Pollos de perdiz roja escaladores a los que nada les frena
Vídeos de fauna

Pollos de perdiz roja escaladores a los que nada les frena

El instinto de supervivencia de la perdiz roja autóctona está fuertemente desarrollado desde que los perdigones salen del cascarón. Los 15 pollos que forman este bando siguen a su madre por unas empinadas rocas cuando son sorprendidos en un bebedero.


La presión que ejercen los depredadores, tantos alados como terrestres, provoca un alto porcentaje de bajas entre los perdigones. Un estudio realizado por el Departamento de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio y Vivienda del Gobierno de Navarra y el IREC estima que más de la mitad de los pollos de perdiz roja perecen antes de llegar a la edad adulta. Los perdigones son predados por más de 50 especies.

 

Gestión imprescindible para la vida de las especies silvestres

Gracias a la gestión realizada por los integrantes de la Sociedad de Cazadores Sierra de Lújar en las 6.000 hectáreas que gestionan del macizo montañoso, situado en el sur de la provincia de Granada, que le da nombre a la sociedad cuentan con una alta densidad de perdices.

Paco Mario, presidente de la sociedad, con la ayuda de parte de los 150 socios que forman parte del grupo, mantienen los 250 bebederos y comederos llenos de agua y grano durante los meses más calurosos del año. A estos puntos de agua hay que sumar seis balsas de hormigón que han construido los cazadores. Algunos de los bebederos se encuentran en lugares del acotado a los que hay que acceder por caminos con una pendiente superior al 25%.

Los integrantes de la Sociedad Sierra de Lújar aprovechan estas líneas para agradecer al ayuntamiento de Órgiva la cesión de gran parte de los terrenos que gestiona el grupo de cazadores y la colaboración que ofrece en cualquier proyecto realizado por el colectivo cinegético.

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo

Publicidad