Trituradoras agrícolas y la muerte de decenas de animales al eliminar la cubierta vegetal que crecía entre los olivos
Sevilla

Trituradoras agrícolas y la muerte de decenas de animales al eliminar la cubierta vegetal que crecía entre los olivos

Gazapos, lebratos y perdigones son víctimas de las cuchillas de las trituradoras que se utilizan para realizar estas labores agrícolas. Estas imágenes han sido captadas en la campiña sevillana.


Este tipo de tareas agrícolas en época de cría, junto a la recolección temprana del cereal, en la provincia de Cádiz una importante parte de estas siembras ya no se encontraba en pie a mediados de abril, y el uso de determinados pesticidas está acabando con la vida de decenas de animales silvestres y nidos. Club de Caza lleva denunciando lo sucedido desde el año 2020.

No image

 

Nidos destruidos de diferentes especies

Los cazadores que nos han enviado estas terribles imágenes aseguran que no son sólo las especies cinegéticas las perjudicadas por el uso de las trituradoras agrícolas, este tipo de máquinas sirve para triturar la leña, hierba, restos de poda, tallos, arbustos y sarmientos, también lo son especies protegidas. En el caso de la caza menor, los animales jóvenes, como gazapos, lebratos o perdigones, son los que son muertos en la mayoría de las ocasiones por las cuchillas de las trituradoras.

Perdices que pierden el nido por las cosechas pero vuelven a intentarlo

No image

 

También es frecuente ver destripadas o decapitadas hembras de perdiz roja que prefieren morir antes de abandonar el nido. Según los cazadores que nos han informado de lo sucedido, a los que preferimos mantener en el anonimato al tratarse de trabajadores agrícolas, estas masacres se producen cada vez que se les encomienda la labor de triturar en este tiempo la cubierta vegetal que se encuentra entre las calles de olivos y almendros.

No image

 

Aseguran que van pendientes de la hierba para evitar la muerte de los animales que se ocultan en ella, pero dada la altura y la espesura de esta en gran parte de los casos la fatalidad inevitable.

Nos envían imágenes portando perdigones y lebratos en sus manos para colocarlos en lugar seguro. El nido tenía 10 huevos, la máquina partió 4. Los que salvaron los ubicaron en otro lugar.

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo
Autor: 
  
1591 0

Publicidad