Fundación Artemisan pide a Teresa Ribera que retire al lobo del LESPRE tras la propuesta de la Comisión Europea

Fundación Artemisan pide a Teresa Ribera que retire al lobo del LESPRE tras la propuesta de la Comisión Europea

Fundación Artemisan solicita a la Ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, la retirada del lobo del Listado de Especies en Régimen de Protección Especial (LESPRE), en respuesta a la propuesta de la Comisión Europea que aboga por recuperar el control debido al incremento de la población de lobos en Europa y al enorme impacto está teniendo en la cabaña ganadera y en la fauna silvestre.


En una carta remitida a la ministra, la Fundación recuerda que los últimos datos científicos confirman un aumento de la población el 26 % en los últimos años, concretamente desde la realización del último censo nacional, entre los años 2012 y 2014, y que actualmente se puede hablar de la presencia de unas 400 manadas compartidas entre comunidades autónomas y unas 380 exclusivas, lo que supone una población de unos 2.800 ejemplares en nuestro país.

Control de las poblaciones

En este sentido, solicita que España se sume a la propuesta de la Comisión Europea por el necesario control de las poblaciones de lobos, con el objetivo de conseguir el deseado equilibrio entre presas y depredadores, algo en lo que España había sido un claro ejemplo hasta la decisión de incluir la especie en el LESPRE.

Además, según el informe realizado por Fundación Artemisan, el aumento de presencia de la especie contrasta con la pérdida de cerca de medio millón de cabezas de ganado extensivo en las cuatro principales regiones loberas durante el mismo periodo, lo que representa el 18,9 % del total, con daños por lobos en todas estas comunidades, lo que conlleva emplear importantes cantidades económicas por compensación de daños y medidas preventivas.

Más de 8.000 ataques anuales del lobo a ganado extensivo

Y es que, según los datos obtenidos de las distintas comunidades autónomas, se producen más de 8.000 ataques anuales a ganado extensivo, unos 22 ataques diarios, con 10.000 cabezas predadas, 27 al día, lo que supone un gasto anual de 3,5 millones de euros en compensación de daños y más de 4 millones de euros en medidas preventivas.

Por todo ello, Artemisan solicita la retirada de la especie del LESPRE en línea con la propuesta de la Comisión Europea, e insta a iniciar cuanto antes las conversaciones con todos los sectores implicados para establecer métodos adecuados de control, ya que hasta el año 2021 la caza de la especie era legal encima del río Duero y este eficaz sistema de control, que reduce daños y aporta valor a la especie, fue, en gran parte, responsable del aumento y recuperación del lobo en España.

Igualar el estatus de la especie en el sur del Duero al del norte

De hecho, la entidad apuesta por iniciar los trámites con la Comisión Europea para igualar el estatus de la especie en el sur del Duero al del norte, al tratarse de la misma población, con el objetivo de que se pueda llevar a cabo una correcta gestión de la especie que permita su conservación, pero también su control y reducir los daños que produce.

En este sentido, recuerda que Fundación Artemisan, al igual que todo el sector cinegético, apuesta decididamente por la conservación del lobo y de todas las especies cinegéticas no cinegéticas, pero siempre mediante una adecuada gestión poblacional realizada por quienes más conocen el campo y la naturaleza, los cazadores.

Comparte este artículo
Autor: 
  
418 0

Publicidad