Un corzo muy territorial mata a cornadas a otro macho
Videonoticia

Un corzo muy territorial mata a cornadas a otro macho

A este joven ejemplar le ha costado bien cara la osadía de invadir el territorio de otro corzo. Ha perecido como consecuencia de dos cornadas, una en la cavidad abdominal y otra en la zona testicular.


Una cámara de foto trampeo nos lleva a presenciar una de las escenas más duras de la vida animal: la lucha a muerte territorial de machos de cérvido. Este dispositivo, colocado en un lugar estratégico, capta el momento en el que el ejemplar dominante persigue al animal de menor edad. Horas después de realizarse la grabación, encuentra al corzo sin vida en un lugar próximo al árbol en el que está colocada la cámara.

No image

El ejemplar más grande y de más edad, tras cornear al joven congénere.

La marcada territorialidad de los corzos

Nuestro colaborador habitual, José Fernández González, becadero, rehalero y recechista gallego, es la persona que nos ha informado de su encuentro en un coto orensano. Halló al corzo sin vida mientras estaba tratando de abatir al macho que lo perseguía. El animal que ha corneado al joven ungulado lleva varios años en el territorio. Según detalla el cazador, antes de este hallazgo ya había visto corzos compitiendo por el terreno, pero no había podido inmortalizar ningún combate.

Dos corzos pelean salvajemente intentando apuñalar con sus cuernas a su oponente

No image

Heridas que presentaba el corzo muerto. A la derecha, imagen del corzo dominante de la zona.

Enfrentamientos que rara vez acaban con la muerte de alguno de los contrincantes

En el caso del animal hallado muerto, a tenor del lugar en el que se encuentran las heridas que le costaron la vida, fue corneado mientras huía. Un trabajo realizado por Hoem y colaboradores en Noruega, titulado Fighting behaviour in territorial male roe deer Capreolus capreolus: the effects of antler size and residence, asegura, tras la observación de 139 peleas que, "la mayoría de las interacciones terminaron con niveles bajos de escalada y el contacto físico ocurrió solo en peleas entre dos machos territoriales".

Así encontró el cazador al corzo ya muerto.

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo

Publicidad