Cazar y respetar, la ética de la caza y de la montería
Montería

Cazar y respetar, la ética de la caza y de la montería

Con esta publicación, un montero jiennense pretende mostrar al resto de la sociedad lo selectivo de la caza y la ejemplaridad del comportamiento del colectivo cinegético. El cazador ha realizado un recopilatorio de algunas de las reses que ha indultado en la veintena de monterías que ha participado esta temporada. Entre ellas, algún gamo con unas espectaculares palas.


Pedro Martínez es un cazador nacido en Segura de la Sierra, localidad de la provincia de Jaén perteneciente a la comarca de Sierra de Segura. Su modalidad preferida es la caza mayor. Heredó la pasión por la caza de su padre Paciano. El montero, cada vez que abate una pieza, se la dedica a su maestro en la vida y en la caza, a Juanma, uno de los componentes de la colla de cazadores Compañeros de Yermo, y Demetrio el Capitán que perdió la vida a los 31 años en un fatídico accidente.

No image

 

Un gran defensor de la montería española

El cazador, cada vez que sus quehaceres laborales se lo permiten, viaja los kilómetros que sean necesarios para participar en una de las más tradicionales modalidades de caza en España. La montería española es uno de los motores económicos del mundo rural, dado la cantidad de puestos de trabajo que genera la celebración de una de estas jornadas de caza.

 

Esta temporada el cazador ha participado en una veintena de cacerías. Por las posturas que le ha tocado en suerte ha visto pasar muflones, gamos, ciervos y jabalíes. Ha tenido la fortuna de abatir ejemplares de notables trofeos de las 4 especies. Entre las reses cazadas por el montero esta recién finalizada temporada destacan un jabalí colorado con unos impresionantes colmillos y un gamo y un muflón con trofeos medallables.

El cochino fue cazado en una finca abierta situada en Albaladejo, municipio perteneciente a la comarca del Campo de Montiel. En numerosas ocasiones ha levantado el cañón del rifle al paso de gamos, ciervos y jabalíes a pesar de tener la oportunidad de abatirlos.

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo

Publicidad