Perros especialistas en la caza de altura
En vídeo

Perros especialistas en la caza de altura

Los podencos andaluces y los perros de muestra de dos cazadores sevillanos han aprendido que en numerosas ocasiones los conejos se refugian en las copas de los árboles. Te mostramos cómo estos canes trepan por los troncos de los olivos para obligar a los lagomorfos a abandonar su ocultación.


La carencia de vegetación en los olivares obliga a los conejos a esconderse en las oquedades de los árboles. El hecho de que los olivos centenarios tengan los troncos huecos les permite, si es necesario, acceder a las ramas más altas. Su habilidad para trepar evita que sean atacados por depredadores terrestres.

 

El instinto de supervivencia de los conejos les lleva a buscar refugio en las copas de los olivos

Juan y Gerardo son dos cazadores de la provincia de Sevilla que habitualmente cazan en los olivares. Este escenario es ideal para la caza del conejo dada la abundancia de estos. Sus perros de caza, perros de muestra y podencos, se han especializado en la caza en estos terrenos. Tanto Baco de los Majadales y Greco del Cancho de los Brezos como los podencos andaluces de Gerardo, Fauna, Tango, Milagro, Nelo y Ojeras, son capaces de trepar a la copa de los olivos para desalojar a los conejos.

 

En uno de los lances grabado por el podenquero podemos ver como un lagomorfo salta de las ramas más altas para escapar de los perros. Su agilidad no evita que Gerardo lo abata de un certero disparo.

 


No te lo pierdas

Comparte este artículo

Publicidad