Crónicas de caza

Caza un jabalí de ensueño en la segunda espera de toda su vida: 120 kilos de cochino

Pedro Joao, un joven cazador portugués, ha abatido este impresionante jabalí de 120 kilos de peso y una considerable boca el segundo día que realizaba una espera de toda su vida.



Este joven cazador acudió a la zona de Trás-os-Montes e Alto Douro, una región histórica portuguesa situada en el noreste del país, fronteriza con las comunidades autónomas españolas de Galicia y Castilla y León.

Con su escopeta para caza menor

Pedro, que no es aficionado a la caza mayor, observó las huellas de un gran jabalí y se dispuso a hacerle una espera para intentar abatirlo, ya que pensaba que su tamaño debería ser considerable.

Al no tener rifle, llevó para tal fin su arma habitual para la caza menor: una escopeta Winchester SX4 del calibre 12 y balas de la marca Sauvestre.

El primer día que realizó la espera, el gran jabalí no faltó a su cita, pero no logró verlo ya que, tras un inesperado cambio de viento, el animal lo detectó y desapareció. A Pedro este hecho no le hizo desistir y volvió al apostadero la siguiente noche.

Un lance que siempre permanecerá en su memoria

Tras unas largas y tensas horas, lo escuchó en la espesura del monte. Fueron unos interminables minutos que parecieron horas hasta que el macareno decidió entrar en la plaza. Lo abatió de un certero disparo a unos 70 metros de distancia con su escopeta.

Cuando Pedro se dirigió al lugar donde había disparado en la oscuridad de la noche no se imaginaba el tamaño del animal que acababa de abatir limpiamente. Allí yacía un jabalí de 120 kilos y una espectacular boca. Un lance que jamás podrá olvidar.

Comparte este artículo
Autor: 
  
3060 0

Publicidad