Crónicas de caza

Tres años después de verlo, consigue cazar este extraordinario corzo

El cazador vio por primera vez a este extraordinario corzo hace tres años. Ya entonces destacaba por su singular trofeo, pero entonces no pudo asegurar un disparo certero. Pero el destino le ha vuelto a dar una oportunidad frente a este majestuoso animal.


 Impresionante corzo
Impresionante corzo

Diego Serrano es uno de los más experimentados corceros de la zona. Pertenece a un coto social de la provincia de Cuenca en el que cada socio paga 350€ al año. Nos explica que cuentan con diez precintos otorgados, los cuales son sorteados entre los socios, que son entre diez y doce cada año. Esto les posibilita practicar la caza del corzo y prácticamente todos los años a todos ellos.

Hace tres años ya le enamoró

Hace ahora tres años, Diego pudo ver al mismo corzo que ha conseguido abatir. Nos cuenta que entonces ya lucía el espectacular trofeo que tiene hoy en sus manos. Pero el animal no le permitió acometer un lance con garantías y seguridad para efectuar un disparo certero, por lo que el cazador se despidió de tan formidable animal con mal sabor de boca.

Desde entonces no ha dejado de intentar dar de nuevo con este corzo. Tres años de desvelos y de búsqueda incansable, hasta esta temporada, que obtuvo el premio merecido a una constancia inagotable.

Al fin tiene su segunda oportunidad

 Corzo
Corzo

El segundo día de esta temporada, Diego se dirigió a la zona que había estado controlando. Allí había detectado rascaderos. Y lo encontró. Al fin. A 200 metros, en un llanete, estaba aquel corzo, más majestuoso aún de lo que recordaba del único día que pudo disfrutar de él.

Encaró su rifle Tikka y disparó la bala del calibre .270 WSM. EL disparo alcanzó el objetivo fijado, justo en el codillo, y el corzo cayó abatido. Según sus mediciones, el trofeo supera ampliamente la medalla de oro, y es uno de los más grandes con los que cuenta el cazador.

Diego quiere agradecer su apoyo y ayuda a José María, propietario de la Armería Chema y Mirabueno, así como a Moisés.

Comparte este artículo
Autor: 
  
22993 0

Publicidad