La FAC consigue que se levante la prohibición de uso de reclamos vivos para caza de acuáticas

Los cazadores andaluces podrán volver a utilizar cimbeles vivos para la caza de aves acuáticas. Fruto del intenso trabajo realizado desde hace más de un año por la Federación Andaluza de Caza, la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, a través de su directora general de Producción Agrícola y Ganadera, publicó el pasado 26 de noviembre una instrucción relativa al uso y autorización de cimbeles para la caza de aves acuáticas en virtud de los programas de vigilancia de gripe aviar.


Una instrucción del 26 de noviembre sienta las bases para el futuro levantamiento definitivo de esta prohibición surgida por la gripe aviar
Esta instrucción, paso previo al levantamiento definitivo y oficial de la prohibición, surge del trabajo liderado, y prácticamente encabezado en solitario, por la FAC desde finales de 2008 y permite que los cazadores sustituyan el reclamo de plástico por reclamos vivos, sometiéndose a una serie de condiciones para la autorización de este tipo de cimbeles. El 27 de julio de 2006, la Junta de Andalucía prohibía, en el artículo 5 de la Orden APA/2442/2006, el uso de pájaros de los órdenes Aseriformes y Charadriiformes como reclamo durante la caza de aves como medida de protección ante la extensión de la gripe aviar. Pese a que esta orden ha sufrido diferentes modificaciones en los años posteriores, la esencia se ha mantenido siendo en este momento cuando se establecen las bases previas para el levantamiento de esta prohibición. A la espera de que en fechas próximas se publique la orden reguladora de esta actividad en Andalucía, según anuncia la propia Consejería de Agricultura en la Instrucción de 26 de Noviembre, ya se han establecido las condiciones previas para la tenencia y uso de reclamos vivos en la caza de aves acuáticas. Éstas recogen la inscripción de las instalaciones como explotaciones especiales dentro del Registro de Explotaciones Ganaderas, el establecimiento de distancias de 500 metros entre las explotaciones avícolas y porcinas, el empleo de 18 ejemplares de reclamo por especie siendo el número total de ejemplares por explotación de 24 o la prohibición de utilizar animales ciegos o mutilados como reclamo, entre otras. Además las aves empleadas como cimbeles deberán identificarse y pasar controles sanitarios. La Federación Andaluza de Caza, a través de su presidente, José María Mancheño, ha expresado su satisfacción por el trabajo realizado, así como el agradecimiento a la Consejería de Agricultura por su colaboración en este tema. Así, Mancheño señala que «estamos muy satisfechos porque este año de intenso trabajo entre la Consejería y la FAC, quien inició en solitario las medidas y peticiones para levantar esta prohibición, ha dado como resultado un importante beneficio para un importante sector de los cazadores a los que representamos».
Comparte este artículo
Autor: 
  
2064 0

Publicidad