amenazas.

Amenazan y coaccionan al cazador

Los hechos ocurrieron en el municipio de Sant Climent, pequeño núcleo que se encuentra en el término municipal de Mahón en la Isla de Menorca, cuando dos supuestos integrantes de la Protectora de animales de Mahón el día 5 de diciembre se personaron en la finca del denunciante.

Pretendían, al parecer, comprobar el estado en el que se encontraban diez perros propiedad del cazador, labor que deben de hacer agentes del Seprona y no miembros de ninguna protectora. El propietario, en todo momento, les informó de la ilegalidad que estaban cometiendo al entrar en su propiedad.

Estos respondieron que lo habían hecho al encontrar la cancela abierta y, a pesar de que el cazador les rogó que se marcharan, no lo hicieron hasta pasada más de una hora después de haber amenazado e intentado coaccionar al dueño de los canes. El cazador después de lo sucedido se personó en el juzgado para denunciar lo ocurrido.

Denuncian al denunciante y solicitan la tutela de los perros

Al parecer, la protectora, al recibir la denuncia por parte del cazador por allanamiento, amenazas y coacciones, decidió denunciar al denunciante ante el ayuntamiento. Argumentan las malas condiciones de salubridad en las que se encontraban los perros. Han solicitado que sean decomisados y puestos bajo su tutela.

El Seprona desmiente a la protectora

Los hechos denunciados por la Protectora han sido desmentidos después de haber efectuado una inspección varios agentes del Seprona de la Guardia Civil, que no han apreciado en ningún momento maltrato ni delito.

Solo han incoado un expediente al incumplir el cazador la dimensión reglamentaria de las cadenas que ataban a alguno de los perros, incurriendo en una infracción administrativa de carácter leve.

Modus operandi de algunas protectoras

Este caso es un ejemplo más de la forma de proceder de algunas protectoras que mediante coacciones y amenazas intentan amedrentar a los propietarios de los canes que según su criterio no están recibiendo los cuidados adecuados, curiosamente casi siempre cazadores, para que estos supuestamente y por supuesto de forma amigable y voluntaria le cedan a nombre de la Protectora la titularidad de los perros.

Evidentemente siempre de una manera cordial ya que si no acceden a sus deseos serán denunciados por maltrato animal a las autoridades pertinentes como al parecer han hecho en este caso.

Comparte este artículo
Autor: 
  
2870 0

Publicidad