Encuentra un corzo enfermo que apenas puede moverse
En vídeo

Encuentra un corzo enfermo que apenas puede moverse

El animal está tendido en un prado de hierba y es incapaz de levantarse y sostenerse sobre sus patas.


Brucelosis, tuberculosis, agalaxia contagiosa, toxoplasma, sarcocystis, nematodos gastrointestinales… Son muchas las enfermedades que afectan al menor de nuestros cérvidos. Además, el corzo puede padecer infestaciones por ectoparásitos como Cephenemyia y otros tipos de miasis. A todo esto hay que sumar la recientemente extendida enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE), una afección de tipo vírico que, además de al ciervo y a animales domésticos como la oveja, la cabra o la vaca, puede atacar la salud de los corzos.

Animales delgados, débiles y mortinatos

Los síntomas de la EHE pueden ser muy distintos en relación al animal al que afecte. Los hay que incluso se muestran asintomáticos o presentan signos muy leves, pero lo más normal es que los síntomas clínicos mermen considerablemente su salud. Fiebre, debilidad, inapetencia, pérdida del instinto de huida… También pueden adelgazar y desarrollar lesiones congestivas rojizas en la boca y la nariz, lengua azulada, abortos y animales mortinatos. Muchos de estos síntomas podrían atribuirse, de manera apresurada, al corzo que vemos en las siguientes imágenes.

@guillaumepaquet31

 

♬ son original - smallville

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo

Publicidad