Talan un árbol para rescatar un perro de caza que había quedado atrapado en su interior
Videonoticia

Talan un árbol para rescatar un perro de caza que había quedado atrapado en su interior

La desmedida pasión por la caza del can le condenó a una muerte segura. Persiguiendo una ardilla penetró en el tronco y ya fue incapaz de salir por sus propios medios.


Los hechos ocurrieron en Benton, pueblo ubicado en la parroquia de Bossier, en el estado estadounidense de Luisiana. El propietario del perro, tras percatarse de que peligraba la vida del animal, avisó a las autoridades. Fue imposible liberar al can sin cortar el tronco del enorme árbol. Un experimentado maderero se encargó de la difícil tarea de talar el tronco sin herir al perro. Por suerte, el can colaboró en el rescate y no se encontraba en las cercanías del tocón cuando la hoja de la motosierra cortó la madera.

 

Como podemos ver en las imágenes grabadas por el dueño del perro, el can no muestra secuela alguna de su periodo de reclusión en el interior del tronco.

Un perro de caza momificado en el interior de un árbol

Por desgracia, Stuckie, un perro de la raza sabueso, no corrió la misma suerte que el can protagonista de este sorprendente operativo de rescate. Según una antropóloga biológica de la Universidad de Florida Occidental, el can quedó atrapado en el tronco de un roble castaño en los años 60. Cuando una empresa maderera taló el árbol encontró en su interior al sabueso momificado.
Sorprende el estado de conservación en el que fue hallado el cánido. La científica asegura que es debido a que la madera ha funcionado a modo de ataúd gracias a su contenido en tanino. El cuerpo momificado de Stuckie puede visitarse en el museo Southern Forest World de Georgia, en Estados Unidos.

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo

Publicidad