Resuelto el misterio del avistamiento de cocodrilos en La Albufera de Valencia
C. Valenciana

Resuelto el misterio del avistamiento de cocodrilos en La Albufera de Valencia

Una prueba piloto llevada a cabo por agricultores locales ha llevado a colocar figuras hinchables con forma de cocodrilo para ahuyentar a las aves que se alimentan del arroz que cultivan.


Ha sido la Unió Llauradora la que ha acabado con las especulaciones iniciadas con la publicación de imágenes de cocodrilos en las aguas del espacio inundado de La Albufera. Y lo han hecho acudiendo al momento crítico del calendario de cultivo del arroz en la zona.

Cocodrilos hinchables que flotan sobre el agua como ‘espantapájaros’

Han pasado solo diez días desde la siembra, asomando ya los tallos verdes por encima de la superficie del agua, lo que se convierte en algo irresistible para muchas especies que esperan este manjar, y cualquier acción de las aves que se alimentan allí podría mermar los resultados de la futura cosecha.

No image

 

Y, por ello, han acudido a una medida llamativa pero lógica. Los depredadores son capaces de mantener alejados a los flamencos, principal preocupación de estos agricultores. Esta especie, junto a otras aves acuáticas y palmípedas, ocasionaron el pasado año pérdidas que se cuantificaron en 400.000 euros. No solo por alimentarse allí, sino por pisotear los cultivos, malográndolos.

@lavanguardia

a Albufera de Valencia, conocida por su rica biodiversidad, se enfrenta a un curioso fenómeno. Desde hace unos días, los campos de arroz están “vigilados” por cocodrilos. Pero no se trata de reptiles reales, sino de versiones hinchables compradas en bazares por unos 15 euros. Los agricultores han recurrido a estos falsos caimanes en un esfuerzo desesperado por proteger sus arrozales de los flamencos, que causan graves daños a las plantaciones. Estos cocodrilos de plástico, amarrados con cuerdas para flotar en el humedal, pretenden actuar como espantapájaros. #Agricultura #Fauna #Natural

♬ original sound - La Vanguardia 🗞

 

El año pasado funcionó

Por ello, la experiencia piloto, que requiere una mínima inversión, se ha llevado a cabo en cuatro puntos de los arrozales de la zona. Algo que no es casual, ya que los representantes de los agricultores levantinos han informado que el pasado año algunos trabajadores de la zona los utilizaron y sus campos no fueron afectados por el hambre del enjambre de flamencos que visita los acuíferos.

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo
Autor: 
  
15085 0

Publicidad