Un lance in extremis a un jabalí y la valentía de un Parson Russell Terrier
En vídeo

Un lance in extremis a un jabalí y la valentía de un Parson Russell Terrier

Un joven ataja y da caza a un jabalí que estaba a punto de huir. No te pierdas como se abalanza sobre el suido su perro de raza Parson Russell Terrier.


Sergi, @hunters_lavall en Instagram, es un apasionado de la caza, la pesca y todo lo relacionado con la naturaleza. Nacido en una típica Masía catalana y de familia agricultora, lleva toda la vida vinculado al campo y a sus actividades que, afirma, son las que más le llenan. El jabalí es su especie preferida y cazarlo en batida con sus perros, su gran pasión.

Su forma de cazar

El pasado jueves, su cuadrilla fue invitada al coto vecino para batir una zona que llevaba más de un año sin montearse. Un cazadero de montaña, rodeado de valles, que linda con el Prepirineo: un escenario prometedor. Sergi y su compañero Arnau llevaron tres perros adultos y un cachorro en los que depositaron toda su confianza para encontrar y levantar los jabalíes. Cuenta nuestro protagonista, que en la modalidad que ellos practican o los perros sacan los jabalíes a las posturas o se los abate cuando los canes llaman a parado.

Ladrando a parado

Al poco tiempo de entrar al monte los perros empezaron a encontrar rastros. Gracias a Patufa, la grifona de Arnau, los cazadores supieron que los jabalíes andaban cerca, pero fue Broc, el Parson Russell Terrier, quien dio con la ubicación exacta del encame. Comenzó a latir “a parado”, pero el jabalí, no estaba por la labor de salir de su escondite. No fue hasta que llegaron el resto de los canes cuando decidió abandonarlo.

A la carrera y de dos disparos

El macho, negro como un tizón y de unos 60 kilos de peso, salió corriendo provocando un estruendo en el duro matorral. El ruido sirvió a Sergi para orientar la huida del suido e ir siguiéndola. Echó a correr y logró llegar al mismo tiempo que el jabalí a un claro. Claro que el cazador aprovechó para jugar el lance: en cuestión de segundos, frenó en seco, encaró el arma y disparó. Pese a haber acusado el primer disparo, hizo falta un segundo para tumbarlo.

 

La valentía de Broc

Cuando los perros llegaron y con el jabalí en los últimos estertores, Broc se abalanzó sobre él. El suido reaccionó lanzando al terrier por los aires, pero esto no disuadió al can que se aferró de nuevo al suido, como si de un perro de presa se tratara. Sin duda el instinto y valentía de este perro le dará grandes momentos a su dueño.

“Lo quiero mucho” —afirma Sergi.

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo

Publicidad