Caza un corzo medallable gracias a la grabación del lance de otro macho
Crónicas de caza

Caza un corzo medallable gracias a la grabación del lance de otro macho

El cazador no sabía de la existencia del ejemplar. Lo localizó tras visualizar las imágenes del abate de un corzo en el ocaso de su vida. Una semana más tarde de la caza del viejo macho logra abatir este espectacular trofeo en el mismo sembrado.


Sergio es un activo defensor de la caza en redes sociales. Ha creado una cuenta de Instagram y un canal de YouTube de nombre Sergiocaza22 para mostrar a aquellos que la desconocen la realidad de la actividad cinegética. Además de compartir sus experiencias en la caza, también muestra en sus medios de difusión vídeos de naturaleza.

No image

Este es el primer corzo cazado en esa siembra.

Abate al corzo medallable en el primer intento

Este formidable ejemplar destaca por su gruesa cuerna, sus descomunales rosetas, sus largas luchaderas y por su impresionante perlado. De seguro que colmaría el sueño de cualquier cazador de corzos. Hace tan solo una semana, el recechista abatió un macho de edad longeva, a tenor de su cuerna, en un cultivo de cereal de un coto social de Cataluña.

No image

Una semana después, Sergio pudo afrontar la caza de este impresionante corzo. A la derecha, fotograma de la secuencia captada por la cámara durante el lance ante el primer corzo.

Al visualizar en casa la grabación del lance, se percató de que en el mismo momento del abate en la siembra había otro ejemplar con un trofeo excepcional. Tuvo que esperar una semana para tratar de abatir al macho. Sus quehaceres laborales se lo impidieron hasta el siguiente domingo. Esa fecha decidió esperar al corzo en el mismo cultivo en el que los había visto siete días antes. Transcurrida solo media hora tras colocarse en el puesto, aparece el animal en el cereal.

No image

Este es el espectacular trofeo del corzo descubierto en la grabación del lance del primero.

Tras asegurarse que era el ejemplar que buscaba, lo derriba a 289 metros con un único disparo de su rifle Tikka T3X Camo Stainless del calibre .270 WSM equipado con un visor Zeiss v6 2'5-15x56 con ASV. A pesar de que Sergio había visto desplomarse al ungulado, se auxilia de su perra sangre, una teckel de pelo duro de nombre Jara, para llegar hasta él.

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo

Publicidad